Inconvenientes de la democracia

De [los chavistas] se encargará el ejército.

Carlos Fernández (presidente de Fedecámaras).

No está cómoda la oposición. No soporta la democracia, elecciones si no las ganan, encuestas, Asamblea Nacional salvo para sabotearla y llevarle cochinos. Apenas cogen el poder, como el 12 de abril de 2002, abrogan todos los poderes democráticos y proceden a todo terrorismo de Estado, secuestro de personas («hay que someterlo por la fuerza y arrestarlo»), persecuciones, asesinatos, anuncio de violaciones de mujeres de diplomáticos, listas públicas de perseguidos, instigación a denunciar chavistas por televisión, transmisión de las cacerías («¿dónde está Bernal?», preguntaba el diario TalCual). El catálogo de atropellos es largo, sin contar la agresión de blindados a la multitud chavista de los alrededores del palacio presidencial de Miraflores el 11 de abril de 2002. Y sin contar la emboscada de los francotiradores capturados y significativamente liberados por los golpistas en su Día de Gloria del 12 de abril. No sé por qué Manuel Rosales anda anunciando programa de gobierno si él firmó y divulgó el verdadero ese Día de Apoteosis. Su programa de gobierno es el Acta de Carmona.

Han erigido a Hugo Chávez como Mal Absoluto, ante quien todos los demás males son insignificantes, devastación del país en el sabotaje patronal de diciembre de 2002 y enero de 2003. Guarimbas (focos de violencia callejera), paramilitares, exterminio de dirigentes rurales, atentados, bombas, exaltación de cuanto crápula de la IV República esté disponible, todo vale para abolir el Mal Absoluto.

Es un problema ganar elecciones, porque hay que respetar derechos o simularlo, lo cual es un grave trastorno porque en cualquier momento se descubren cosas, como el asedio a la Embajada de Cuba el Día de la Ovación. En cambio en un clima tipo Augusto Pinochet o Jorge Rafael Videla es comodísimo meter a miles en un estadio y desaparecer a decenas de miles en poco tiempo. En Venezuela sería necesaria una Operación Yakarta, en ofrenda al millón de comunistas asesinados en Indonesia en 1966, luego del derrocamiento de Ahmet Sukarno. Habría que matar unos cientos de miles en una sola sentada, dirigentes, gente destacada, cualquier sospechoso, gente no comprometida solo por intimidar a todos. Eso no lo puede hacer fácilmente un gobierno elegido popularmente porque tiene que andar dando explicaciones cuando decida reprimir como reprimieron luego del Caracazo, que aún andan balbuciendo aclaraciones sobre aquella matanza.

Por eso no quieren elecciones sino un bonito golpe de Estado. Imagínate un gobierno de Manuel Rosales contigo como oposición. ¿Cómo proceder a repartirse el botín delante de la gente? Porque ahora vienen con más descaro que en la IV República. Porque los nuevos partidos no tienen pudores, Primero Justicia, Nuevo Tiempo, Súmate, etc., son torpes en materia de hipocresía. Imagina no más cuando partan las primeras tropas venezolanas para Iraq. O Irán.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4626 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a26955.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO