La Lochitas Lilian Tintori y mi barranco

No son muchos los venezolanos y venezolanas que pueden darse el lujo que se ha estado dado Lilian Tintori en revolución durante el 2016 y lo que va del 2017. Ni el pelucón mayor, tiene la facilidad de viajar por el mundo como lo ha hecho ella con todos sus gastos cubridos, como en una ocasión dijo, la que Luis Piñerúa Ordaz calificó como la barragana mayor de los adecos.

Leopoldo López ha sido una especie de franquicia para Lilian Tintori. Es como una especie de banco central que le produce muchos billetes. Dicen y no me costa, que "invirtió" más o menos 300 mil dólares para posar al lado del sheriff actual y tomarse una foto .300.000 mil dólares, son una pocas lochitas como de unos 3 mil millones de bolívares. Lilian Tintori, supuestamente invirtió es modesta cantidad de lochitas para tomarse una foto y darle duro a Julio Borges, Ramos Allup y demás especies. No hay otra explicación a este antojo tan modesto de esta señora.

Resulta que el 30A; el CICPC logro incautarle a Lilian Tintori la modestísima suma de 200 millones de bolívares, que servirían para pagar gastos de hospitalización de una abuelita.

Este hallazgo permite destacar varias cosas. Una, es la manera tan vulgar como la señora Tintori derramó su glamour con esas lonchitas en unos cajones, Menos mal que no lo llevaba en unos tinajones o mapires, que era como la gente antes, guardaba su dinero en isla de Margarita. Le faltó asesoría con Cynthia Machado Zuloaga la que anda con Roberto Malaver, quien le hubiese sugerido llevarlo en varias carteras de la marca Hermes y de la línea Birkin, cuyo costo está por sobre los 120.000 dólares.

Los funcionarios del CICPC al ver esa cantidad de carteras con cuero de cocodrilo e incrustaciones de 10 quilates, no le hubiese prestado mucha atención, porque por su naturaleza y por lógica también, se tiene la idea, que una dama con tanto glamour, tenga muchas carteras de buenas marcas para cargar sus billetes, pero no en cajas tablas.

En un mundo dominado por el dinero plástico, las tarjetas doradas, amarillas y plateadas; la empresaria Lilian Tintori cargaba en unos cajones nada más y nada menos que unas muy pocas lochitas, que sumaban 200 millones de bolívares.

El otro asunto, que resalta de esta incautación, es el privilegio que se gasta Lilian Tintori en una revolución que combate férreamente. A los viejitos y viejitas se le niega en los Bancos Públicos y privados su dinero que no pase de unos 90 mil bolívares quincenales. Para tener derecho a su dinero, los viejitos y viejitas deben dar unas cuatro vueltas con sus respectivas colas por las entidades bancarias. Lilian Tintori, puede sacar en revolución, la modesta suma de 200 millones de bolívares.

Yo para medio llevar la pobreza en la que vengo paulatina pero muy seguro cayendo, debo hacer milagros para sacar 10 mil bolívares en un cajero y Lilian Tintori los saca por cajas y nuevecitos. A mí me dan paquetes de 10 bolívares y Lilian Tintori de los grandes.

El otro pequeño detalle que debe destacarse de esta incautación son las cajas de billetes. Las lochitas de Tintori estaban en unas cajas, que son las utilizadas para traer los nuevos billetes. O sea, Lilian Tintori no hizo colas para sacar estas lochitas, lo cual plantea varias cosas. Está cerca o muy cerca de los que distribuyen los nuevos billetes del nuevo cono monetario y eso implica, otro de privilegio al que Lilian Tintori tiene derecho en esta revolución que tanto combate y desea derrumbar.

También puede suceder, que Lilian Tintori para financiar la hospitalización de su abuelita y las guarimbas pasadas, contó con el concurso de funcionarios públicos que son los responsables de distribución de estos billetes. Lo cierto es, que Lilian Tintori no hace cola y esto es otro privilegio. Pocos venezolanos y venezolanas tienen esta posibilidad

¿Cuántos venezolanos y venezolanas de la clase media tienen un carrito? Lilian Tintori, según la nota periodística, llevaba sus lochitas en unos de sus carros. O sea, Lilian Tintori que sufre esta dictadura tiene de todo y nosotros, cada vez más, cayendo en el barranco de la pobreza.

Me la imagino siendo primera dama. En vez de una camionetota, los montones de billetes andarían en Caracas en gandolas. Colas de gandolas para cubrir gastos en los abastos chinos y en supermercados.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3010 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a251633.htmlCd0NV CAC = Y co = US