A los partidos de la MUD deben prohibirles ir a elecciones

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) es una coalición de partidos políticos de la oposición creada en el 2008, mediante el Acuerdo de Unidad Nacional suscrita por Acción Democrática (AD), COPEI, Bandera Roja (BR), Primero Justicia (PJ), Proyecto Venezuela (PV), Un Nuevo Tiempo (UNT), La Causa Radical (LCR), Alianza Bravo Pueblo (ABP), Movimiento al Socialismo (MAS) y Vanguardia Popular. Posteriormente, en el 2009 se suma Voluntad Popular y en el 2012 Avanzada Progresista (AP); mientras que en el 2013 se desincorporan el MAS y Vanguardia Popular, y en el 2014 se retira BR. Veamos las últimas tropelías de la MUD:

En octubre del año pasado, los tribunales penales de cinco estados dictaron medidas cautelares para suspender el proceso de recolección de firmas para el referendo revocatorio presidencial convocado por la MUD; al haber detectado fraude en la fase previa de firmas que debían sumar el 1 % del registro electoral. Ese mismo mes el Poder Electoral toma la decisión de extender tal suspensión a todo el territorio nacional y el Poder Judicial prohíbe la salida del país a Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD y siete de sus líderes: Henrique Capriles, Ramón Medina, José Cartaya, Oscar Barreto, Ricardo Sucre, Luis Aparicio y Arnoldo Gabaldón.

En abril pasado, la MUD comienza de nuevo con las guarimbas como en el 2014, produciendo numerosos y variados delitos; para tres meses después convocar una consulta nacional el 16 de julio, con tres preguntas:

  1. Rechaza Usted y desconoce la realización de una Asamblea Nacional Constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano.

  2. Solicitaría Usted a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional.

  3. Aprueba Usted proceder a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo con lo establecido en la Constitución, así como la realización de elecciones y la conformación de un nuevo gobierno de unidad nacional.

Con lo cual, la MUD primero, insta a desconocer el artículo 348 de la Constitución donde el Presidente de la República en Consejo de Ministros, tiene la iniciativa de convocar a la Asamblea Nacional Constituyente; segundo, exhorta a la FANB a desconocer los dictámenes del Tribual Supremo de Justicia (TSJ) sobre el desacato continuado que incurre la Asamblea Nacional (AN); y tercero, promueve la manida existencia de un Estado fallido en Venezuela y una salida electoral extemporánea para conformar un supuesto "gobierno de unidad nacional".

Una consulta de la MUD que no se apoyó en el Consejo Nacional Electoral (CNE), única instancia valida y confiable en nuestro país para realizar comicios de carácter nacional; siendo un proceso que evidenció su terrible vulnerabilidad al divulgarse numerosos videos donde varios ciudadanos ejercieron el voto múltiple. Para colmo de males, la cifra de más de siete millones y medio de votos consultados, no se la creen ni ellos mismos.

Así la MUD, después de cuatro meses de terrorismo con más de cien muertos en las calles, convoca a la "hora cero", a dos "paros cívicos nacionales", a la juramentación de 33 magistrados por parte de la AN; y se pronuncia en un pequeño teatro de Chacaíto mediante "acuerdo de gobernabilidad" para deponer al presidente Maduro, en los siguientes términos: "Logrado el cambio y superado el actual régimen, el liderazgo democrático asume el compromiso de asegurar la gobernabilidad mediante la conformación de un gobierno de unión y reconducción nacional amplio", enfatizó Henry Ramos Allup en nombre de la MUD.

En fin, un conjunto de partidos terroristas de la oposición, reunidos en la funesta MUD, que viene por años intentando derrocar al gobierno nacional a través de la violencia y el terrorismo; para ahora venir a inscribirse esos miserables partidos en la vendiera contienda electoral de gobernadores; lo cual a mi entender es totalmente inaceptable. En todo caso, la última palabra la tienen el TSJ, el CNE o la propia Asamblea Nacional Constituyente; sancionándolos con la prohibición de acudir a estas elecciones regionales por su permanente conducta antiética, sus continuos fraudes, su instigación a delinquir y persistente fascismo, ocasionando muerte y destrucción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 650 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a251081.htmlCd0NV CAC = Y co = US