Los golpes de Maduro

Del gobierno de Nicolás Maduro se pueden decir muchas cosas buenas y otras cuantas malas; lo innegable es que ha sido un gobierno no reconocido, sometido a lapsos, irresponsable por abandonar el cargo y golpista, sobretodo golpista. Arrancó siendo Maduro un presidente no reconocido por la oposición. El desconocimiento lo comenzó Enrique Capriles, quien al desconocerlo llamó a sus seguidores a descargar su arrechera en las calles. Capriles anunció que iría a instancias internacionales a demostrar que él había ganado las elecciones. Nunca lo hizo, luego de unos cuantos muertos se le pasó la arrechera y terminó aceptando que Maduro era el Presidente.

El compa Maduro no tenía un año en el gobierno, cuando a Leopoldo López se le ocurrió desconocer la autoridad presidencial y planteó “la salida”. Otros cuantos muertos en la calle, Leopoldo terminó la aventura encanado y Maduro siguió en Miraflores. Lo único que nació fue una heroína de presencia internacional, más arrecha que Luisa cáceres de Arismendi y Josefa Camejo juntas: Liliam Tintori. Ah, con la ventaja de reunir el perfil para portadas de revistas.

Vino la estruendosa derrota del chavismo en las elecciones parlamentarias; un resultado que le dijo a nuestra dirigencia que estaba orinando fuera del perol. El día de la juramentación de la nueva directiva de la Asamblea Nacional, echa histórica, el recién juramentado como Presidente del parlamento, Ramos Allup, sentenció que Maduro duraría seis meses en el gobierno.

A partir de allí el Presidente Maduro, según la voz y los anuncios de Julio Borges, se transformó en un incansable golpista. Si el TSJ, basado en elementos jurídicos, dictamina que unos parlamentarios no han sido electos legalmente, por lo tanto, no pueden asumir sus curules, Borges, muy serio y con cara de hombre arrecho, denuncia que se trata de un Golpe de Estado de Nicolás Maduro. Luego del anuncio, las acostumbradas guarimbas, los muertos y heridos, todo sigue igual. El Presidente golpista nada cambia, a pesar de convertirse en un dictador (se supone que los dictadores hacen algo escandaloso para mostrar su condición de dictadores).

Un tiempo después, a Borges, muy ocurrente él, anuncia que el Presidente, el mismo del Golpe, abandonó el cargo y ya no es ni Presidente electo ni golpista en el mando, ni dictador, ni un carajo. Algunos crédulos como quien escribe, esperamos que Borges nos explicara por qué un hombre que da un golpe en tan poco tiempo abandona el cargo. Llegamos a pensar que Maduro era un mamadorcito de gallo. Creo que sólo Evans se tomó la vaina en serio.

Pronto Borges, el mismo Julio, nos anuncia que el Presidente que dejó el cargo daba otro golpe, que en este caso no era auto-golpe porque Maduro no era Presidente. (Por cierto, Evans no nos aclaró, pese a ser la izquierda erudita. Eso sí, definió que la decisión era una traición al legado de Chávez). En este caso, Borges aseguró que el Golpe de Maduro era el más grave que se había dado en el país, por ser tan violatorio de las leyes. En este cao, el golpe madurista fue por decisión del TSJ respecto a la Asamblea Nacional. En pocas horas, el TSJ reculó, eliminó o modificó su dictamen. Borges insistió que a pesar del recule en el Golpe, era de todos modos un Golpe. Evans siguió insistiendo que Maduro es el maluco y un traidor al legado de Chávez.

El 01 de mayo reciente, antier mismo, el Presidente Maduro anunció la Convocatoria a una Asamblea Constituyente. Todavía Maduro no había terminado de hacer el anuncio, Borges, a quien ya le tenemos tanta confianza que podemos llamarle el cámara Borges Andrés, denunció que tal convocatoria era un Golpe de Estado. Raudo extrajo de su faltriquera un golpimetro, lo vio, y dijo con voz de hombre que era el Golpe de Estado más grave de la historia del país. Evans, de inmediato, dijo que la constituyente traiciona el legado del Comandante Eterno.

A todas estas a Maduro le preocupa que tipo de Golpe de Estado le toca dar la próxima vez para mejorar la marca según el golpimetro del camarada Julio Andrés. Evans busca en el legado de Chávez qué traicionará Maduro la próxima vez.

Los muertos siguen. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1075 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a245494.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO