Teodoro y Chávez: breve aproximación de un análisis comparativo

Teodoro tiene 73 años de edad y 53 en la actividad política. Comenzó como un comunista radical, combatió la dictadura perezjimenista, fue comandante guerrillero, luego comunista del partido, socialista, socialista “light”, centroizquierdista, dividió al Partido Comunista, creó al MAS, se salió del MAS y luego fue ministro de Rafael Caldera( hombre de la derecha social cristiana), aplicó políticas neoliberales y hoy Teodoro es un hombre de la derecha, que se dice de la izquierda moderna. En ese lapso fue profesor de economía en la UCV, de la cual se jubiló extrañamente pues dicen que apenas dio dos años de clase. Se desconocen sus trabajos de ascenso y la categoría a la que llegó.

Chávez tiene 51 años de edad y 12 en la actividad política pública. Comenzó en ésta como un militar nacionalista bolivariano, creó un partido político de masas, el MVR, del cual aún es presidente, fue inicialmente abstencionista, luego participó en el proceso electoral de 1998, primero era de centroizquierda, luego socialista “light” y ahora es un socialista radical. En ese lapso ascendió en las escalas militares con honores y llegó hasta teniente coronel, por haber incursionado en la rebelión del 4 de febrero. Realizó una maestría en Ciencias Políticas en la USB, de la cual le faltó la tesis por ídem (4-f).

Teodoro fracasó militarmente. Como guerrillero durante la lucha armada, no tuvo ningún éxito. Políticamente ha tenido múltiples fracasos, ya que en todas las elecciones en las que ha participado también ha fracasado, tanto como candidato presidencial, como jefe de campaña y hasta como candidato a alcalde de Caracas, cuando llegó en cuarto lugar. Su partido, el MAS sólo pudo lograr el 6% histórico (al decir de Cabrujas) cuando él lo dirigió hasta que renunció a su partido. Hoy éste es otro partido de derecha que conserva el nombre de socialista (sólo el nombre).

Chávez fracasó militarmente en la rebelión del 4 de febrero, pero políticamente, ha sido muy exitoso. Estuvo preso, salió en libertad en 1994, recorrió el país de casa en casa, de rancho en rancho, de pueblo en pueblo, de barrio en barrio, construyendo un movimiento político, el MVR, 4 años después en 1998 participa como candidato en las elecciones de 1998 y gana con el 56% de los votos a una alianza de todos los partidos de la derecha en su contra, luego gana las elecciones en el referéndum para la constituyente, las de los candidatos a la constituyente, las de la aprobación a la nueva Constitución, las de la relegitimación, las de alcaldes y gobernadores, las del referéndum revocatorio, de nuevo las de alcaldes y gobernadores, las de la asamblea nacional (9 elecciones consecutivas ganadas) y aún hoy, luego de siete años en el gobierno, mantiene un 70% de popularidad y un 56% en la intención de voto. Es decir, un fenómeno político desde el punto de vista del éxito.

Teodoro ha escrito y publicado seis libros de análisis político. Importantes casi todos, panfletarios algunos.

Chávez no ha publicado ni escrito ninguno, pero sobre él se han escrito y publicado 132 libros y se han realizado cientos de investigaciones acerca de sus propuestas, trayectoria y/o actividades.

Teodoro tiene un discurso florido, fuerte, autoritario, directo, pero no ha logrado conexión emocional con el pueblo, con las masas, sólo con grupos de intelectuales y académicos universitarios.
Chávez tiene un discurso florido, fuerte, popular, directo que ha logrado una enrome conexión emocional con las masas, con la gente de los barrios, de los campos, que se ha mostrado dispuesta hasta a dar la vida por el comandante, como le llaman.

Como gobernante, Teodoro aplicó políticas neoliberales, negoció con el FMI, apoyó la apertura petrolera, impidió los incrementos salariales, mantuvo una política de enfrentamiento contra los trabajadores, la cual coronó con el pacto de la tripartita (CTV, FEDECAMARAS, gobierno) que eliminó la retroactividad de las prestaciones sociales, durante el gobierno de Caldera en el que él estuvo, la inflación llegó a estar en 103%, las tasas de interés en 70%, se violaron las cuotas de la OPEP, lo que llevó el precio del petróleo a 7 dólares por barril, es decir, una política económica desastrosa que elevó los niveles de empobrecimiento y desempleo de la población venezolana y que intentó ser atenuada con programas sociales asistencialistas (los mismos de CAP, pero llamados agenda Venezuela) para paliar los efectos de dichas medidas.

Como gobernante, Chávez ha aplicado una política económica contracorriente en un mundo globalizado y neoliberal. Chávez enfrentó al FMI, aplica políticas antineoliberales, de fuerte intervención del Estado, eliminó la apertura petrolera, todos los años ha incrementado el sueldo mínimo (incluso en 2002 y 2003 cuando la crisis socioceconómica y política generada por el golpe de Estado, los paros empresariales y el sabotaje a la industria petrolera). Respetó las cuotas de la OPEP, hizo giras para fortalecer la Organización, lo cual generó un incremento de los precios del petróleo, que hoy están en 60 dólares por barril (también hay que aclarar que la demanda mundial ha aumentado, pero la disciplina en la OPEP se ha mantenido), ha mantenido una política de enfrentamiento no contra trabajadores y empresarios, sino contra las cúpulas dirigenciales de los mismos como la CTV y FEDECAMARAS que pretendían mantener privilegios cuartorrepublicanos. La política económica y social ha reducido los niveles de pobreza, de desempleo y los programas sociales son de formación, educación y capacitación para que las personas, las comunidades, las organizaciones populares tengan ahora participación directa y protagónica en la gestión de proyectos sociales comunitarios, todo ello expresado en el impulso del cooperativismo, núcleos de desarrollo endógeno, empresas cogestionarias y de producción social, consejos comunales, etc.

Como seres humanos al fin, ambos han cometido infinidad de errores. La diferencia es que Chávez los ha reconocido, ha pedido perdón, ha rectificado, pero ha mantenido los principios de la lucha a favor del pueblo, lo que lo ha llevado a mantener conflictos permanentes con los privilegiados de siempre. Teodoro sólo ha reconocido haberse equivocado en la lucha armada, todos los demás los ha justificado, o evadido. Aparte de que los principios de la lucha a favor del pueblo, los ha cambiado por una “sociedad civil”, un empresariado, una dirigencia sindical y unos medios de manipulación, que AHORA LE APLAUDEN CUANDO ANTES LO DESPRECIABAN.

Teodoro hoy tiene 3% de aceptación como candidato presidencial.
Chávez hoy tiene 56% d aceptación como candidato presidencial.
..... Y como diría Walter Martínez, esto está en pleno desarrollo.......

cecilperez@ucla.edu.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2637 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: