¿Hasta cuando nos calamos las mentiras de Lorenzo Mendoza?

Lorenzo Mendoza uno de los seres más ricos del planeta plantea una receta maravillosa y según el única para salvar la economía nacional, traducida en inyectarle dólares a su cuenta pues Polar somos todos y si Polar muere la patria morirá con ella.

Industrias Polar es una estructura gigantesca que nació y vive de los reales de la Republica. Desde tiempos de Pérez Jiménez los Mendoza se incrustaron al bolsillo del estado para construir el imperio industrial más grande de Venezuela y garantizarle al gobierno que el pueblo tendría el corazón contento; sin embargo no tardaron los Mendoza en asociarse con Rómulo Betancourt, el padre del pacto de Nueva York que luego se transformó en el de Punto Fijo, para asegurarle a este que si les dejaban abierta la bóveda del Banco Central, al derrocar a Pérez Jiménez, ellos seguirían poniendo el PAN mientras los políticos mantendrían el circo funcionando.

Esa fue la época cuando éramos felices pero no lo sabíamos, los empresarios Mendoza desde su imperio lanzaban sus migajas a los hambrientos y el gobierno se encargaba de las bombas lacrimógenas y de disparar primero y preguntar después.

Años atrás el ing. Luis Caballero Mejías, lograba la liberación de las mujeres de los pueblos y campos al quitarles la carga de hacer el PAN diario de cada día mandando al carajo la piladera de maíz y poniendo la arepa al alcance de la mano de todos los venezolanos (sobre todos los de las grandes ciudades que no pilaban ni sancochaban ni molían maíz por no tener el espacio ni los implementos necesarios para eso) así nació la bolsita llena de harina de Maíz precocido, que los visionarios Mendoza no tardaron en "comprarle" al inventor.

Cincuenta años después de haberle arrebatado el invento y haber registrado la marca "Harina PAN®" el Lorenzo Mendoza actual vende la Marca sin anunciarlo a los venezolanos ni usar todo su aparataje mediático para decirles que aunque Polar seamos todos él es quien lo administra y para ganarse unos dolarillos vendió la marca que sigue asegurando es de los venezolanos.

¿Que vendió Mendoza y por qué?

No pudo vender el invento pues esa franquicia ya venció y cualquier mortal puede hacer harina de maíz precocido y ponerle el nombre que le de la gana y venderlo en las cantidades que pueda producir; entonces ¿Que vendió Mendoza? vendió la marca, vendió la arepa que asegura es de todos los venezolanos, y ¿A quién le dijo? ¿A quién le preguntó? ¿Por qué lo hizo?

Por la plata baila el mono dice la sabiduría popular; la jugada de Mendoza es simple, vende la marca a una empresa extranjera y se convierte en franquiciado de lo que fue su propia marca

Así es, desde hace tiempo la marca Harina Pan ®, producto emblemático para la elaboración de la tradicional arepa, no es venezolana. Es propiedad de la corporación canadiense Deutsche Tran Trustee Inc.(DTTI).

El porqué se hizo la venta es muy claro, esa operación es usada como una vía para obtener dólares del estado. Empresas Polar, que asegura latir por los venezolanos y que "Polar somos todos", ha vendido algunas de sus marcas emblemáticas; por esto ni la Harina PAN®, ni la marca Martín® Polar, son venezolanas, esta última fue vendida a empresas internacionales. Cervecería Polar C.A. cedió todos sus derechos sobre su marca registrada venezolana a Financorp Banco de Inversión, C.A. Luego, esta institución ejecutó un acuerdo para transferir los derechos a Morgan Grenfell Trustee Limited. Esta última compañía cambió su nombre a Deutsche International Trustee Services C.I. y cedió los derechos sobre la marca registrada a Deutsche Transnational Trustee Corporation Inc., su actual propietario. Ahora Polar es sólo portador de licencia sobre la marca Maltín® Polar y de Harina PAN®.

La jugada es simple, como son franquisiados deben pagar en dólares el uso de la franquicia para poder elaborar el producto y de ese mecanismo se afincaron para obtener entre 2004 y 2015 la cifra de 5 mil 954 millones de dólares para "pagar sus importaciones" y la representación de la franquicia en el país..

Mendoza ha aportado datos sobre el uso de los dólares el 31 de diciembre de 2012, con una suma de 3 mil 664 millones de dólares a tasa preferencial, requeridos a través de más de 19 mil solicitudes.

Es decir si hasta ahora ha recibido 5 mil 954 millones de dólares y hasta el 2012 gastó 3 mil 664 millones de dólares, entonces entre 2013 y 2015 recibió 2 mil 290 millones de dólares. Es decir, en sólo tres años, los tres años de la guerra económica, el petróleo de todos los venezolanos permitió que tuviera acceso a un 40 % más de divisas por año con respecto al promedio anual de 2004 a 2012. En números absolutos pasó de 407 millones de dólares, a más de 763 millones de dólares.

Esa representación de la franquicia debe costeársela la empresa franquiciada no el estado, lo que Polar representa no es la elaboración de la harina precocida pues eso es de libre fabricación, lo que representa es el nombre PAN®; entonces si quieren seguir usando la tradicional bolsa amarilla con ese nombre que lo paguen ellos mismos sino que usen el aparato industrial que tienen y saquen al mercado "Harina PEN, PIN PON o PUN" o como quieran llamarla, el contenido dentro del paquete segura siendo el mismo; y dejen de jodernos tanto.

Lorenzo Mendoza, de empresas Polar, sigue mintiendo; ¿Hasta cuándo nos calaremos sus mentiras? ¿Dónde está la capacidad de publicidad y comunicación del estado que no logra una campaña de información de la verdad a los venezolanos?

Polar no somos todos Polar es la familia Mendoza y asociados.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5794 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: