Ganó la derecha…

No sé si llamarlo sueño o pesadilla, pero desperté con un sabor amargo, fue tan real el sueño que aún no salgo de mi incertidumbre…

Todo ardía en llamas, ejércitos estadounidenses dueños de nuestras calles, el pueblo queriendo recuperar sus espacios, pero era inútil, gano la derecha, gritaban entre llantos. Al principio quienes clamaban por el cambio opositor se alegraban, bailaban y danzaban; en la administración pública la cantidad de enchufados y escuálidos disfrazados al fin pudieron quitarse las caretas, festejaban y abucheaban a quienes ayer consideraban sus jefes ¡¡¡Viva el Capitalismo!!! Pero, no tardaron en llorar también, ya que lo primero que hizo el imperio a través de sus títeres fue abolir las leyes revolucionarios, comenzando por la Constitución y por la Ley Orgánica del Trabajo, los trabajadores y las trabajadoras, ¡Por fin se acabó la inamovilidad laboral ! gritaban los empresarios, dejando en la calle a miles de trabajadores y trabajadores, sin importarle quienes le adulaban que nunca creyeron en el tal socialismo, que solo le hacían creer al Gobierno que estaban con ellos para obtener los beneficios que el socialismo ofertaba.

Acabaron con las Misiones y con ello también dejaron en la calle a todos quienes laboraban en las Fundaciones donde ellas legalmente se erigían, pensaban que era mentira todo lo que tanto les repetía y se hizo realidad el sueño de los apátridas, pero también comenzaron a vivir la más atroz de sus pesadillas.

Los y las beneficiadas de la Gran Misión Vivienda Venezuela fueron desalojados de donde creían eran sus propietarios ¡nada se regala! les gritaban los ahora dueños de Venezuela ¡Vuelvan a sus barrios, tendrán zinc y tabla para que construyan de nuevos sus ranchos! muchos juraron que sus votos fueron para ellos, para la derecha, que lo podían ver en los patrones electorales, nada bastó, nada de lo que imploraron les ayudo…

El pueblo que quiso hacer valer sus derechos, fue torturado y masacrado, comenzaron los desaparecidos y las cárceles se inundaron de verdaderos presos políticos, todo era desolación, miseria y pobreza. Volvió el neoliberalismo a adueñarse de nuestras economías, los banqueros nuevamente dueños absolutos de nuestro País, se acabó el sueño de Chávez…

Volvieron los Zuloagas a privatizar la electricidad de Caracas, para eso estaba María Corina para devolverle a su familia lo que según ellos siempre les había pertenecido, la CANTV también fue privatizada, igual paso con PDVSA, hospitales, centros educativos, todo, todo, absolutamente todo volvió a estar en manos del Neoliberalismo, del FMI, del Banco Mundial, se acabó el sueño del País Socialista tan ansiado por nuestro Comandante Eterno…

Se acabaron los subsidios de los servicios públicos, era impagable el servicio eléctrico, la telefonía, ir a un hospital público sin bajarse de la mula era imposible, adiós a los Barrio Adentro, a las Clínicas Populares, no más mercal, ni productos alimenticios subsidiados, volvió la pobreza extrema, el hambre, la desnutrición, las cuotas balón y con todo ello, los suicidios, las patologías mentales, la represión, las desapariciones forzosas, el disparen primero y averigüen después y el grito Unísono de ¡CHÁVEZ QUE FALTA NOS HACES!!!

Querían que volviera el dólar libre, pero solo los privilegiados, los verdaderamente capitalistas, el poder financiero tenía acceso a nuestros ingresos petroleros, nunca más el petróleo volvió a ser del Pueblo y para el Pueblo. El pueblo jamás, ni nunca volvió a disfrutar de un viaje ni nacional, ni internacional, se acabaron los dólares subsidiados para viajar, para remesas, para hacer compras por Internet, el pobre volvió a ser cada vez más pobre y el rico más rico…

Aunque los anaqueles ya tenían los productos acaparados por los Mendozas y los dueños de las empresas capitalistas, el pobre no tenía con que comprar los alimentos, tal y como pasaba por el año 1989, la película parecía estar retrocediéndose, volvieron los saqueos y decenas y miles de muertos y desaparecidos, las fosas comunes quedaron cortas….¡¡¡Que esta pesadilla nunca se vuelva a hacer realidad!!! Solo depende de nosotros, de nosotras y de quienes tienen la responsabilidad de la conducción del Gobierno…Hagamos que el sueños de Chávez se haga realidad, que el Plan de la Patria sea el impulsado por Chávez, que los egos bajen, que cesen las colas, la especulación y el acaparamiento, que los corruptos paguen por sus crímenes, que la producción interna de nuestros rubros alimenticios, agrícolas, industriales, textiles acabe con este País netamente importador…Atendamos de una vez y con responsabilidad el problema económico que hoy afrontamos, hablémosle claro al Pueblo como solo Chávez sabía hacerlo….


Chávez te lo juro… La derecha apátrida más nunca volverá!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7192 veces.



Bestalia Ibarra

Licenciada en Trabajo Social, Cantante, Servidora Pública y leal al legado de nuestro Comandante eterno Hugo Chávez

 Besta67@hotmail.com

Visite el perfil de Bestalia Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: