¡Qué horror, nos llevan al comunismo!

La oposición venezolana, ha repetido una y mil veces, que el Gobierno de Venezuela nos está llevando hacia el comunismo. Esta ha sido la justificación, para tratar de derrocar, los gobiernos electos democráticamente de Chávez y ahora el de Nicolás Maduro. Han recurrido a todos los medios posibles e imposibles a su alcance y no lo han podido lograr: Golpe militar, golpe petrolero, sabotaje eléctrico, guarimbas, guerra sicológica, guerra económica etc. Todas han sido guerras tácticas, para derrocar el gobierno , pero esta ultima (la guerra económica), lleva implícito un carácter estratégico, para demostrar que el modelo económico que se ha puesto en práctica en Venezuela, ha fracasado y tengamos que volver al viejo modelo capitalista; por ese mismo motivo, debemos ser prudentes y tomar una serie de medidas económicas urgentes, que nos lleven a derrotar tales pretensiones. Ya el Presidente Maduro ha anunciado algunas, y ha pedido la colaboración de todos los venezolanos, sin sectarismos ni dogmatismos. Es la gran oportunidad de salir adelante y demostrarle al mundo que somos capaces de hacerlo, como lo han hecho otros pueblos en peores circunstancias. Un ejemplo de ello sería el pueblo heroico de Cuba que resistió 56 años de bloqueo Imperialista, prácticamente sin ayuda de nadie. Los pueblos se crecen en las dificultades. Demostremos que si se puede.

Con la bandera del anticomunismo se han cometido los más grandes crímenes y persecuciones en todo el mundo. Así en Estados Unidos, durante el periodo conocido como el Macartismo o caza de brujas. El Senador católico Mc Carthy, con el objeto de perseguir la incursión comunista en Estados Unidos; este país pasó por un período inquisitorial durante el cual muchos ciudadanos inocentes sufrieron persecuciones por simples sospechas. Entre las víctimas de la histeria anticomunista mencionaremos a perseguidos Ilustres, a Charles Chaplin, Bertoltd Brecht nacido en Alemania, el genial guionista Paltón Trumbo no pudo firmar con su nombre algún Film excepcional; sólo 1960 se supo que era el responsable del Guion Éxodo y Espartaco; el novelista Dasmiel Hammet, autor de las novelas negras, entre las que destaca El Halcón Maltes; se negó a testimoniar y fue condenado por desacato.
Aquí en Venezuela durante los gobiernos de Juan Vicente Gómez, Marcos Pérez Jimenez, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, se desató una persecución sangrienta en contra de comunistas.

Algunos medios de comunicación comerciales y los sectores poderosos se expresan frecuentemente y con énfasis en contra del comunismo, diciendo por ejemplo: ¡Qué horror, nos llevan al comunismo! Pero ninguno dice: ¡Qué horror estamos en el capitalismo! Si bien es cierto que en muchos de los países que se autoproclamaron comunistas durante el siglo XX, hubo crímenes y graves problemas económicos, no menos cierto es que la historia del capitalismo está teñida de “lodo y sangre “, como diría Carlos Marx.

Este sesgo es la subordinación de los medios de comunicación comerciales y el trabajo de los ideólogos al servicio de los intereses del sistema capitalista. Un sistema cuyas bases son la explotación y la opresión de los individuos necesita crear una ideología que justifique su existencia y su permanencia. Y además necesita descalificar a todo sistema económico, político y social que se presente como posible alternativa para reemplazarlo. Para eso se crean y se utilizan los medios de comunicación masiva, así como las instituciones de educación, las iglesias y cualquier otro recurso ideológico. Estos se conjugan con una intelectualidad tarifada y sumisa que elabora la ideología justificativa del capitalismo, al mismo tiempo que pone a circular las matrices descalificadoras del comunismo, el socialismo, el anarquismo, el cooperativismo, el ecologismo y cualquier otra expresión alternativa al sistema económico capitalista.

La izquierda ha sido víctima de este aparato ideológico capitalista y ha sucumbido a las presiones de sus mensajes adversos divulgados masivamente. Esto se debe a que sectores de izquierda no quieren reconocer autocríticamente los errores, las desviaciones y fracasos que se han cometido en el pasado como los que colapsaron a la Unión Soviética y Europa Oriental, a fines del siglo XX, y esto ha sido utilizado hábilmente por la ultra derecha y el capitalismo, para amedrentar a los pueblos.

Según mi opinión, y eso lo he manifestado varias veces ni en la Unión Soviética, ni en Europa Oriental, ni en China, Vietnam o Cuba ha habido comunismo, aunque sus dirigentes lo hayan proclamado o se haya establecido así en algunas leyes y constituciones. Llegar a una sociedad comunista no es cuestión de decretos ni de leyes. Se trata de un largo y doloroso alumbramiento (Marx), de un período de transición desde la sociedad socialista hacia la sociedad comunista, a lo largo del cual hay que lidiar con los restos heredados del sistema capitalista.

El presidente Chávez, manifestó muchas veces y así lo demostró en la práctica de no atarse a ninguna escuela de pensamiento en particular sino que toma de todas las tendencias los aspectos que consideró pertinente a nuestra realidad, fue muy claro al proclamar el carácter socialista de la revolución bolivariana y habló del socialismo del siglo XXI, un socialismo inédito y adecuado a nuestra historia y nuestra cultura.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1406 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a200693.htmlCd0NV CAC = Y co = US