¿Sera necesario otro Sacudón?


Sacudón.1. m. Am. Sacudida rápida y brusca. Real Academia Española

En la nueva Fase en que se ha estructurado la conspiración de la Derecha Venezolana con el apoyo e injerencia de potencias imperialistas, destacan algunos aspectos que debemos analizar para determinar hasta qué punto es posible o no derrotar la conspiración en la presente coyuntura de la Revolución Bolivariana.

Previamente debemos encontrar los elementos claves que constituyen la nueva fase de la conspiración de la derecha venezolana, cuales son:
• Salida abrupta del Gobierno Bolivariano, con acciones violentas de calle que impacten psicológicamente a la población y generen desaliento en las filas del Chavismo.
• Guerra Económica dirigida a encarecer, sustraer, desaparecer, acaparar los productos y servicios de primera necesidad de la población más necesitada, con el fin de generar actos reflejos de supervivencia en ellos y optar por la salida a través de la negociación.
• Tratar de demostrar la ineficiencia del gobierno de Nicolás Maduro en el control de la producción, distribución y comercialización de productos alimenticios con el fin de promover el descontento en la población y que esta participe activamente en las protestas callejeras.
• Guerra Psicológica y de desinformación permanente a través de medios de comunicación nacionales e internacionales, con el apoyo de las grandes corporaciones internacionales de la comunicación, así como en la Redes Sociales, con el fin de crear la opinión desfavorable de la situación nacional para generar condiciones para el intervencionismo.
• Ataque sistemáticos y especulativos a las divisas a través de mediadores no oficiales, (Mercado Negro o Dólar paralelo) con el fin de encarecer las importaciones y obligar a pagar más caro por los productos importados para depreciar el Bolívar y acortar el poder adquisitivo de los Venezolanos.
• Deslegitimación de los Poderes Públicos, para generar desconfianza en las instituciones y exigir participación de la derecha en las directivas de esas instancias (TSJ, CNE, PGR y la AN) con el fin de desestabilizarlas desde adentro.
• Incrementar las acciones violentas contra las instituciones y la población con métodos de Fascismo.
• Diversificación de los actores opositores que participan en la desestabilización para no comprometer todas sus fuerzas en futuras negociaciones y mantener un frente de lucha operativo. Que les permita chantajear permanentemente al gobierno.
• Financiamiento constante y exponencial para mantener todas las actividades conspirativas y desestabilizadoras activas.
• Penetración de las Fuerza Armada para generar desaliento y captar oficiales para la conspiración.
• Exposición permanente en los medios de comunicación sobre los problemas que aquejan a la ciudadanía (Inseguridad, salud, Corrupción, etc.) para crear sensación de ingobernabilidad.
• Saboteo en Servicios Públicos (Electricidad, Transporte público y de Alimentos, Escuelas, Hospitales, Instituciones, Vialidad)

El Plan de desestabilización de la Derecha venezolana en esta nueva fase, que deja como saldo la instalación de un Movimiento Neo-Fascista en nuestro país, corresponde al movimiento internacional de la crisis del Capitalismo en su fase imperial ya que la aplicación de intervenciones militares recientemente en países como Afganistán, Irak, Libia además de haber fracasado políticamente, puso en cuestión las posibilidades futuras del imperio de intervenir abiertamente en cualquier otro país sin el consentimiento de potencias como China y Rusia, quienes se oponen abiertamente a la aplicación de métodos de fuerza directos para intervenir en situaciones especiales en cualquier país del mundo.

Ante estas circunstancias y en el agravamiento de la crisis económica en los países Europeos y en EEU, quienes estaban acostumbradas a salir de ellas a través de la promoción del crecimiento con la guerra, para garantizar la hegemonía imperial del Mundo Occidental, se ven obligados por la fuerza de la dialéctica Económica y por la tendente orientación al cambio Multipolar a cambiar los métodos de intervención.
Venezuela en si ya es laboratorio de experiencia Socialista y ahora tubo de ensayo de la injerencia imperialista, de manera que estos factores que intervienen en la realidad política, cultural y Económica de nuestro país, influyen en el desarrollo de las contradicciones de los factores internos.

Analizando los diferentes elementos que se esbozo como constituyentes generales de la conspiración contra la Revolución Bolivariana, podemos analizar ahora las fallas y aciertos de tanto del Gobierno Como de la Oposición.

Los elementos de la Guerra Económica que enfrento el Gobierno y que tuvieron fallas fueron, El control de Cambio, las medidas que se tomaron para enfrentar las olas especulativas contra las Divisas tuvieron como resultado la flexibilización en la adquisición de las divisas por parte del empresariado y la creación de un mercado de divisas aprovechado por ellos, así mismo la Creación de un plan Económico con las elites empresariales que se aprobó en las Mesas de Dialogo por la Paz en el área Económica.

Otra de las fallas que tuvo el Gobierno en medio de la Guerra Económica y las Mesas de Dialogo por la Paz en el Area Económica fue no sentar a los factores Productivos Socialistas para contrarrestar la avanzada capitalista de las mesas, que solo buscaban los beneficios del empresariado, Fuese sido un gran acierto presentarse en esas mesas de discusión con actores de la vida productiva socialista para recoger las propuestas de impulso al nuevo modelo productivo Comunal y no dejar a sus anchas a los actores Capitalistas en la en la presentación de propuestas

Entre los aciertos del Gobierno en esa guerra económica estuvo las medidas para garantizar el Abastecimiento, se creó mecanismo de aseguramiento de una buena cantidad de los dólares de manera preferencial para la adquisición de bienes y productos alimenticios de primera necesidad para la población y la creación de un sistema de distribución justa de dichos productos (Tarjeta Electrónica).

En los elementos políticos de la desestabilización, La autonomía de los poderes Públicos, la elección de nuevos representantes de los poderes públicos, la descentralización, el respeto a la constitución, el apoliticismo de la FANB, Amnistía general, entre otros, cabe destacar como se presenció en los diálogos que se hicieron en cadena nacional que el juego esta trancado, hay realidades que allí subyacen y que van mas allá de las aspiraciones de las cúpulas políticas, allí el pueblo tendrá la última palabra, no será a través de investigaciones de Opinión ( Encuestas) en que se deba interpretar la opinión de los ciudadanos, hay una gran convicción en el seno del pueblo revolucionario que ya se convirtió en imaginario nacional, para que no se continúe con la impunidad de los actores políticos de la Derecha, que las instituciones se mantengan en manos de quienes defiendan los intereses de los más necesitados, que no se designes en cargos Públicos a políticos contrarrevolucionarios y que se le ponga fin a la violencia fascista y al injerencismo Norteamericano.

Existen Condiciones Objetivas para avanzar con mucho tacto en algunos presupuestos de la Revolución Bolivariana, se reconoce que en materia económica estamos atados a los designios de las contradicciones del capitalismo, campo que no manejamos directamente pero al que le podemos imponer algunas condiciones.
En los elementos sociales de la Conspiración que intentaron afectar directa e indirectamente a la población más Vulnerable del país, los que dependen del salario semanal o quincenal y que habita mayoritariamente en barriadas populares de nuestras grandes Ciudades, se demostró allí que la resistencia del pueblo en esta arremetida imperial-fascista-local, fue determinarte en opacar las aspiraciones de la derecha.

La derecha siempre aposto en esta coyuntura a que el pueblo no podía resistir tanta escasez, incertidumbre, amenazas, psicoterror, miedos y se ubico en su propia ignorancia histórica desestimando al pueblo que pario la ruptura histórica hegemónica el 27 de Febrero de 1989, el mismo pueblo que resistió el paro petrolero y Económico del 2002, ese pueblo que gritaba con Chávez en las calles de caracas “ Con Hambre y desempleo con Chávez me resteo” y en un alto nivel de conciencia de su rol histórico emancipador no se dejo arrastrar por las provocaciones del Fascismo en desarrollo, tuvo que tributar vidas, necesidades, abstinencias y se coloco nuevamente a la Vanguardia del proceso, mas no se le puede pedir a un pueblo.

Por ello es necesario que ese alto nivel de conciencia que tiene el pueblo penetre en las fibras sensibles de la dirigencia de la Revolución y les permita sublimarse ante la circunstancia histórica y tomar decisiones que trasciendan en Beneficio de los pobres y cualificar la Revolución Bolivariana.

De lo contrario este pueblo que si esta a la altura de su responsabilidad histórica parirá un nuevo Sacudón.

Ali Anzola Escorche
ali.anzola2013@gmail.com




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2123 veces.



Alí Anzola Escorche


Visite el perfil de Alí Anzola Escorche para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a186652.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO