Pildorítas 53 (año VII)

Una fascista en Panamá y un mercenario de la comunicación en San Cristóbal

1.-A las pruebas me remito, los traidores que ya no pueden ocultar su degeneración, su entrega a intereses foráneos, la enajenación de su voluntad a un imperio genocida, no paran en dejar evidencias de su delito continuado contra la Patria.

Ahí tienen nomás a ese personaje que bien podría ser un ejemplo para las generaciones de patriotas, sobre todo mujeres, volando en su locura a unirse en una abrazo macabro, con alguien que de frente se ha declarado enemigo de un pueblo, que con tesón y voluntad inquebrantable ha decidido su destino sin retorno.

El sólo hecho de que esta mujer que no nombro, pero que mis lectores saben a quién me refiero, vaya a reunirse con un presidente que ya está más fuera que dentro, y que como buen títere imperial, ha cometido el exabrupto de pedir igual que la vergonzosa venezolana que le visita, la intervención imperial contra esta patria, es una evidencia más de la desesperación, en que se encuentra el fascismo al comprobar que están condenados a un nuevo fracaso.

Son acciones que muestran la decadencia de unos dirigentes de la derecha, ante la avasallante marcha de una Revolución que tiene la capacidad de elevarse por encima de las crisis y salir fortalecida de ellas.

El viaje de esta señora sólo le va servir para que cuando se encuentre frente a la justicia, más temprano que tarde, pueda comprobar que en su expediente tiene un delito más para que por los demás que ha acumulado, vaya a parar donde hace rato ya debería estar, junto al otro que con ella incendió una parte de esta Patria y provocó saldos de muerte, sangre y destrucción.-

2.-La verdad es que la brutalidad de la derecha en el mundo y en especial aquí en este país, es tan grande que raya en la ridiculez, no salen del discurso, de que se le están violando los derechos humanos, a quienes participan, no en manifestaciones, marchas o protestas pacíficas, sino en acciones vandálicas, terroristas, incendiarias, asesinas, por lo que tienen que ser controladas, con el uso de la fuerza como lo estipula la constitución, que es lo que ha hecho la GNB, aun siendo reprimida, vejada y atacada físicamente con saldos dolorosos en vidas y heridos.

Ahora bien, la estupidez del fascismo, que ya no sabe qué hacer para venderle al mundo una realidad cargada de mentiras, se trae a un mercenario de la comunicación, como el tal Fernando del Rincòn de CNN., para que recibido como Rey por uno de los más acérrimos enemigos de la paz, como es el alcalde de San Cristóbal, quien lo llevó a escenarios montados especialmente para mostrarle al mundo una película de terror y hacer ver que es un guión de la revolución, mintiendo de la manera más descarada pero a su vez abusando de forma extrema de una libertad sin parangón en el mundo, dónde ni por asomo un terrorista de la comunicación, podría llegar a hacer lo que este impertinente lacayo imperial vino a hacer, sobre los hombros de los fascistas traidores que andad desbocados, intentando doblegar la voluntad de un pueblo que cada vez está más unida en un haz cívico militar, infranqueable y definido por siempre y que en un hecho histórico ha salido a la calle como un solo pueblo a decirle al mundo que quienes se atrevan a montarnos en la ola de la violencia se equivocan de plano y que no olviden que la paciencia tiene un límite y ello ha sido demostrado por el pueblo revolucionario desde aquel por ahora del gigante.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2501 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas