Los fantasmas de la violencia de las guarimbas

Ahora nadie fue, nadie estaba ligado a la violencia de las guarimbas, nadie puso barricadas frente a su propia residencia y hacer una especie de auto secuestro familiar o multifamiliar, como se vio en algunas residencias multifamiliares y urbanismos, donde hasta le cobraban peaje a las personas para dejarlos salir de sus residencias, en muchos casos sufrieron la agresión de sus propios vecinos, perdón no fueron vecinos sino fantasmas, tampoco hubo disparos de los urbanismos con guarimbas, sino luces de bengala que quedaron de las fiestas navideñas, tampoco fue verdad que se agredieron a personas que les tocó pasar por esas barricadas, porque tampoco fue verdad, estas son imaginaciones de la gente, tampoco hubo gente armada extraña a esas residencias, sino unos angelitos protectores que tenían en sus manos una campanitas de cristal que dejaban en los oídos de los vecinos un sonido celestial.

Tampoco es verdad que se tumbaron postes del alumbrado público, estos se cayeron solos con el ruido de los motorizados taxistas, al igual que las barandas de algunas avenidas y las rejillas de algunos alcantarillados. Asimismo, es mentira que los guarimberos hayan colocado guayas para asesinar gente, porque quien la colocó fue un general guaya que se dio el lujo de ir a todas partes de Venezuela a colocarle la guaya a los guarimberos, para que estos no tuviesen responsabilidad alguna, y si no fue el general guaya entonces fueron guayas fantasmas que la gente se creyó que eran de verdad.

En ese orden de ideas, entonces tampoco es cierto que se hayan producido hechos de violencias con daños materiales y destrucción en instituciones públicas como el CICPC, CANTV, FISCALIA, CORPOELEC y quema de vehículos, esto tampoco es cierto, son imágenes fantasmales que los medios públicos han mal informado, ya que estos son películas de quema de pólvora realizados por los chinos en algunas otras partes del mundo y que seguramente algunos confunden con terrorismo hacia las instituciones del Estado y la quema de vehículos a particulares. Pero todo esto no es cierto, porque los que han estado con las guarimbas, son personas llenas de paz por fuera, pero de odio por dentro, que no necesitan trabajar porque reciben manutención desde el exterior, por eso aman tanto el trabajo que no quieren que los demás trabajen.

Esto es lo que la gente no entiende que estos angelitos de las guarimbas le hacen un bien a los niños, porque así estos no van a la escuela y se pueden quedar en su casa alargando las vacaciónes, pero lo mejor de todo es que los maestros o profesores cobran sin trabajar y así no se le queman las neuronas que son las únicas que se salvan de la quemazón en las guarimbas.

También se dice que el humo de las quemas en las guarimbas han enfermado a personas de cualquier edad, con problemas bronquiales, tos y hasta asma, esto es mentira, ya que allí lo único que se han prendido son unos palitos chinos de diferentes aromas que traen paz y tranquilidad, lo demás son puro cuentos de caminos.

Las guarimbas y las barricadas para nada han sido violentas, porque allí las personas que se concentran no son otros que los hijos de la caridad, por eso los hechos de violencia que en esos sitios se hayan presentado, solo corresponden a la imaginación de las personas y de ser cierto, entonces estamos en presencia de fantasmas y no de violentos pagados para un golpe de estado, porque resulta que ahora nadie fue, porque yo tampoco fui y lo que se observó y aún se observa en algunos sitios no son barricadas sino monumentos a la paz con presencia de fantasmas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1559 veces.



Romel Alí Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: