¡Vamos por ti!

En su cuenta oficial de Twitter, el eterno candidato presidencial, dirigente de Primero Justicia y principal vocero de la oposición venezolana publicó el siguiente mensaje: “@nicolasmaduro Te lo digo bien claro para que te lo grabes, después #8D vamos por ti y tu nefasto Gob, Constitución en mano”.

Esto que sin duda es una amenaza explícita, aunque tenga la "Constitución en mano", me hizo recordar la campaña de Pablo Medina no se para que cargo de tantos que ha aspirado de manera frustrada, donde utilizaba literalmente la misma frase amenazante "vamos por ti" refiriéndose al Comandante y Presidente Chávez, en lo que creo una parodia del deseo que los sectores más extremistas de oposición quisieran expresar contra el "pueblo golillero y saqueador", tal como han descrito a los ciudadanos que han asumido el llamado a adquirir productos a "precios justos". Pero peor aún, esto lo que evidencia es la poca originalidad de un Capriles que tiene que copiar una frase desgastada de un político de muy baja calaña.

Sin embargo, creo relevante tratar de comprender que quiere decir eso de: "vamos por ti". Las medidas administrativas tomadas por el gobierno de Maduro, aunque no siendo socialistas, han afectado claramente los intereses del "capitalismo rentista" venezolano. El comerciante venezolano o en tierras venezolanas, acostumbrado a trabajar poco y ganar mucho, o a trabajar mucho y lograr una usura mayor, ha identificado claramente estas medidas como contrarias a sus intereses: ganar desproporcionadamente dinero producto de la especulación y el saqueo al bolsillo del venezolano.

"Maduro se metió con la limosna" dicen aquellos comerciantes que no se conforman con el 30% de ganancia neta, en clara alusión a la frase popular que dice: "métete con el Santo pero no con la limosna". Estos mismos "empresarios" que donan dinero para la campaña de candidatos de oposición y gobierno, y que lo único que le interesa es apostar a ganador para poder cobrar, hoy han definido su postura y le han dicho a la imagen pública de su clase social, aquel que representa a los usureros de este país, a los saqueadores del bolsillo del pueblo, que saque a Maduro del gobierno como sea, y el envalentonado les dijo que ahora si es su momento, y cargado de odio y resentimiento, no pudo hacer otro esfuerzo que no fuera recordar el patético afiche de un decadente político, y Pablo Medida resucitó en el mensaje de twitter más miserable que político alguno en nuestro país haya escrito, rememorando su "invitación" a " descargar la arrechera" después de los resultados del 14 de abril.
Estoy seguro que las medidas tomadas por Maduro han tenido una muy favorable acogida por la mayoría de la población venezolana, de hecho algunos datos extraoficiales de encuestadoras nacionales indican que podría estar por encima del 60% de aprobación, pero sólo dependerá de las acciones complementarias y la eficiencia con la que se apliquen, que este apoyo se traduzca en votos, mientras tanto las elecciones municipales dependen de otras variables y no sólo de la económica para ver claramente hacia donde irá la balanza, pero un indicador muy claro de desesperación opositora es la marcha del 23 de noviembre, que ha sido exigida por los sectores financistas de la oposición que ven perder su oportunidad de mantener la usura como esencia de su existencia.

A usted le podrá gustar o no la forma que Maduro desarrolló las medidas administrativas para poner orden a la usura, pero marchar el sábado es admitir que usted es sadomasoquista y le gusta que lo roben, lo estafen, lo humillen, y que se viole la Constitución y las leyes. Quienes financian esa marcha son los mismos usureros que fueron develados por las acciones del gobierno de Maduro, y ser cómplice de eso, es el colmo de la miseria y la irracionalidad.

Mientras tanto, los chavistas esperamos que estas acciones tengan éxito, pero no sólo electoral, sino estructural, y que todo esto se acompañé con políticas que reivindiquen el valor del trabajo y la dignidad del trabajador. Así cómo creo que marchar el sábado es indigno, estoy seguro que es indigno que no consigamos papel tualé y que tengamos que hacer colas de 5 o 7 horas para comprar cualquier cosa en cualquier establecimiento.

Capriles le dijo a Maduro: ¡vamos por ti! Y espero que Maduro le diga a las colas, la escasez, la usura y la guerra económica: ¡Llegamos por ti! La reconciliación del pueblo chavista con las acciones de Maduro son evidentes, y esperamos que sea consistente, y corrija todo lo que sabe que debe corregir, sin exclusión y con verdadera voluntad democrática y participativa, mientras Capriles extraviado, sigue apoyando a los que saquean el bolsillo del pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6184 veces.



Nicmer Evans

Director de Visor 360 Consultores, una piedrita en el zapato, "Guerrero del Teclado", Politólogo, M.Sc. en Psicología Social.

 nicmernicolasevans@gmail.com      @NicmerEvans

Visite el perfil de Nicmer Evans para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: