Willie Colón está engrinchao de envidia

Willie Colón, ese insigne musicastro que vendió su nacionalidad y anda con una prestada que le queda grande que, de cantante-compositor ahora es el portero-cuidador del apartamento de Capriles en Nueva York.

Pero qué se puede esperar de un desnaturalizado que creyó que los venezolanos somos una colonia de arrimados como son los puertorriqueños de EEUU y, él como un estrafalario aventurero que ha tratado de arrimarse al establishment de ese país y nada y, fue como latino estuvo por estos lares cuando sus canciones se oían en las rocolas pueblerinas que los borrachines se fastidiaban oyendo con la pea encima y, que de allí en adelante se fue al olvido como rocolero y ahora anda tras las dádivas de la derecha apátrida internacional que hasta de culto twittero se la da -in english- que con un tabaco de marihuana sueña despierto recordando el tiempo de las perdices sin anidar polluelos.

Será que la oposición venezolana le dio a Willie Colón velas en su entierro como uno de los tantos salvadores que los que quieren es caerle a palos a la piñata del poder realengo que mantiene en espera a todos los desadaptados que quieran unirse a la comparsa del desastre que quiere implantar el caprichosito en la Patria de Chávez.

Si uno escarba en El Nazi-onal como en ÚN, lo primero que aparece en página abierta con desfigurada silueta alquimista es WC y, le dan una importancia taurina que provoca decir olé y si twittea salen esos enunciados de indómitas frases que se van a la Patagonia a invernar con las búfalas y, los de la oposición inquietos tarareando la derrota de su composición y, como son tan humanitarios, incluyendo a WC se les cae la cara de engaño y le dan a un cachumbambé que los olvide de Cuba y de Fidel en que WC no suena ni en acordeón y, como dijera Chávez en son cubano: por allí paso compadre, arrastrando una cadena, triste y solo, con su lagrimeo envejecido de moribundo yanqui.

En meses pasados sin gloria ninguna odió y le deseó la muerte a Chávez por lo que debe andar satisfecho y reconfortado dándoselas de divo viudo gritando al cielo por Capriles y, ahora está tras y a la caza de Maduro a ver si en la pequeñez de su agonía espiritual por hablar mal de aquél vende un disco que le dé de comer sobras de lo mal antojado que anda y como lo piensa cree que, acá no hay dignidad revolucionaria de un pueblo que no come cuento que lo retuerza la sublimidad del presidente Chávez que como él también es Chávez que algún día no muy lejano, será el guía infinito que necesitan los puertorriqueños para tener patria y dejen de ser por siempre la escoria de los gringos.

Cuba y la ahora: República Bolivariana de Venezuela, le quedan sumamente grande al sirviente de WC que anda buscando una limosna que aplaque las vilezas de su alma de segregado en que lo tienen los yanquis de su alma maldita y, si alguna vez hubo alguien en nuestro país que pudo oír sus canciones, difícilmente vuelvan a ser oídas a no ser que el caprichosito y Henry Falcón se lo lleven a Los Juanes a rumbear desnudo que desnudo siempre ha andado en Nueva York que ni con lente lo quieren.

¡Ay WC!, que grande te queda Venezuela para tus desplantes mediáticos y si quieres venirte el domingo 14-A a meterle miedo a los venezolanos hazlo que a aquí hay Patria para resguardar al infinito Chávez y, al futuro presidente de la democrática revolución venezolana como lo será, Nicolás Maduro, que a lo mejor te da por aprender a silbar y acariciar el pajarito que el educó para el pueblo. Pero, sin contemplación ninguna te diremos con Alí Primera, yanqui ignorante, go home.

estebanrrojas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1817 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /oposicion/a163075.htmlCd0NV CAC = Y co = US