Más mentiroso serás tú –majunche- Capriles

Caprilito qué feo te queda llamar mentiroso al comandante presidente que les ha dado en el alma con toda su paciencia un recital de lealtad que lo ha envuelto de compromisos y programas cumplidos en cada una de las tareas que ha llevado y lleva adelante por el bienestar dentro de la justicia social de la gran mayoría del pueblo pobre y, jamás ha dejado de batallar por la realización de obras importantes para el país, no así ustedes: los de la oposición y en particular tú como su candidato a aspirar lo que en un futuro te quedará grande y bien alejado de acercarte junto con la oligarquía apátrida a la presidencia de la República Bolivariana.

Lo que pasa es que ese personaje de marras en sí es corto de mente y de ideas responsables que lo acerquen a la gente que lo sigue y la mentira corre por su cerebro y por su sangre como un guión programado que le viene de su atavismo neuronal-familiar que se acopla a sus deseos de engañar sin el menor recato de vergüenza y como esa horizontalidad de artificios dudosos es de herencia familiar que sin particularidad alguna lo lleva a enredarse en el despelote de su falsa que lo contamina a diario y sin darse cuenta se apega a ella como su tabla de salvación que lo mantenga a flote sobre las olas de la imbecilidad que lo arrime irremediablemente al calvario de sus días de candidato sin opción por sus flojas políticas de actuación y poca sabiduría de acariciar e identificarse con sinceridad con la vivencia social del pueblo.

Y en la oposición a ese candidato lo vapulean sin contemplación y el que más lo quiere no deja de endilgarle su poca efectividad en la campaña que desarrolla, de la que él, se jacta de realizar casa por casa, lo que está bien apartado de la visual realidad y, en ese encuentro y, que a diario trata de llevar a cabo, lo particular como singular es caerle a "piña limpia" a periodistas y camarógrafos del Sistema Nacional de Medios Públicos bajo tu consentimiento a ver si coges impulso de fuerza bruta que te ponga arriba en las encuestas como un domador de oportunidades y, tus guardas espaldas se encargan de quitarte votos que no caminan con tu violencia de modus operandi continua y, cuando hay que afrontar situaciones negativas, te inyectas vitaminas sintéticas ultra rápidas de cobardía que te den potencia mediática y sueltas un ensarte de mentiras que ni tú mismo te las crees, ya que se te atragantan como bocados de odios que no pasan por el carril de la verdad con resguardo de ética.

Las mentiras de Capriles están a las órdenes del día que sin pararrayos de equidad deambulan de boca en boca en la frontera de los disparates fabricados de ese candidato que, le tiene apetencia de fertilidad en el desierto de su inmundicia que salpica a los medios que a su favor las explotan a ver si pasan, pero que va se les cuelgan de su rostro como una arruga más que lo estruja dentro del vaivén de sus boberías que lo socorre en su ansiedad de afectación del momento.

Y su escondite mentiroso: cada día se le vuelve una pesadilla que lo encierra en un sinfín de incomodidades verbales que cuando lo interrogan queda muy mal parado en cada respuesta que suelta sin mediar una pizca de verdad y cuando no insulta descalifica al contrario, en ese afán de tratar de lucirse sin sostén de capacidad sincera alguna y, la pachanga de sus mentiras no excitan a nadie y, más bien lo hunden de irracional sin rumbo en el panorama de su inquietud de la política de jugar sin tiro a portería.

Mentiroso eres y mentiroso serás y de esa ecuación sin solución aparente te empantanas sin satisfacción y, la incógnita se te extravió en la soledad de tus noches sin un tizón de paciencia te embarcarás montándote en el potro que nunca llega a su destino y la meta se pierde en el sueño que se aleja de tu pretensión como recuerdo lejano y cuando despiertas sigues siendo la misma cosa que no piensa ni lleva adelante con franqueza cómo serle útil al país que te queda grande a tu causa-efecto de gobernarlo por mal ciudadano.

¡Mentiroso, mentiroso –eres un gran mentiroso Capriles! Y como dijo una de las ciudadanas maracuchas de quien botaste sus cartas y ella con desilusión, dijo: -que eras, además, engañosqui.

estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1689 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a144091.htmlCd0NV CAC = Y co = US