Neurosis, locura y lo cómico asaltan a la oposición

Esta es la cuarta ley que otorga poderes especiales al presidente Chávez, en 11 años de revolución bolivariana para mejorar asuntos pendientes en vivienda, agricultura, alimentación y para incrementar el IVA, y lograr una recaudación extraordinaria que permita la creación de un fondo especial para infraestructura y vivienda, necesidades urgentes por solucionar que requiere Venezuela ante los planes de Washington, de la oposición y de la Iglesia con la nueva asamblea.

Teodoro Petkoff, Henrique Capriles, Marú Morales, sostienen “que es un ataque brutal a la democracia y que los ciudadanos y ciudadanas están ciegos, sordos y mudos” y Philip Crownley, portavoz del Departamento de Estado dice que, “Chávez está socavando la voluntad del pueblo al pedir esos poderes legislativos”, por su parte la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su relación especial para la libertad de expresión manifestaron “preocupación por los proyectos de ley”.

Lo que ha de ser no será decidido por otros países quienes ocultan su posición conspicua sino por los hechos de poder  que ayuden al pueblo. Para la oposición es una locura histórica que depende de la realidad histórica del proceso, sin embargo, la neurosis, la locura y lo cómico, están en el ADN de la oposición, quienes junto al Departamento de Estado norteamericano querían probar una vez más su locura sacando al presidente Chávez del poder no sin antes amargar la vida del pueblo tratando de retroceder lo alcanzado con la revolución. Es un crecimiento acumulado de desesperación porque la ley habilitante es legal.

Cuando la oposición estuvo en el poder ninguna ley fue justa, valida ni eficaz para los valores sociales, culturales y morales de la población, con ustedes oligarcas quedaron olvidadas las ideas de justicia, libertad, equidad e igualdad, que son elementos inspiradores de un gobierno, esos valores dan legitimidad a las nuevas leyes y valida la ley habilitante sujeta a los procedimientos constitucionales porque vincula al pueblo.

Es verdad que pocas son las leyes perfectas, pero, a diferencia de ustedes, oposición, no somos un deposito de leyes injustas de dudosa validez e ineficaces, buscamos la justicia, la legitimidad en base a las libertades con la perfección técnica que depende de la experiencia y del conocimiento del legislativo, del pueblo y del ejecutivo, para que cada ley promulgada haga útil y operativo el proceso y, aunque estemos lejos de ese ideal seguimos buscando la igualdad de oportunidad para todos, esa es la enorme diferencia con ustedes los de la oposición, Iglesia y Washington.

También es verdad que uno de nuestros mayores problemas es, que las leyes no sean teóricamente justas, a veces románticas, queremos que sean practicas para el pueblo, lamentablemente, algunas de esas leyes son dolorosamente ineficaces por nuestra pobreza cultural y pobreza mental como la de ustedes que ayudaron  sostener sobresaturando con normas inútiles la educación y la política con declaraciones retoricas que de nada les sirve, rayan en la locura buscando el mismo objetivo con medios inútiles que los transforma en cómicos.

Ustedes de la oposición y la jerarquía eclesiástica, provocaron la desmoralización social cuando se repartieron la patria desde el poder, provocaron la perdida de respeto a la ley, al prójimo con el egoísmo demencial que los caracteriza como oligarquía amparados en una fe chueca de la religión más corrupta del Vaticano, construyeron el peor escenario para la sociedad generando esa cultura de ilegalidad que queremos combatir, buena parte de esa cultura es no cumplir con la ley, no pagar los impuestos, promover golpes, magnicidios y todos tranquilos mirando a  otro lado, pero esa cultura  la enfrentamos, luchar con la pobreza mental como la de ustedes opositores no es tarea fácil, sin embargo lo hacemos con la tranquilidad parcial de que la fábrica de leyes de mala calidad llamada Congreso no sigue operando.

La ley habilitante tiene varios beneficios, combate el burocratismo, la demagogia y la ineficacia, se ahorra todos esos trámites una decisión ejecutiva, esos si son elementos sordos, ciegos y mudos, a la realidad actual de la gente y sus aspiraciones como sociedad libre, soberana y justa, que nos falta mucho es verdad, pero estamos encaminados. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1925 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: