Cuatro razones para votar Sí...

Maracaibo, 4 de febrero de 2009. El Movimiento de Periodistas Revolucionarios Fabricio Ojeda, forjado en el año 2008 como respuesta a la batalla mediática de la contrarrevolución venezolana apoyada por intereses extranjeros, conformado por periodistas, comunicadores sociales y profesores universitarios que se enfrentaron gallardamente en lid electoral regional a los títeres de la derecha zuliana que fueron colocados para dirigir el moribundo gremio de periodistas (CNP), se dirige hoy al país, cuando conmemoramos 17 años del segundo gran paso revolucionario -luego del 27 de febrero de 1989-, para dar su apoyo irrestricto al SI a la enmienda constitucional que propone el presidente Hugo Chávez Frías, como un paso más en la consolidación del proceso revolucionario y del socialismo que como alternativa mundial estamos construyendo, por las razones que exponemos a continuación:


1.-Porque en ningún momento de la historia republicana de Venezuela ha existido mayor libertad de expresión que la que existe hoy en nuestro país desde el comienzo, hace 10 años, del gobierno del presidente Hugo Chávez. Atrás quedaron los encarcelamientos, golpes y amedrentamientos a periodistas, cierres de medios, censura de informaciones y presiones contra la libre difusión de las ideas como las que sufriera en su momento el periodista mártir Fabricio Ojeda, asesinado por la represión de los gobiernos de quienes hoy se llenan la boca con los derechos humanos. Hoy existe un superávit de libertad de expresión que es aprovechado por la canalla mediática para arremeter contra el pueblo en revolución, además del florecimiento apoyado por el Estado de medios alternativos y comunitarios.

2.- Porque en ningún momento de la historia republicana de Venezuela ha existido mayor democracia, como ha quedado demostrado con la convocatoria a la Asamblea Constituyente de 1999 que instauró el inédito derecho a revocar mandatos, 14 procesos electorales que incluyeron la relegitimación del presidente Chávez en el 2000 y su triunfo ante las pretensiones revocatorias en el 2004, además de su restauración en el poder en el 2002 por la sublevación cívico-militar que derrotó el golpe de abril, amén de una absoluta libertad de manifestación donde la represión es sólo un mal recuerdo del pasado, como se constata en las miles de marchas que han recorrido las calles de todo el país a favor o en contra del proceso, o de las conversaciones y diatribas que pueden escucharse en todos los rincones del país y que se reflejan en los medios de comunicación; además de la creación de instancias de participación como los consejos comunales en un proceso que marca la paulatina construcción del Poder Popular por parte de los ciudadanos conscientes de su rol político, antes solo ejercido cada 5 años en forzados procesos electorales y hoy en momento estelar ante una enmienda que amplia los derechos del pueblo a postular y elegir a sus gobernantes.

3.- Porque en ningún momento de la historia republicana de Venezuela ha existido mayor bienestar económico y social de las grandes mayorías, a través de la inclusión de los sectores tradicionalmente excluidos de todos los derechos humanos básicos: vida, salud, educación, empleo, vivienda, entre otros. La reducción de la pobreza extrema de un 21 % a un 9 % y de la pobreza en general en más de 20 %, el abandono de las recetas neoliberales de privatización de la educación, la salud y de todos los bienes en manos del Estado y la recuperación de empresas básicas y estratégicas para la soberanía del país, el aumento del barril de petróleo de 7 a 100 dólares gracias a una acertada política exterior, unas reservas internacionales que pasaron de 15 mil millones de dólares a 45 mil millones de dólares, la deuda externa en su nivel más bajo (20%) en toda la historia, el aumento paulatino del poder adquisitivo del venezolano que se ajusta todos los años, el más bajo nivel de desempleo en décadas (7%), la incorporación como ciudadanos de más 5 millones de venezolanos antes “invisibles”, hoy cedulados e ingresados al Registro Electoral, el ingreso como pensionados del Seguro Social de casi 2 millones de personas de la tercera edad y el ajuste de la pensión al salario mínimo, un gasto en educación que pasó de un 1 % a casi 7 %, mucho más arriba de los estándares aprobados por la Unesco y la creación de nuevas universidades como la UBV y de la misión Sucre para erradicar la exclusión en la educación superior, la alfabetización de millón y medio de ciudadanos y su incorporación a los demás niveles de la educación formal, el acceso gratuito a la educación y a la salud a través de las distintas misiones que ha significado miles de vidas salvadas y la mejora en la calidad de vida del venezolano, el combate al desabastecimiento criminal a través de las misiones Mercal y Pdval, la soberanía tecnológica que hoy nos coloca en el espacio con el satélite Simón Bolívar, entre otras muchas razones, nos dicen que el buen gobierno del presidente Hugo Chávez ha traído y seguirá trayendo, como clamaba el Libertador, la mayor suma de felicidad posible al pueblo venezolano.

4.- Porque en ningún momento de la historia republicana Venezuela ha sido más soberana e independiente, gracias a una política exterior que nos ha colocado como centro de referencia mundial de los cambios posibles, mediante el rechazo a la unipolaridad pretendida por los EEUU y a la tradición de ser lacayos del imperio, de guardianes de lo que los estadounidenses siempre consideraron su patio trasero, la condena a las agresiones constantes al derecho internacional cometidas por cualquier nación de la Tierra, la denuncia de un sistema de organismos multilaterales como la ONU y OEA colocados al servicio de intereses imperiales, la solidaridad real con los pueblos oprimidos del mundo y con las revoluciones que luchan por liberarlos, como la de Cuba, la mediación fructífera en conflictos como el de la vecina Colombia y la construcción de una integración regional que a través de Alba, Unasur y otros mecanismos ha hecho surgir en la América Latina gobiernos que giraron de rumbo y hoy apoyan este proceso del cual son hijos orgullosos (Bolivia, Ecuador, Brasil, Honduras, Paraguay, Nicaragua, etc.)

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. Por las razones antes mencionadas y muchas más que escapan de este resumen, apoyamos el SI a la enmienda constitucional para permitir la postulación sin restricciones de quienes hoy ocupan cargos de elección popular, y con Fabricio, nos despedimos para ir a la batalla del 15 de febrero y las que han de venir.



“…Convoque pues, señor presidente, al suplente respectivo, porque yo he salido a cumplir el juramento que hice ante ustedes de defender la Constitución y las leyes del país. Si muero no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y saber de nuestro pueblo. ¡Abajo las cadenas! ¡Muera la opresión! ¡Por la Patria y por el Pueblo! ¡Viva la Revolución!»

Fabricio Ojeda

Carta de renuncia al parlamento, 30 de junio de 1962


Lenin Tremont Franco Rafael Boscán Arrieta Verónica Pirela Pablo Araque Karen Osorio Miguel Fuenmayor Luz Marina Rivas Montero Yamira Acosta Luisana Colomine Adriana Bermúdez Antonio Fernández M. José Luis Moros Roosaline Bastidas Engelberth Alvarado José Javier León Ernesto Viloria Andricks Paz María Graciela Padrón de Michel María de los Angeles Barroeta Castellanos Yaritza Parra Esther María Macias A. Naomy Boscán Garcia María del Pilar Comesaña Santalices Luz Neira Parra Daisy Romero Eloy Hernandez Josè Marìa Gonzàlez Mendoza María Teresa Lara JUAN CARLOS HERRERA LOBO Nivia Montero Kaylin Ortigoza Yerlis Johan Montero Johana Castillo Ernesto Morales Dayana López Desireé Arteaga Edilia Hernández Lucía Contreras Yuramy Quintero


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3852 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas