Bromas aparte, siempre que puedo, procuro ver el programa de José Vicente Rangel

José Vicente hoy lució como un río caudaloso, exhibió ZKonducta pero también metió la pata de maleducado

Lamento ver ese programa en un canal golpista y enemigo del pueblo- Televen-en vez de en Venezolana de Televisión-VTV-pero bien reza el aforismo popular: “Dios le da sombrero al que no tiene cabeza”.

Directo al grano, José Vicente, como gran periodista, nunca parece prestarse para respuestas simples. Él, seguramente mide para bien, la relación que puede haber entre la información y la realidad vivida por la inmensa mayoría a la que ha de deberse y atenerse un periodista verdadero; los efectos del mensaje tienen incidencia en el futuro tanto como el futuro tiene incidencia en el presente; es que sí nosotros deseamos legar a nuestros mocosos una patria dignificada y soberana, ahora tenemos que esforzarnos al máximo, dar de sí todo lo que podamos. Eso significa incidir sobre el futuro y viceversa.

El pasado sí no lo podemos corregir porque “después de clavo pasao no vale santa lucía”.

José Vicente es un taco, de ahí que las fundadas advertencias formuladas por él acerca de las ideologías, son de tomar muy en cuenta.

La decadencia de una profesión es consecuencia del uso que de ella se hace; hay una mara y un canasto de periodistas sinvergüenzas pero, en este caso, afortunadamente, se trata de un periodista que enaltece su profesión y a ello me refiero.

Aplaudí que se abordara el tema ideológico. La ausencia del ingrediente ideológico en el terreno de la política ocasiona que el individuo quede indefenso respecto a la ética, he ahí a la MUD, nada peor. Entendí que José Vicente quiso decir que la MUD es fácil pasto de las llamas del pragmatismo estéril.

Un ideólogo, en el buen sentido del término, lleva a la práctica concreta, al terreno de las realizaciones, la materialización de las ideas; en cambio, el pragmático decide el curso de sus actos en función del beneficio utilitario sin percatarse de profundizar la trascendencia de sus actos.

¿Qué se puede esperar de dirigentes que no dirigen?¡He ahí a la MUD!

La MUD es un grupo dirigido por el gran enemigo de Venezuela; bien se dice que dentro del hormiguero se anulan las diferencias, allí todos son igualitos, ahora vinieron con ataques infames contra la Fuerza Armada Bolivariana, ataques que arreciaron desde que la Fuerza Armada se declaró antiimperialista.

La MUD rueda sobre una estrategia errónea que va a hacer crisis en breve pero eso hay que explicarlo para evitar que en su rodada se lleve a inocentes que pudiesen salvarse de la locura, recordemos que la información determina la conducta.

Los titulares de periódicos enemigos de Venezuela, tales “El Nacional”, “El Universal”, “TalCual”, Ultimas Noticias” y etcétera, parecen graffitis de baños de carretera y constituyen la pauta diaria de la MUD, de eso se valen, por eso cobra importancia extraordinaria el planteamiento del periodista José Vicente, sin dudas, un titán del periodismo y, no obstante que mete la pata de maleducado al exhibir en su programa, la careta de Ismael GarCÍA. Sin esa bicha, tal programa sería 100 % magnífico.

Yo puedo estar equivocado, tal vez se trate de una estrategia del periodista para que el pueblo observe lo feo que es la mascareta de la MUD y en ese caso yo expresaría mil disculpas pero, hasta el presente creo que esa bicharenga asusta a cualquiera.

Sin embargo, al respecto cuando el entrevistado es un escuálido que empieza a hablar necedades y muestran esa bicha, José Vicente se mantiene serio como de costumbre pero guiña el bigote y eso quiere decir que le da risa pero, él no deja traslucir nada, estoy seguro que él piensa: “Ya jodí a este carajo con mi pregunta tan buena, lo puse a hablar sandeces pero que sea el pueblo que lo juzgue”.

He pensado que José Vicente habló con “Frasso” o con “Cabecemango” y les dijo así: ¡Sígan a Ismael GarCÍA y tómenle fotos cuando él se pone su careta, y me la traen, porque esa es la imagen más impúdica de la MUD.

A veces un objeto dice más que un sujeto, Ismael GarCÍA miente con la cara, miente sin decir nada, ni una palabra; y, no es que se trate de un sujeto prominente sino que representa fidedigno el promedio del prototipo de la MUD.

Por otra parte, el caso me hace traer a colación a Zeuxis de Heracléa y Parrhasio de Efeso, ambos enconados pintores griegos- Siglo IV aC-que tuvieron que dirimir supremacías mediante un concurso.

Zeuxis era prepotente y fanfarrón, uno de los más cotizados pintores de su tiempo y muy apreciado en virtud del realismo que imprimía a sus cuadros, efecto pictórico que resultaba de mezclar colores que le permitían crear sombras.

Parrhasio, no menos fanfarrón pero genial por su astucia, se proclamaba a sí mismo como “El príncipe de los pintores”.

Zeuxis, engreído, pinta desde lo alto, ignora a todos, es decir, se da bomba; en contrario, Parrhasio es cordial y chistoso, pinta por las buenas, bromeando con los muchachitos quienes suelen rodearle cuando lo ven pintar.

La lucha entre estos dos pintores, para dirimir supremacía, es a cuchillo afilado-tal como ocurre ahora en la MUD para escoger al majunche-pero, ambos han aceptado-entonces, por supuesto-enfrentarse ante un jurado que ha de decidir cuál de los dos es el mejor pintor.

Zeuxis expone una naturaleza muerta contentiva de racimos de uvas, tan “real”, tan “verdadera” que una bandada de pájaros que pasa en el instante, se abalanza sobre el cuadro para picotearlo.

Zeuxis, seguro del triunfo, creído de su impecable genio artístico invita a Parrhasio a levantar la tela que cubre su pintura para que pueda hacerse la comparación y Parrahasio responde pausadamente que no hay nada que levantar, que su cuadro es la tela pelá que supuestamente cubre algo; es, de hecho, la pintura en sí, por lo que Zeuxis pierde puesto que, además, por sí las moscas, Parrhasio tenía encaletada debajo de la tela pero bien simulado, un cuadro del mismo Zeuxis.

Y es que Zeuxis engañó el ojo de los pájaros y Parrhasio engaño el ojo del artista.

Y, es que la MUD anda por ahí, a la par de los pájaros, picoteando una realidad infundada.

Al contrario que a los animales, se les ha de suponer racionales pero la sindéresis les es esquiva; el escualidismo es una nueva enfermedad mental en Venezuela, se caracteriza por un altísimo grado de enajenación de la conciencia, barajan un libreto oculto pero inferible para una mente entrenada para captar, me refiero a José Vicente, que es un gran muchacho, pese a la crítica que le hago de maleducado.

Hoy vino por la goma y como un río caudaloso de advertencias sabias, muy ZKonducta, por lo que hay que oírlo con atención, (puntos a favor).

Y, en cierto modo se justifica que el hombre que acumula demasiados puntos deba de vez en cuando botar algunos porque la rutina de la corrección apendejea al más “pintao”.

Es el caso, por lo que José Vicente –visto desde esta otra perspectiva- tiene licencia para meter la pata.

No juego con la ambigüedad, simplemente asumo la cuestión desde una perspectiva de mentalidad abierta, de tolerancia.

Por cierto, José Vicente es vivo, recién me entero que cuando él entrevistó a Chávez no puso la bicha tan fea, seguramente por temor a que Chávez lo mandara preso.

Respecto al entrevistado y Ministro de Defensa, Mata Figueroa, francamente no tuve suerte de presenciar completa la entrevista pero puedo redondear mi criterio al respecto, se trata de un gran patriota bolivariano y ello es altamente auspicioso.

De los militares “Blancaibañez”-remember(ar) Plaza Altamira-se puede inferir que ellos fueron muy competentes en las aulas de la “Escuela de las Américas”, conforme a una doctrina militar inauténtica, foránea; pero, en la guerra real contra el enemigo, en defensa de nuestra soberanía, en el campo de batalla, no obstante que traicionaron a sus propias filas y se pasaron al bando enemigo, fueron derrotados por un teniente coronel todo coraje: Hugo Chávez.

Se pone en evidencia la esencia cobarde de la doctrina militarista impartida en esa escuelita de mierda.

Para los militares que avanzan hacia la nueva y auténtica doctrina militar bolivariana, reconforta saber que Chávez, Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Bolivariana y de la Milicia Popular, es un hombre bueno, inteligente y leal a la Patria. En cada momento de triunfo Chávez se muestra conciliador y generoso; contrariamente, los relambeñemas de la MUD cuando han asumido el poder se han mostrado perversos y han pretendido aplastar al adversario y esa es una de las sobresalientes diferencias que el pueblo nota.

Para un soldado verdadero, las mejoras que ahora obtenga en el campo social y económico no son el todo, la moral de sentirse patriota es el logro de mayor proyección.

Francamente la MUD puede definirse como la cuna del egoísmo.

(Por último, pienso que en las próximas elecciones Chávez va darle a la MUD una buena patada en el culo)


oceanoatlanticoguillermo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4734 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a128828.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO