Para quienes creen en aves grávidas

Como pajarito en grama

Revuelo y no otra cosa es lo que ha causado el twitter @chavezcandanga. Sube la cuenta y le baja a tensión a la oposición. Muchos piensan abandonar el nido del pajarito azul y si no fuera porque sus blackberrys son casi apéndices de sus cuerpos, ya se lo hubieran sacudido a una pared. Se les cayó el plumero, al ver el raudo ascenso de la cuenta de marras y no les queda más que empollar la frustración entrando en ella para ver lo que no creen.

El fenómeno comunicacional los tiene locos y aun no acaban de reponerse del ridículo de sus “primarias”. Zamuros, cacatúas, chenchenas, garzones y hasta patos reales no atinan a moverse en los predios gramíneos, atacados por una culequera gallinácea. El Twitter se marginalizó, las hordas chavistas nos agarraron la vega para potrero ¿Cómo es posible que la chusma invada nuestros espacios? Los graznidos, cacareos y chillidos son de aviario con zorro cerca.

Con matrices de opinión pretenden detener doce días de avalancha: Por el blackberry espiarán a Chávez, no tuitea desde el vergatario, Obama no lo usa ni en USA, por allí lo localizan los satélites, está estimulando el consumismo, tiene tuiteresbirros y dele.

Lamentablemente ni allende la talanquera ni por aquí se ha analizado bien los elementos semiológicos contenidos en el hecho comunicacional @chavezcandanga. La bofetada semiótica asestada por el Líder Comandante al utilizar eficazmente, esto es importante, un aparatico que hasta ahora ha sido símbolo de estatus, de superioridad, de grupos de referencia capitalista que en su conjunto promueven el egoísmo, da un giro de 180 grados al imprimirle cariz socialista a una mal llamada “red social” que en nuestro país casi en su totalidad es utilizada para incitar a actos violentos, transmitir odio entre los disociados y manipular información.

Se trata además de la tecnología al servicio de la comunidad. Los ciegos actitudinales tratan de esquivar tal hecho, señalando un supuesto mal ejemplo al utilizar un blackberry, pero no ven ni con lupa lo positivo del mismo como fenómeno social. Duele que ya su querida avecilla azul se haya socializado y que Twitter tenga una historia antes y después de ese: “Epa, que tal?...” No panita, Chávez no está promocionando la marca de un teléfono móvil, está provocando un cambio de paradigma.

Y en mi opinión, el mensaje no solo es hacia allá, sino que también está dirigido a los rojo rojitos que cargan blackberrys sin que hasta ahora se les ocurriera que tenían una forma de comunicarse con el Pueblo, de atender la voz de Dios, subiendo cerros, escalinatas, arando, pescando, en fin, construyendo los caminos de la revolución. Hay quienes alegan que ya sus mails, blogs y páginas web los tienen full como para que además le invadan el celular.

Es como tener en la mesa, hielo, agua, limón y papelón y ni por asomo se les ocurriera hacer una refrescante bebida criolla ¿Será que es mejor Twitter en mano que cien leves camaradas? ¿Cuál otra vaina inventará Chávez?

Por si acaso, bien pudiera producirse una versión “@candanga” del “vergatario” que sea de uso obligatorio por diputados, ministros, gobernadores, alcaldes y otros funcionarios para que el Pueblo les cante un Pajarillo quieran o no quieran.

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2195 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor