Toma La Bastilla

La Comuna hondureña

Cada pueblo Hondureño, es hoy por hoy una verdadera Comuna, es el revivir de la Comuna Francesa, que tuvo en su tiempo y espacio la gloria de haberse enfrentado en condiciones terriblemente adversas al establecimiento de aquellos días en aquella nación Europea.

Claro está que estas Comuna Hondureña, no cuenta con armas, pero eso no es obstáculo para seguir allí en las calles en medio de un ejército y una policía protegedora de “los Oligarcas Perfumados” de Honduras y demás allá de esa nación.. Solo su conciencia de pueblo rebelde que lleva en su corazón la memoria de su héroe Morazán y su amor y lealtad a su líder el caballero del sombrero alado que con cariño bautizaron “Amigo Mel”.

Ahí está todo un pueblo, sencillo, humilde, campesino, aborigen, afrodescendiente marchando por montes y montañas, atravesando ríos, quebradas, caminos inhóspitos, rompiendo barreras represivas para llegar hasta Tegucigalpa, no importa las vicisitudes ni cuanto tiempo hay que esperar para llegar a la Casa de Gobierno (Es como La Bastilla de aquellos tiempos del Rey Luis XVI) que hoy está usurpada por gobernantes ilegítimos que le temen a la participación de los pueblos en los asuntos de la vida gubernamental.

El primer día las calles de los pueblos y ciudades de Hondura, fueron escenarios de confrontación entre los seguidores del gobernante Legítimo, y las fuerzas represivas que en esa madrugada habían secuestrado y desterrado de su Patria al Presidente Manuel Zelaya, los gritos de rabia e impotencia y dolor se dejaron oír por doquier. Las voces de los pueblos y gobiernos del planeta tierra no se dejaron esperar en condena de aquella barbarie que se creía no volvería a suceder en tierras de la América toda.

Mientras tanto en estos aciagos días, el pueblo Hondureño, convertido en comunas libertarias sigue allí, en las calles entonando su glorioso himno, como si fuera la Marsellesa invocando el ejemplo y la fortaleza espiritual de su líder Manuel Zelaya.

Es como si por esas tierras anduvieran al mismo tiempo Morazán, Pancho Villa, Emiliano Zapata, Augusto César Sandino, Carlos Fonseca conduciendo “la rebeldía pacifica” de los descamisados de Honduras, quienes han perdido el miedo, al tener pleno conocimiento que si les pegan, arrestan, tortura o asesinan será por estar del lado de una causa dignidad, como es luchar para reponer el Estado de Derecho en su Patria hoy envilecida por la acción nefasta de unos malos hijos, que en contubernio con intereses de una minoría que se resiste a perder privilegios que por siglos han logrado mantener, en perjuicio de la mayoría empobrecida que en estos tiempos y bajo el liderazgo del Presidente Zelaya, avanzan a la toma del verdadero poder.

Fue Julio de 1789, que miles de manifestantes tomaron la Bastilla, con las consecuencias conocidas en la narrativa histórica. En estos día de Julio de 2009, La Comuna de Honduras se moviliza contra viento y marea bajo el grito “Queremos a Mel” que se vaya el Turco impostor y sus gorilas verde olivo de aquí y de allá del norte.

Que ojala y la sensatez si es que tienen algo de eso, prevalezca y los usurpadores de la legalidad, reacciones y antes que las masas enardecidas guiadas por el espíritu de Morazán tomen por asalto la Casa de Gobierno de esa nación Centro Americana, cuan La Bastilla Ayer.

…………….

(*) Luchador Social


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1351 veces.



Macario Sandoval (*)

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor


Notas relacionadas