Barack Obama ¿Presidente o actor nuevo del imperio?

“La conciencia es como un vaso;

si no está limpio el vaso resultará

sucio todo lo que se eche en él”

Horacio


No vale el juramento más sagrado

para el hombre sin conciencia”

Víctor Hugo

Como hemos visto grandes hombres en la historia, en la antes llamada “raza negroide africana” (conceptos o creencias superados científicamente) i no tenemos tiempo ni espacio para hacer recuentos lejanos en la biografía del mundo, encontramos en nuestros tiempos a personajes excepcionales por su calidad humana, como Martín Luther King, Patricio Lumumba, Malcom X, Nelson Mandela i muchísimos otros que, por sus virtudes, coraje i entrega a la paz de la humanidad, son paradigmas que ennoblecen su tiempo; otros en cambio, no vale la pena nombrarlos, pueden ser feroces ejemplares de delincuentes i, finalmente, algunos de cerebros débiles hacen de ridículos o de payasos, como los que se cambian o desean cambiarse el color de su piel. Los hombres, del color que sea, i por cierto muchísimos ejemplares terribles en blancos de ojitos azules i de cabellera blonda, o son biófilos, o necrófilos, como exponía Eric Fromm. Es indudable que el animal, bípedo implume de Platón o Russell, es el más feroz, malvado i destructor que exista sobre el planeta Tierra; hai también, una variedad de mui buen aspecto, de un vivir como reyes o dioses, de una ferocidad sin rugidos i atrincherados tal vez en el silencio más absoluto i que tienen todos los medios de comunicación (radio, prensa, televisión i satélites) para presentarlos cuando es necesario como filántropos i acaudalados semidioses que crean instituciones culturales, científicas o artísticas –entonces salen un poco a la luz del día- i que actualmente, se identifican con una “selva” de siglas, que exigen de un diccionario ad hoc para saber de que se está escribiendo o hablando, aunque algunas conocidas como universales o planetarias al menos, como ONU, OMS, OTAN, OEA, etc., aunque sabemos lo que significan, ya estamos convencidos que no sirven para nada o que sus resoluciones solamente se imponen a los países débiles o pobres, i sirven de papel sanitario para las potencias o países privilegiados. Estamos viviendo momentos espantosos de esa desobediencia, con el caso del Monstruo Asesino del gobierno sionista israelí, produciendo un genocidio en Gaza, desobedeciendo olímpicamente al organismo de “Seguridad” de la ONU, simplemente porque tiene el apoyo del mayor Imperio Terrorista del mundo, los Estados Unidos de Norteamérica. Este es un mundo desvirtuado, atropellado, sometido, humillado i mil cosas negativas más, por ese imperio de la historia del mundo, ante el cual los antiguos imperios, incluyendo el de la “desmadre” patria, la Pérfida Albión, es apena un viejo recuerdo de bucaneros i piratas asaltantes i saqueadores. En aquel imperio, los invasores, bucaneros, usurpadores de tierras o continentes, eran del Imperio Inglés que esparcían su “mal inglés” entre los pueblos de todos los continentes, aunque tenían que luchar duro para imponerse; los del Imperio Norteamericano actual, primero colonizan de nuevo, usurpan conciencias, compran sicarios, fabrican “vende patrias” locales, ahogan económicamente los gobiernos, de apropian de las riquezas naturales, endeudan países a enteros i, con una tecnología bélica que aprendieron de la vieja Europa i perfeccionaron al extremo, palidecen comparativamente también, las ambiciones i atrocidades de Atila, Alejandro, Gengis Khan, Napoleón, Adolfo Hitler, J. Stalin, B. Mussolini, i hasta los “fabricados” por ellos mismos como Hussein, Bin Laden, Noriega, Strossner, Somoza, Batista, Pinochet i paremos de contar. I al lado de su “héroes” o cómplices, las respectivas atrocidades i asesinatos como sucedió en Chile con Allende para no hacer más recuentos. Este es un imperio en el cual libremente, pueden tener como “Estado Asociado” a Puerto Rico, usurpar tierra i tener un campo de concentración estilo nazi, en Guantánamo; haber poseído i todavía controlar un canal como el de Panamá; declarar en sus libros de texto en escuela que, la Amazonía es patrimonio de la “humanidad” (es decir, de ellos) i no del Brasil ni de los países “salvaje o incultos” que limitan; este es un Imperio en el cual, una serie de Estados “unidos” ni son una verdadera nación, sino un verdadero imperio de terror i de consumismo de drogas, mafias, hampones, prostitución i, reyes del mercado, todo adecuado para disolver valores morales i éticos. Debería cambiar la capital, para esa otra ciudad “de la luz” que no es ni la sombra de París, i que se llama Las Vegas. La potencia que llegó a crear una escuela para formar “asesinos profesionales de primera”, (no gladiadores como en Roma) como la Escuela de las Américas o en Israel (campo de pruebas macabras) el cual ahora sirve para probar las más terrible armas nuevas, sirviendo de conejillos de india los palestinos, para que, la viejas armas sean vendidas a dos países que inicien una guerra patrocinada por ellos i vender chatarra bélica a ambos bandos. Lo mismo que pretenden hacer en América del Sur, colocando a Colombia como otra Israel, i ya con un presidente delincuente i condecorado con la Orden de la Libertad) como cómplice. Con todo lo expuesto, no he descrito ni el 40% de la maldad, mala voluntad i descarríos que existen en el imperio del norte. Lo que quiero hacer ver es que allí, lo que menos existe es democracia; lo prueba su sistema electoral propicio para el fraude -lo vivimos en más de un mes de espera en a primera elección del Diablo Bush-i del cual hemos visto demostrativos ejemplos; hacer ver que allí los presidentes se fabrican a fuerza de dinero, i por último que esos fabricante son las transnacionales, los reyes del mercado del sistema capitalista que, por razones matemáticas, financieras i excluidas de lo humano, se han venido al suelo i el gobierno ha tenido que tratar de buscar los remedios con los dineros del Estado. Empero, ellos mandan i el señor senador Barack Obama, llegó a la presidencia no por su empuje, sino puesto aquí por los amos de los presidente i los amos del imperio, del horror i de la guerra. Obama me impresiona –como me impresionó en la Constituyente esa escoria humana que es Luis Miquilena- como un hombre impuesto, o dejado llegar a ese sitial, por las trasnacionales que, aunque el país esté en grave crisis, ellos son los agujeros negros de la economía. Ni el país ni el gobierno tienen casi dinero, pero todo ha sido absorbido, sin dejar salir por “fuerza de gravedad” la luz, tal como sucede en el cosmos con los agujeros negros estudiados por Hawking. Ya el vaso de su conciencia, como en el pensamiento de Horacio, está sucio de “bushismo” o de teoría imperial. Ya repite lo que el beodo de olimpíada en China, mientras se distraía tocando traseros femeninos. Obama, así lo pienso i ojalá me equivoque, seguirá la misma línea o conducta de Bush hijo que, presumo no se ha cansado de hacerle mal al mundo, i junto con su padre el Bush viejo i maligno ex Jefe de la CIA, irá a perforar los glaciares del sur de la Argentina i Chile. ¡Cuánto se ha dicho, por los mismos científicos norteamericanos, sobre la amenaza del calentamiento global, el agujero de la capa de ozono i todo lo que ha empezado a destruir a economía alimenticia del planeta! Pues allí tenemos a la familia Bush, consanguíneos de la CIA i socios petroleros de la Condoleezza Rice, de Cheney i de la familia Bin Laden, saliendo de la presidencia, para seguir…¡Jodiendo al mundo!

Obama, con atuendo vacacional, con sus bermudas i pantuflas de playa, o bien vestido de caballero civilizado en el Salón Oval, será un continuador de Bush. Si no ¿Por qué lo dejaron llegar allí? ¿Por qué le pusieron al lado a la senadora Hillary Clinton, enemiga del patio trasero de su país, o sea Latinoamérica? Es más, los Estados Unidos han participado en dos guerras mundiales, más muchas otras como Corea, Vietnam, Irak, etc., i en su territorio no ha caído ni una sola bomba, no ha disparado un tanque, ni han tenido que recurrir a un refugio antiaéreo. Solamente conocemos el caso de Pearl Harborl, i hoi sospechamos que lo permitió Roosevelt, como un motivo para entrar en el negocio de la guerra, i sacrificó unos poquitos soldados como ahora en Irak, además, porque muchos son afrodescendientes o latinos; el de las Torres Gemelas, algún día se sabrá que no las tumbaron los aviones, sino demolición programada, sacrificando un poquito de civiles, para justificar una supuesta guerra contra el terrorismo, mientras amparan terroristas, planifican magnicidios i se autoproclaman policía del mundo, interviniendo en todo el planeta con la CIA, i una serie de ONG, que son centros conspirativos, como por ejemplo SÜMATE en Venezuela. En contrapartida tienen más de 10 años manteniendo ilegal e injustamente a cinco ciudadanos cubanos, a conciencia de que son inocentes. Por eso temo o desconfío de la buena conciencia de este “nuevo” presidente, cuando leo el pensamiento de Víctor Hugo que enaltece el inicio: “No vale el juramento más sagrado para el hombre sin conciencia”. Por eso tengo la esperanza de muchos, entre ellos Chávez, de que posea una justa conciencia de gobernante.

Cosas así, hacían los Emperadores romanos i otros déspotas. El Norte, es un Imperio de los más genuinos. Al pueblo que de paso es en mayoría indiferente, lo contentan con cine, béisbol i comida de lujo o de chatarra. La mayoría desconocen el mundo. Un Ingeniero le preguntó a un amigo mío, si Venezuela quedaba en el África. Por eso Barack Obama, ya van varias veces que se refiere negativamente al presidente Hugo Chávez Frías, porque sabe cuanta valentía, dignidad, conocimientos, amor de pueblo i respaldo de América i del mundo, tiene un hombre que ha sabido defender la soberanía de su patria i busca lograr a plenitud los ideales o propósitos del milenio, en busca de la calidad de vida i la felicidad de su pueblo. Ya veremos si cuando tome posesión de su cargo el 20 de enero, haya aprendido algo sobre la Verdadera Venezuela, absolutamente distinta, feliz i en progreso, en contraste con la dejada por los 40 años de Dictadura de Partidos (AD-COPEI) para mí particularmente, más terrible que la de Pérez Jiménez. Fue una falsa democracia. Ahora, por primera vez, tenemos un presidente i una democracia de verdad. Osama en cambio ¿Será un actor más del Imperio? ¿Cómo estará el vaso político de su conciencia? ¿Será sagrado el juramento que haga al asumir la presidencia? Ante la tremenda crisis heredada ¿No estará pensando en el negocio de otra guerra mundial?

robertojjm@hotmail.com







Esta nota ha sido leída aproximadamente 2265 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a70688.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO