Por la paz odiando y la política mediatizando

Mientras Venezuela preparaba un acto por el día de la dignidad del 4-F, a propósito de los 16 años de la rebelión militar de 1992, mientras los niños celebraban con disfraces el carnaval en las calles y mucha gente cansada del bombardeo mediático disfrutaba de un pequeño asueto vacacional, los medios nacionales e internacionales organizaban a nivel mundial una marcha por la paz y contra las Farc; así, la politización de este hecho se mezclaba entre disfraces y caretas.

La hipocresía se delata en un memoria fresca de quienes vimos como “el caminante de la paz”, el Profesor Moncayo, quien, en un dolor y sufrimiento directo por la retención de su hijo hace 10 años, recorría cientos de kilómetros de territorio venezolano para pedir por la paz de la manera mas sincera y real, lo que se reflejó al mismo tiempo en el odio político de la oposición que le gritó y repudió en algunos momentos de su paso.

La marcha por la paz y contra las Farc, se generaba en mas de 100 países del mundo que de manera cómplice y silenciosa de los medios, le restaban importancia a un matanza de civiles en Irak “por error” de Estados Unidos, que incrementaba la cifra de su matanza a un millón de muertos y millones de heridos, huérfanos, lisiados y enfermos por la guerra que, de forma terrorista, mantienen los Norteamericanos y sus aliados desde hace cinco años en Irak.

Una marcha por la paz llena de odio al mismo tiempo, le hace el juego a Uribe al dar luz verde a los “yanquis” para bombardear suelo colombiano. Recientemente fue sentenciado a mas de 60 años de cárcel en una prisión norteamericana, el miembro de las Farc Simón Trinidad, sin comprobarse hechos sangrientos en su contra mas que los políticos que realizó en Colombia, pero al mismo tiempo, quedaba absuelto de toda culpa, el militar “gringo” que de modo criminal, sádico y salvaje torturó soldados iraquíes retenidos en cárceles dominadas por las fuerzas invasoras de Irak y que en imágenes dantescas y humillantes recorrieron el mundo. Y es que esos son los mismos tribunales que amparan al terrorista Luis Posada Carriles en suelo gringo.

Los estudiantes opositores venezolanos que pasan por alto la historia contemporánea de su propio país y el mundo cada vez que defienden lo indefendible y que además, en actitudes guerreras, rencorosas, racistas, bañadas de odio y resquemor piden por la paz. La paz no es solo de manera unilateral y por Colombia, es por el resto del mundo también. La invasión de Irak, las amenazas contra Irán, las matanzas de los palestinos, la intervención y quiebre de Haití, las amenazas y complot contra Venezuela, etc, también urgen de paz. Quiénes piden paz, ¿por qué no protestan acaso la liberación de Santiago?, un niño retenido en una cárcel del estado colombiano, donde nació del vientre de una combatiente de las Farc, ¿será que Santiago no tiene los mismos derechos humanos que Emmanuel?.

Los propios familiares de los secuestrados, victimas directas de la situación en Colombia, en desacuerdo rechazaban la forma mediática y politizada de la marcha del 4-F por la “paz y contra las Farc”. Esta marcha había sido promovida previamente en Europa por el propio Uribe y coincidía extrañamente con el día de la dignidad de Venezuela y los carnavales en el mundo, tal cual como el de Brasil. El propio ex – presidente colombiano Andrés Pastrana al ser entrevistado por la televisora RCN de Colombia, decía: -no al secuestro, no a las Farc, no al Eln, no al paramilitarismo, no al narcotráfico, no a los secuestradores y asesinos comunes- mientras que el noticiero escribía de título: “Pastrana se pronuncia contra las Farc”.

La alta jerarquía de la iglesia en Roma se incorporaba a la marcha, sin embargo en Colombia, no marcharon los grupos sociales religiosos, ni los de derechos humanos y menos los sindicatos quienes, conociendo el fondo de la realidad, entienden que sustentar las políticas de Estados Unidos con el Plan Colombia y ahora Patriota, significa los lineamientos de la oligarquía colombiana, empresarios y banqueros que bajo la excusa de militarizar y rodear a los “guerrilleros” justifican un bombardeo a las Farc que arrastre el exterminio de los campos y campesinos. Por ahora, el gobierno de Uribe adquiere siete aviones israelíes de acciones bélicas.

Las Farc vuelven a mostrar señales para ir a un acuerdo humanitario al anunciar la liberación de tres rehenes mas, los cuales, prometieron como entrega al Presidente Chávez y la Senadora Córdoba, quienes hasta ahora, son los únicos que han logrado avances en ese sentido. A partir de ahora, la oposición venezolana creará ambientes desestabilizadores con secuestros de comida y medicinas, invasión de edificios como el “cediaz”, que coincidencialmente, alberga un instituto universitario privado y que además se encuentra ubicado a pocos metros donde se hospedan familiares de los retenidos próximos a ser liberados. El guión mediático está escrito para activar a los “actores” de la oposición que se hacen llamar estudiantes. ¡Alumnos de los retrógrados politiqueros ambiciosos, que luego actuaran como conejos corriendo detrás de los perros!.



Larry Márquez Peralta – 05.02.08 – larryubv2004@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1408 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Larry Márquez Peralta

Larry Márquez Peralta

Más artículos de este autor