Bemoles del canje humanitario

Piedad Córdoba, una negra bonita, liberal hasta la médula pero con muchos maltratos recibidos en su cuerpo y en su espíritu por esa cáfila de matarifes conocidos popularmente como “los paracos”, quienes no contentos con secuestrarla a ella, también secuestraron, y aún mantienen secuestrada a su hija; situación que la obliga por lógica a colocarse del lado de una solución basada en un acuerdo entre los beligerantes de respeto a la vida. Sin embargo Piedad en el fondo, muy en el fondo, juega de tonta útil al uribismo. Siendo cómo es una víctima más del gobierno paramilitar y ultra mafioso del señorón Álvaro Uribe, todavía no habla cómo tiene que hablar. Todavía no le oímos decir que “el canje humanitario” sólo parece favorecer la pequeña burguesía colombiana, uribista hasta los tuétanos. La hermosa negra Piedad no nos dice que mientras la FARC-EP libera a dos representes del filisteísmo colombiano, en las cárceles de Colombia y de los EEUU se están pudriendo los combatientes de la dignidad armada de Colombia, entre los que se cuenta un niño, tan niño y tan pequeño como Emmanuel que se encuentra preso con su madre guerrillera en los ghettos del fascismo uribista.

“El canje humanitario”, lastimosamente, tiene una sola cara, y esa cara es el detestable rostro del oportunismo burgués sobre la dignidad de los Pueblos que luchan por su liberación. Hay una nota diferente en este incomodo asunto, y esta es la digna actuación, y el pedido del Presidente Chávez, al gobierno de Colombia y los gobiernos del mundo, de que se le retire a las FARC-EP el injusto remoquete de Terrorista, y se le reconozca su legitima condición de beligerancia en una guerra dónde los trabajadores y los pobres ponen casi todos los muertos. Tal condición de beligerancia a las FARC-EP ubicaría el conflicto que vive en sus reales términos: una guerra sucia y desigual donde el imperialismo norteamericano con sus cómplices, lacayos, nacidos en Colombia, extermina a la dignidad revolucionaria que pugna por llevar el proceso de liberación nacional.

Toda la atención mediática está centrada en los prisioneros de guerra que mantiene en su poder la FARC-EP. Los medios, ni los actores del Canje Humanitario están hablando de la camarada guerrillera que es presa de Guerra con su pequeño hijo nacido en una de las cárceles del gobierno fascista del capo Uribe. Tan importante es Emmanuel como el pequeño niño guerrillero que nació combatiendo a los genocidas de Colombia dirigidos directamente por el imperialismo norteamericano.


Independientemente de que los imperialismos y en particular el imperialismo norteamericano le dé un carácter bisémico (dos significados) a la palabra Terrorista, considerando como tales a los guerrilleros que luchan por llevar adelante los procesos truncos de liberación nacional en gran parte del Planeta, y a los paladines de la justicia y de la libertad a los que matan y roban por sostener el neoliberalismo como instrumento capitalista de dominación imperialista, caso de Luís Posada Carriles y absolutamente todos los miembros de la CÏA; los llame caballeros de la Democracia. Chávez da en el clavo con este pedido a las naciones y pueblos del Mundo. Es el primero que vuelve exhumar el debate de ¿Quién es realmente terrorista? ¿Son acaso las mafias del capitalismo concentradas en los EEUU, dinamitando a las torres gemelas, o matando a sus propios presidentes en ejercicio? ¿O sería lícito llamar terroristas a los guerrilleros que luchan por la liberación y por la construcción del socialismo científico en sus pueblos explotados y sumidos en la pobreza por el odioso capitalismo?

tutas13@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1772 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a49635.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO