Mi palabra

EEUU pateando a sus aliados

La política y el comercio en forma
desarrollada -arte de obtener sobre el contrario éxitos
positivos mediante superioridad espiritual- son substitutivos
de la guerra con otros medios.
Oswald Spengler

Todos los días, los gobiernos de los Estados Unidos, nos dan verdaderas lecciones, y el que no quiera aprender es por su carácter “pitiyanqui”, el cual le importa poco la política económica implementado por cuanto jefe se instala en la “Casa Blanca”, llevando siempre la mejor parte; de lo contrario utilizan la fuerza, para imponer su hegemonía, como ha venido sucediendo en el medio oriente. El estudio de Vladimir Ilich Lenin (el imperialismo fase superior del capitalismo) nos permite conocer la verdadera función de los monopolios en esta etapa del desarrollo de la sociedad; el vocablo lo utiliza, después de estudiar al capitalismo en profundidad, encontrando en dicha investigación los grandes monopolios, totalmente ligados a los capitales, cumpliendo una función de sostén, para aplicar una economía rapaz, capaz de cualquier cosa por mantener en el poder a sus ejecutores.

En los últimos días se han hecho presente grandes contradicciones entre el capitalismo monopólico, implementado por los Estados Unidos –El imperialismo enseñando sus garras– y algunos de sus aliados, pero lamentablemente esas noticias sobre los movimientos comerciales, han tenido poca repercusión en la opinión pública, y de no ser por algunos medios en la web, entre ellos “APORREA” todo pasaría, como quien dice por debajo de la mesa, para beneplácito del verdugo: el coloso, y expansionista monstruo imperial, quien no respeta acuerdos, y menos lazos de “amistad” entre sus aliados a la hora de preservar sus finanzas

El trapacista de Donald Trump, a pesar de todas las críticas, y el rechazo creciente en su propio país, viene cumpliendo a cabalidad con la tarea encomendada por los grandes grupos de banqueros, y capitalistas estadounidenses. De nada valen, los constantes reclamos, y sugerencias de la UE, y las quejas de Canadá, y México, países que están sintiendo la voracidad de su mal vecino en las relaciones comerciales, aunado al desprecio total, a pesar de mantenerse a los pies del actual mandatario estadounidense, sin importarles la dignidad, y los reclamos de sus pobladores, antes la forma por demás vergonzosa, como han sido tratado últimamente, especialmente México.
De los países integrantes de la UE –28– 4 de ellos, forman un grupo muy selecto, y necesariamente tenemos que nombrarlos por separado, dado su peso comercial, militar, y su influencia política en todo el mundo: Alemania, Francia, Inglaterra, e Italia, el cual se han mantenido en total sintonía con los gobiernos estadounidense, e incluso los han acompañado en algunas aventuras militares –Irak– sin importarles las consecuencias, y resultados, pero a la hora de hacer los inventarios en sus propias casas, es cuando pesa la línea trazado por el imperialismo en materia económica, y cobra un gran valor el pensamiento del filósofo e historiador alemán Oswald Spengler, quien ayuda a desenmascarar la hipocresía de EE. UU, frente a sus compinches al declararles la “guerra” por otros medios; libreto muy parecido al reparto de un botín entre malandros de un barrio: el jefe, y guapetón, muchas veces se quiere quedar con la mayor parte del pillaje, sin importarle la suerte de sus aliados circunstanciales. Queda muy claro una lección: una cosa es ser un perrito faldero, otra es la relación comercial, y en esto, hasta las familias se pelean por las pugnas económicas. Lo que está sucediendo en estos momentos, entre Estados Unidos, y la UE, es un vivo ejemplo, el cual pone sobre la mesa, las reglas del dueño del circo, para que las conozcan sus “payasos”.

En toda esta polémica, surge una pregunta elemental: ¿Qué pueden esperar países, y gobiernos con dignidad, entre ellos: Venezuela, cuando patean a sus aliados? La respuesta está a la vista del que quiera ver, porque las presiones con medidas económicas están a la orden del día, creando una inflación indetenible en muchos sitios, y por momentos aparecen las amenazas, recordándonos el historial bélico y sanguinario del imperialismo, por lo tanto, no podemos descartar una invasión.

El tiempo le ha dado la razón a muchos pensadores visionarios, que presagiaban el papel de los Estados Unidos, frente a los países más débiles, y solamente la encendida denuncia, ha frenado en parte la furia del imperio, aun, cuando muchos vende patria, nieguen las arremetidas tanto económicas, como militares del imperialismo, precisamente porque su papel antes la historia es de verdaderos serviles, que poco les importa ser pateados por el trasero, con tal de cargar en el bolsillo, la visa para salir, y entrar de nuestro país, y llegar al exterior, vomitando un palabrerío, para consustanciarse con su amo de turno: Donald Trump.











Esta nota ha sido leída aproximadamente 1278 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a264305.htmlCd0NV CAC = Y co = US