Donald Trump, Asamblea Nacional Constituyente

Las elecciones celebradas en Estados Unidos, en las cuales se eligió al presidente que regirá los destinos de ese país en los próximos cuatro años fue de sorpresa general. No solo en el norte, sino en todo el mundo. Un desconocido en el mundo de la política derrotaba a la dama de la guerra, a la mentirosa compulsiva, a la exjefa de la Cancillería gringa, con más de cuatro décadas en los conciliábulos de la política. La que fue a Libia y dijo "vine, vi y me río", ante el crimen miserable que cometían, hace 5 años, en ese gran país del norte africano, con los países miembros de la OTAN como aliados; la instigadora y creadora del estado islámico, la otrora famosa Hillary Clinton.

Los grandes perdedores han sido los medios de comunicación de ese país y los conglomerados internacionales dominados por los sionistas; perdedores también, las empresas que manejaron las encuestas y no daban nada por el candidato ganador y, sin duda, la derecha venezolana, que apostaron todo por la guerrerista Clinton. Tal como lo hizo él estafador Macri, quien en la recepción de la embajada yanky en Argentina apostó una fuerte cantidad de dinero a que su amiga ganaría.

Debemos destacar que en gringolandia se jactan de hablar de democracia y pretende dar lecciones de como elegir a un representante popular; sin embargo, el pueblo no elige al presidente directamente. Es esta la razón por la cual vemos que la Clinton obtiene 62.830.751 votos, lo que implica el 47.9%, y Trump 61.496.079 o sea el 47.2%. Siendo la diferencia 1.334.672 a favor de Clinton. Pero, la realidad es que el presidente es elegido por los compromisarios, nombrados en igual número al total de senadores y representantes que nombre cada estado al Congreso; en este caso, hablamos de 538. Trump ganó 306 de los colegios electorales y la Clinton solo 232. Es un sistema que tiene 229 años de historia. La votación general, total, fue de 56.9% y se puede apreciar que la abstención es bastante elevada, 43.1%. Recordemos que todo lo referente al presidente y su elección, sus funciones, requisitos y tiempo en su cargo se estable en el artículo II en concordancia con la enmienda XXII de la Constitución de los Estados Unidos.

El momento político que se le presenta a Trump es bastante interesante, puede pasar a la historia de los EEUU si tiene la osadía de llamar a una Asamblea Nacional Constituyente, en función de reformar totalmente la Constitución, la cual sin duda alguna prestó una gran utilidad en la formación de ese inmenso y poderoso país, pero ha llegado el momento que el pueblo decida como elegir a su presidente directamente y donde se establezca un sistema a electoral legal y confiable. Además, que elimine todo lo referente al porte de armas que tanto daño le ha ocasionado a ese pueblo.

Tal como hemos señalado el triunfo de Trump es digno de estudio. En su camino a la Casa Blanca derrotó a 17 precandidatos del ala republicana, y al final la Convención de ese partido seleccionó 7 candidatos, entre los que se destacan: Jeb Bush, Marco Rubio, Ted Cruz, Rand Paul, Ben Carson todos ellos conservadores, con experiencia política y defensores del gran capital. Trump fue despiadado, utilizó ataques irrespetuosos, groseros, sin ninguna norma de civismo político o personal, lo que lo llevó a noquear, arrasar en la internas. Luego fue implacable con la Clinton llegando al extremo de amenazarla de llevarla a la cárcel. Como vemos para este neófito en política su jugada, su triunfo debe ser estudiado por los analistas políticos y por los propios historiadores, es sin duda alguna un fenómeno para revisar. Agreguemos, que su triunfo es tan determinante que el partido republicano, pasa a ser mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado.

El 19 de diciembre, los compromisarios -nominados por los partidos políticos- se reúnen en los parlamentos estatales para emitir oficialmente su voto para elegir al presidente y al vicepresidente. Y el 20 de enero, será el día de la investidura presidencial, el presidente y el vicepresidente electos juran y toman posesión de sus cargos para presidir el Gobierno de Estados Unidos.

Es claro que Trump tiene dificultades, en estos momentos existen protestas en New York, Filadelfia, Seattle, Chicago, Oakland, Washington y Boston y se especula que esta guarimbas se mantendrán y se agudizaran en otros estados. Semejantes movilizaciones solo se vieron en 1860, en tiempos de Abraham Lincoln, rechazado por los terratenientes del sur, debido a su postura de eliminar la esclavitud. Se rumora que muchos compromisarios podrían votar en contra; alguna gente comparte la opinión que Trump no podrá cumplir con sus promesas y hará lo mismo que Obama, terminar su periodo sin hacer nada de lo que prometió. Gobernará para satisfacer a las transnacionales, al gran capital y al sionismo. De no ser así, su destino esta jurado y necesariamente la respuesta está marcada, le pasará lo que ya aconteció con Kennedy y con otros que pretendieron romper el modelo del imperio.

Para Venezuela, lo único bueno de esas elecciones es que pasamos unos días en que el norte no pudo atacarnos pues se desataron los demonios en el vientre de la bestia. No esperemos nada bueno y estemos alertas, revisemos cual será la política internacional que fijará Trump y sus asesores. Esperemos que por lo menos que el decreto Obama, contra nuestro país, sea revisado; pero no tengamos satisfacción por lo que allí aconteció. Vale recordar si, que Obama y la Clinton serán recordados en nuestra América, ya que su gestión derrocó a Zelaya en Honduras, a Lugo en Paraguay, a Dilma en Brasil, desestabilizó a Venezuela, pretendió derrocar a Correa en Ecuador y a Evo Morales en Bolivia. Asimismo, ha presionado a los países caribeños para que rompan con Venezuela. Sin embargo, destacamos que la geopolítica de Chávez está sobre la mesa.

Momentos difíciles confronta el mundo, pero las fuerzas del bien se unen y son mayores los espacios que día a día luchan por construir el Socialismo como la única formación social, el único proyecto politico capaz de salvar a la Humanidad. Nuestra lucha continúa y nuestro grito de guerra sigue presente. Patria socialista es nuestro destino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1126 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a237296.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO