Almagro, es el momento, Asamblea Nacional Constituyente

Almagro, debes saber que en nuestro país, tienes una copia de tu bipolaridad, al igual que tú, un siniestro personaje dice barbaridades y luego argumenta, con seriedad y pasmosa cara fría que él nunca dijo esa boca es mía. Así fue tu intervención en Montevideo, donde dijiste que la Carta Interamericana Democrática estaba activada, que nadie había cuestionado ni refutado tu informe de 132 páginas. Se te olvidó todo lo señalado por los Cancilleres de Bolivia, Nicaragua, Ecuador y en especial la intervención de nuestra Canciller Dercy Rodríguez quien llegó a denunciar que deberías ser sancionado por el plagio que habías cometido en dicho informe. No te dejes golpear por la edad, hoy día existen técnicas, grabaciones, podemos ver con claridad lo que pasó, y lo único que se evidencia es que eres un gran mentiroso, igualito a tu par en Venezuela.

Ahora bien Almagro, ante tanto problema y desconcierto creo que llegó el momento de una gran salida, la necesidad de llevar a cabo una Asamblea Nacional Constituyente, por supuesto no me refiero a Venezuela sino en Estados Unidos de América. Como debe saberlo, en noviembre serán las elecciones para elegir un nuevo Presidente en EEUU. El rollo es que mucha gente en diferentes partes del mundo y en los mismos Estados Unidos, no comprenden el sistema de elección. El sistema fue creado en función de mantener al pueblo alejado de la política. Es así como uno de los padres de la Constitución Alexander Hamilton concibió el sistema de arriba hacia abajo, impidiendo de esta forma todo tipo de soberanía popular. Además, otorgó poderes a los Estados, los cuales pasan a designar los ‘grandes electores’, en número proporcional a la cantidad de población. Al final serán estos llamados electores quienes eligen al Presidente y no el pueblo. En otras palabras, el colegio de electores, compuesto por 538 miembros, es el que elige al Presidente. Lo único que podemos captar aquí es que cada Estado tendrá un número de electores igual a la cantidad de escaños que le tocan en el Congreso, sumando diputados y senadores.

Hace tiempo y utilizando un seudónimo, Vicente Hernández, en honor a un viejo campesino comunista en el Táchira, escribí tres artículos sobre la Constitución norteamericana, en uno de ellos ´El Problema Constitucional´ destacaba, tomando en consideración lo que señalaban algunos teóricos: " que la mejor Constitución es la de Estados Unidos, pues tiene más de 220 años, y por supuesto, así lo manifestó el ex primer ministro de la Gran Bretaña William Gladstone, cuando dijo es el documento más admirable jamás producido en un momento dado por la inteligencia y la determinación del hombre". Si revisamos dicha Constitución, encontramos que tiene 7 artículos, lo que la convierte en una obra maestra. Claro no dicen nada, o exponen poco, que cada uno de esos artículos abarca 70 a 80 artículos de una ley, tampoco comentan que tiene 26 enmiendas. Pero lo más grave de dicha Constitución es la confusión que existe en torno al proceso de elecciones para presidente de la República; tampoco entiendo por qué ellos se preocupan de la democracia en otros países, cuando su forma de elección conlleva a que no sea el pueblo quien elija su Presidente, lo que implica una violación flagrante al mismo Credo norteamericano que establece "Creo en los Estados Unidos de América como un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, cuyos justos poderes emanan del consentimiento de los gobernados…" de acuerdo a lo expresado por William Tyler Page.

Es esta la razón fundamental por la que considero que la Constitución de USA debe ser reformada, ya que es necesario que se adapte a la nueva realidad social que venimos confrontando en el mundo moderno, donde cada país viene eligiendo su presidente, al extremo que se puede implementar el referéndum revocatorio, que de haberse aplicado en EEUU seguro hubiera acabado con la presidencia de Obama, pues sinceramente no cumplió con lo señalado para ganar. Creo que llego el momento de unirnos desde todos los países a América Latina y el Caribe, en un gran movimiento para alertar al pueblo norteamericano de que es la hora de una Asamblea Nacional Constituyente, donde se pueda redactar una nueva Constitución, que determine el derecho de elegir por votación directa, secreta y universal al Presidente de los Estados Unidos de América.

Si Almagro tuviera visión del problema y estuviera trabajando para la integración de América, ésta sería su gran oportunidad. Si pone atención a dichas elecciones sabrá que Hilary Clinton ha señalado, con respecto a Trump que: "No dejemos que haga con nuestro país lo que hizo con sus negocios… el magnate llevó a cabo en Atlanta City una estrategia basada en acumular enormes préstamos que luego no pagaba al declarar repetidamente sus casinos y otros proyectos en bancarrota….Lo que hizo aquí en Atlanta City es exactamente lo que hará si gana las elecciones en noviembre". Esto debe ser verdad, pero revisemos que Trump también tiene su verdad al señalar: "la deshonesta Hilary, hace historia….hizo historia sobre billetes de cien dólares y con una estrella roja de seis puntas con la inscripción la candidata más corrupta de la historia". Si asumimos sus verdades, lo que dice Hilary de Trump es cierto y lo que dice Trump de Hilary es verdadero, tenemos que llegar a la conclusión que ninguno de los dos está en capacidad de ser candidato.

El grave problema es que Almagro, como pieza clave del imperio, juega a destruir a Venezuela, para ello recibe canonjías, es un mercenario que no abre los ojos ante tanto problema alrededor, ante tanta miseria que percibimos. Su labor y con ello su equipo, tienen planes crematísticos no están interesados en llevar a la OEA al sitial que debe ocupar, solo desean que sea lo que siempre fue: un Organismo al servicio del imperio. Para ello trabaja, ese es su norte.

Almagro participa de la llamada democracia gringa, unas elecciones donde votan por correspondencia, cada estado elije a su manera, no hay forma de totalizar y en estos meses habrá un verdadero circo mediático, donde hablan de primarias y participación, pero no clarifican que son los Estados los encargados de definir esas elecciones y no hay una regla única para que los diferentes ciudadanos, en los diferentes Estados, puedan votar libremente por su candidato; en otras palabras, nacionalmente no está definido cómo es el proceso, pero para el mundo a través de fanfarrias y publicidad pretenden demostrarnos que la sociedad norteamericana vive en una democracia. Las primarias no sirven para nada, sólo quizás para elegir a los dos candidatos, en proporciones aberrantes, donde vota un 25% a 35% de la totalidad de la población. Almagro dice entonces que esto si es democracia no lo que pasa en Venezuela, donde el Presidente de la Asamblea Nacional, el otro yo de Almagro grita, ofende, amenaza, ordena como un reyezuelo y tiene el tupé de hablar de democracia.

Que sea la historia quien nos lo indique, pero realmente llego el momento de llamar por una Asamblea Nacional Constituyente en el poder del Imperio, en los Estados Unidos de América. Almagro juegas tú, es el momento del bateador con las bases llenas y la tienes de bombita.

Asdrúbal Márquez C.

fernandocaro69@hotmail.com

Caracas, 24 de julio de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1208 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a231306.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO