CNN: ¡y las milicias de Chávez!

 CNN no necesita seguir dando pruebas de su fidelidad comunicacional para el imperialismo estadounidense. Deben manejar toda una fortuna económica para contar con todo el aparataje tecnológico y periodístico que poseen. Si el gran escritor Emilio Zola existiera, dijera de CNN: “A veces, es venal y en otras oportunidades quiere parecerse como un medio televisivo “incorruptible”. En algunos casos llega semejarse a un medio de comunicación de cafetín para poder mentir con descaro y sin reparo de ningún género, pero en determinadas circunstancias dice la verdad en cuestiones triviales, sólo cuando tiene necesidad de garantizarse el derecho de engañar a la audiencia televisiva para que no se preocupe por los elementos grandes de una situación mundial –en general- y nacional –en lo particular-”.

 CNN, incluso para entrevistas que deben caracterizarse por la seriedad y objetividad de los periodistas, no escatima esfuerzo alguno para recoger rumores que hallan en sus viajes y los lanza al aire, incrementándolos varias veces sin el menor respeto ni por la verdad ni por la audiencia. En unos de los días pasados hicieron un programa dedicado “Las milicias de Chávez”. Invitaron a dos personas partidarias del gobierno venezolano y a dos opositores, como es lo correcto. Sin duda alguna, los tres invitados y la invitada, nada tengo para objetarlo, fueron serios y utilizaron argumentos respetables para justificar sus apreciaciones en defensa de su visión política de Estado y de sociedad. Sin embargo, la periodista y el periodista parecían como hechos en un laboratorio con un cerebro a la medida de la defensa incondicional de los intereses de la Casa Blanca. Casi todas sus preguntas fueron atropelladas, dictadas desde fuera y, no pocas veces, valiéndose de rumores, marcadas intenciones y buscando pescar en río revuelto. Cosa curiosa pero sucede, cuando no les conviene, algo sale a flote que dificulta la transmisión. Precisamente, cuando estaba hablando un teniente coronel retirado, que defiende al proceso bolivariano, cortaron la señal para inmediatamente darle la palabra a la entrevistada que mostraba su rechazo a la existencia de las milicias bolivarianas. Después de eso, los sacaron del aire para que vinieran dos nuevos entrevistados.

 Pareciera que los periodistas de CNN no muestran ningún interés por la ciencia Historia, por la experiencia histórica ni por los procesos políticos que se han dado en este mundo a partir, fundamentalmente, de la revolución burguesa francesa de 1789. Eso no les interesa y si saben poco o mucho de aquellos los contratos que firman con los dueños de la televisión se los hace olvidar, porque de hacer público sus conocimientos, los botan.

 Los periodistas de CNN al decir “milicias de Chávez”, en vez de decir “milicias bolivarianas o venezolanas”, están tergiversando los hechos, la realidad para lograr un fin estratégico: engañar a la opinión pública. Y cuando el objetivo es el engaño, detrás marcha una planificación para la práctica, que no es otra que el intervencionismo directo en los asuntos internos de otros países o pueblos. Así ha sido siempre cuando el imperialismo va a hacer su guerra de expansionismo y de rapiña. La creación de un estado sicológico adverso y masivo a un determinado mandatario o gobierno, crea fundamentos para la acción de fuerza, es decir, militar. El imperialismo no actúa contra un determinado gobierno o Estado y su figura principal (sea Presidente, Primer Ministro o como se llame) si sus intereses económicos son intocables. Por lo menos así ha sido hasta el sol de hoy. Por algo, para no ir muy lejos, Cuba lleva más de medio siglo siendo víctima de las políticas intervencionistas y de actos terroristas del imperialismo estadounidense.

¿Las milicias son de Chávez? Depende del cristal con que se miren. Pero eso no significa que sea la verdad. Para la Oposición venezolana y para CNN, sí son de Chávez. Para un analista objetivo o para cualquiera que haga uso de un buen sentido común de la situación venezolana, no es realmente así. ¿Por qué lo digo? Empezando, todo proceso que se identifique con la revolución socialista, no le queda otra alternativa en el mundo actual dominado por las grandes potencias imperialistas que organizar muy bien y muy técnicamente su defensa y eso pasa, aunque nos asombremos y hasta no lo quisiéramos, por adoctrinar o formar a su pueblo en esos mecanismos, en el conocimiento  -aunque sea- elemental del arte de la guerra, que no es lo mismo que hacer guerra sino prepararse para ella en caso de ser necesaria realizarla contra lo Estados o gobiernos que pretenden ser los amos del universo sobre la esclavitud de la mayoría de los pueblos que conforman el planeta o la humanidad. Eso no es guerrerismo, no es ser amante dela violencia, sino, más bien, precavido porque dirigir un país es prever para evitar esos peligros que buscan mantener la esclavitud generalizada de los pueblos.

Luego, no es cierto que las milicias sean de Chávez, aunque éste sea el líder indiscutible del proceso bolivariano, porque hay realidades que así lo testimonia. En las milicias están incorporados muchos camaradas (de ambos sexos), muchas personas que no se identifican como chavistas pero sí como revolucionarias, marxistas, leninistas, maoístas, trotskistas, bolivarianos, guevaristas y otros “istas”. Nosotros, como organización política “El Pueblo Avanza (EPA)” nos declaramos, aun con el peso de nuestros errores y deficiencias de conocimientos políticos e ideológicos) como marxistas pero apoyamos, en la medida de nuestras posibilidades reales, al gobierno que preside el camarada Chávez. Y conste, que absolutamente nada de privilegios hemos solicitado por ello. Consideramos que es nuestro deber solidarizarnos con todo lo progresivo que para el pueblo ha traído la aplicación de las políticas económicas del gobierno del camarada Chávez. Sabemos que ni éste ni su gobierno y, muchos menos, nosotros somos perfectos e inequívocos en nuestras opiniones, pero nos parece y estamos convencidos de ello que en este momento de la historia del mundo –en general- y de Venezuela –en lo particular- lo correcto es estar del lado del proceso bolivariano y no en contra. Simplemente, eso. Y por eso, varios de nuestros camaradas están en la milicia bolivariana.

De tal manera, que frente a la política desinformativa, mentirosa y engañosa que produce CNN para la audiencia con sus transmisiones televisivas, nosotros no sólo las rechazamos sino que, igualmente, manifestamos nuestra indeclinable posición de defensa de los intereses fundamentales de nuestro pueblo y al gobierno (presidido por el camarada Chávez) que se ha dado el mismo pueblo venezolano mayoritaria y democráticamente para que lo conduzca, con su real participación, por el camino de la construcción de una sociedad donde se pueda vivir en justicia, libertad y solidaridad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3724 veces.



El Pueblo Avanza (EPA)


Visite el perfil de El Pueblo Avanza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



El Pueblo Avanza

El Pueblo Avanza

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a121623.htmlCd0NV CAC = Y co = US