¿Por qué votar este 6D, en la tarjeta de la UPV?

Después de profundos debates en el seno de nuestra organización, decidimos publicar estas líneas, que son el producto de esas disertaciones, en cuanto a la realidad política de nuestro país y el peso internacional de nuestro proceso histórico, el cual conocemos como Revolución Bolivariana y la importancia del proceso electoral parlamentario del próximo 6 de diciembre.

Partiendo de la humildad que nos ha caracterizado lo largo de estos años, aclaramos, que no pretendemos creernos dueños de la verdad y mucho menos “los descubridores del agua tibia” con nuestros análisis, los cuales, tal vez coincidan con el de algunos otros camaradas que transiten en este camino de las luchas revolucionarias, como también entendemos a camaradas que tal vez difieran de manera radical con nuestras conclusiones.

Hace ya más de tres años, después que recibiéramos la llamada en la casa del <>, de parte del compañero Juan Arroyo, que decidimos participar en el proceso electoral para la reelección del camarada presidente, comandante Hugo Chávez, pero esta vez participaríamos con una tarjeta electoral, donde podríamos medir de manera concreta, como organización revolucionaria, la simpatía que teníamos en las comunidades donde habíamos hecho  trabajo político en los últimos años y de alguna manera cuantificar, parte del saldo organizativo y la fuerza que veníamos desarrollando desde que decidimos cambiar de táctica, en el año 2005 y de esa manera incursionar en el trabajo político social abierto y esto fue posible gracias a la tarjeta de la UPV y desde entonces hemos participado llamando al voto en esta tarjeta, por demás está decir, que le agradecemos a la dirección nacional de la UPV, por creer en nosotros como organización y entablar una alianza extraordinaria en el trabajo diario, en defensa del proceso revolucionario y el socialismo. Esto lo decimos con toda la responsabilidad que amerita el caso y más aún después que en un acto emotivo, fundamentalmente por la constitución de quienes estaban presentes, el pasado 21 de noviembre en la ciudad de Barquisimeto, donde se juramentaron más de 30 colectivos sociales, en defensa del voto revolucionario en la tarjeta de la UPV, es decir, creemos estar, en el camino correcto, tratando desde allí, de fortalecer la estructura del Gran Polo Patriótico, no como una instancia que se active exclusivamente para los procesos electorales, si no como lo que hemos dicho en anteriores oportunidades debería ser, desde el instante mismo de la creación de este espacio;  es decir, una instancia generadora de política y dirección colectiva de la revolución, tal como lo concibiera en su momento el camarada Chávez.

Pero ¿Por qué votar este 6 de diciembre?

Comenzaremos por analizar el grave problema económico que está atravesando el país y que el compañero presidente obrero, Nicolás Maduro, ha explicado las principales causas de esta crisis inducida, al pueblo, en reiteradas oportunidades, ha denunciado públicamente con pruebas en mano, la perversidad, de las mentes enfermas, de quienes pretenden gobernar a Venezuela nuevamente. El compañero presidente ha hablado también de la guerra económica, la cual es una realidad palpable; desde la manipulación del valor  de la moneda (sin que esto responda a ninguna ley económica conocida por los estudiosos de esta materia), por los designios de una página web conocida como Dólar To Day conjuntamente con las mafias narco-paramilitares que hacen vida en Colombia, fundamentalmente en el norte de Santander, con las casas de cambio narco-terroristas dirigidas por toda la mafia internacional reaccionaria, principalmente y entre otros, por el ex presidente de ese país el señor Álvaro Uribe.

Esto también concatenado con el fenómeno del “bachaqueo”, contrabando de extracción, acaparamiento, especulación de manera totalmente descontrolada, es decir, que es real la situación crítica y la responsabilidad directa de grandes empresarios-políticos de la rancia oligarquía criolla, que se han confabulado para usar la alimentación del pueblo, como una herramienta para su lucha, por tratar de hacerse con el poder político en Venezuela y para de esta manera tratar de doblegar la voluntad de transformación, la conciencia y el amor que este pueblo le ha confiado a la Revolución Bolivariana, tomando ejemplos de esquemas, que ya fueron exitoso por factores contra-revolucionarios, en otros países como Chile de Salvador Allende y Nicaragua de la magnánima Revolución Sandinista, en tristes y sangrientas páginas de la historia reciente de nuestro continente, por mencionar solo dos ejemplos. Por otro lado la crisis de los precios del petróleo, la guerra en el Medio Oriente, la aparición del “Estado Islámico” como elemento fundamental en la baja de los precios internacionales del crudo, por supuesto que tutelado por la Casa Blanca y sus aliados en esta parte del planeta. Otro elemento digno de consideración, es el famoso decreto <>, en el que se declara a Venezuela como una amenaza para los intereses de los Estados Unidos, lo cual  va de la mano también del verbo retador del presidente de la Republica de Guyana, que pretende crear condiciones para un conflicto bélico, por el derecho soberano de nuestro país  a reclamar el Esequibo, como territorio integral de la República Bolivariana de Venezuela.

Es por eso y por muchísimas razones más, como por ejemplo por nuestra conciencia de clase, que no podemos fallar en la tarea; si miramos más al sur del continente, en Argentina acaba de ganar la propuesta de derecha a la presidencia de ese país, y  sus similares lame botas del imperialismo en nuestro país, lo celebran como si hubiesen ganado las elecciones por correspondencia, desde Buenos Aires, pero por lo contrario, esto debe constituir  una razón más, de importancia ¡vital!, por la que debemos todas y todos los revolucionarios de Venezuela, salir a defender una vez más, como pueblo rebelde y guerrero que somos, el pueblo de Bolívar y de Chávez, la integración latinoamericana, porque aun somos la esperanza de los pobres de América Latina y el mundo.

Por lo tanto camaradas, aun con todas las críticas que podamos tener, contra los burócratas y corruptos que vistiéndose de rojo, se hacen cómplices de la oligarquía y atentan contra la dignidad de nuestro pueblo, de manera flagrante y a su vez atentan contra la memoria del gigante de estos tiempos, el comandante Chávez.  Insistimos, especialmente  a quienes son sin dudas cuadros de la revolución, en que no podemos dejar de seguir empujando este proceso y combatamos los flagelos de los infiltrados, revisionistas, reformistas y traidores, pero dentro de las filas de la revolución, los enemigos históricos son los mismos, no nos han dejado de combatir ni un solo segundo, o es que acaso creíamos que se iban a quedar de brazos cruzados, mientras el pueblo comenzaba a tomar el poder en sus manos.

Por ultimo llamamos a todos los camaradas a votar en la tarjeta de la UPV, porque significa para nosotros como EPA el voto consciente, no un voto cualquiera, si no salir a votar con el corazón y el alma revolucionaria, en especial por nuestro camarada Juan Arroyo, candidato en la lista por el Estado Delta Amacuro, para contar con una voz nuestra, con un compañero de una trayectoria de combate, perteneciente a una corriente histórica de luchas, por la construcción del socialismo; es decir, un revolucionario a carta cabal, en la Asamblea Nacional.

Consejo mayor del EPA.

¡¡¡Por la consolidación de la Revolución Bolivariana, el EPA vota por la UPV!!!

¡¡¡Ahora más que nunca, sin justicia social la paz será siempre, una utopía!!! 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1510 veces.



El Pueblo Avanza (EPA)


Visite el perfil de El Pueblo Avanza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a218185.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO