Camaleones y ofidios

Finalizada las elecciones parlamentarias en Colombia, el balance hacia lo que puede ser un cambio de postura del Gobierno-Estado neogranadino hacia nuestra patria no es lo que se vislumbra. Al contrario, hay nuevas caras, pero viejos resabios. Estos noveles leguleyos no son unos inocentes “pelaos”, porque todos han sido “criados” y formados por el mismísimo Uribe y su lugarteniente Santos (flamante candidato de la U, la ultraderecha colombiana) y eso dice todo lo que viene, en materia de relaciones con nuestro país.

En el caso de Uribe, los candidatos presentados por su partido en estas elecciones parlamentarias son individuos formados ideológicamente y en la praxis, con pensamiento y accionar de derecha. En ellos no hay términos medios, ni un dejo de dudas de quien es el “taita” y el estado pro-norteamericano que quieren mantener. Ellos están claros en lo que van hacer, así tengan que aniquilar (política y físicamente) cualquier foco socialista que les sea muy incomodo, aunque, en estos momentos la izquierda colombiana “legal” es cómoda y pacta y no debe haber problema. Los viejos conservadores colombianos, se quedaron “conservadores” al lado de esta camada del neo-fascismo colombiano, que vienen buscando y ocupando espacio sin ningún miramiento y sin ninguna resistencia política real, solo la proveniente de las montañas.

En Venezuela, nuestra criolla y desordenada derecha aun no da pie con bola en torno a los posibles candidatos y candidatas, que ofertaran para septiembre. La manida Mesa de la Unidad, se ha convertido en una suerte de “jueguito de la botella” donde le dan vueltas y el pico del envase señala el elegido y fondo el que no va. Pero, después empieza las peleas de que “…si la botella no le dieron vueltas suficientes” “el pico me señala a mí, no a ti” “que no le tocaba a este, sino a aquel darle vueltas”, en fin, en esta pelea se están sacando hasta los trapos sucios, que muchos tenían guardado en el closet. Lo único bueno de esto, es que uno se da un gustazo oyendo al flemático y albo Salas Römer cayéndose duro, con el entretenido e irascible cara e´ vieja de Ramos Allup. De todos modos, aun sin la formación y el orden que han tenido los vecinos “primos”, nuestros coterráneos políticos escuálidos están siendo subsidiados por los más oscuros, miserables y criminales intereses de la extrema derecha internacional y a ellos reportan y eso de alguna manera los une, en contra del Gobierno Revolucionario y del Camarada Presidente Chávez.

Pero, además de preocuparnos por lo que pasa en nuestra Latinoamérica y de lo que hace la canalla apátrida opositora nacional, nos intranquiliza las escogencia de nuestros candidatos, dentro de ese “chorro” de inscritos. Aquí en el Zulia, donde las pérdidas electorales regionales han sido mas por culpa de los desacuerdos o intereses parcelarios que por la pericia de la oposición y sus desavenencias, existen pre-candidatos que siguen “corrientes” o directrices de proyectos personalistas, que en nada contribuyen al fortalecimiento regional, nacional e internacional de Proceso Revolucionario. La disciplina, ética y moral revolucionaria desaparece cuando llega el invierno electoral, con la consabida aparición de las corrientes, que lavan todo vestigio de unidad socialista. Los “lideres corrientudos” (si se puede aplicar este término como definición) utilizan la infame consigna de que “Chávez manda en Caracas, aquí yo” y desconocen el liderazgo popular e irrefutable del Comandante y hasta pactan con los “menos radicales antichavistas” para posesionar sus personales o grupales aspiraciones. Lo más relevante de esto, es que la gente vota por Chávez y los que no lo hacen, es porque desconfía de los candidatos “propuestos” por las parcelitas del PSUV zuliano. Estos grupitos están conformados no solo por personajes camaleónicos, sino lo más peligrosos: ofídicos.

Por eso, es preocupante lo que pasa en Colombia, es preocupante la entrada de diputados de la canalla apátrida opositora en la nueva conformación de la Asamblea Nacional, pero, lo mas preocupante es el acceso al Capitolio y a la esquina de Pajaritos de aquellos diputados ataviados con el manto rojo y que después se inician como “mediadores” entre la oposición golpista y el Gobierno Revolucionario, luego subrepticiamente negocian con ellos, para finalmente saltar la talanquera. Por eso camaradas, uno de los atributos mas importantes es la lealtad, la fidelidad al Comandante Chávez, la no discusión de sus líneas de mando, a la defensa radical del Proceso Revolucionario y para eso habrá que buscar la lupa del profesor, porque el mayor peligro son estos potenciales y ocultos opositores, que nos pueden desbalancear la Asamblea Nacional, sino se les reconoce el “valor” como los “comodines definitorios” en las decisiones trascendentales que allí se tomarán.

En las manos de la dirección de nuestro partido y en nuestra conciencia revolucionaria está la de evitar (aunque pasemos una arrecherita) el posicionamiento de estos elementos en la AN (para no pasar una arrecherota) porque si estos individuos llegan a formar parte de las manos levantadas que deciden nuestro destino de patria libre socialista y la permanencia de la Revolución y el líder, nos fregamos. La consigna debe ser “no entraran” porque es mejor tenerlos jodiendo afuera, que jodiendo adentro.



cajucont@gmail.com

cajucont@yahoo.com.mx

cajucont@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1858 veces.



Carlos J. Contreras C.


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Contreras

Carlos Contreras

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a97101.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO