Juventud

Dijo Salvador Allende que ser joven y no ser revolucionario era una contradicción, y esto es cierto porque la juventud, en su mayoría, lleva siempre asociada la condición de arrojo, valentía y altos ideales necesarios para cumplir cualquier empresa revolucionaria; y yo diría más, quienes se hacen revolucionarios desde su juventud rara vez abandonan las filas de la revolución; no es casual que en nuestro país celebremos el día de la juventud el 12 de febrero en honor a los jóvenes patriotas que participaron en la Batalla de La Victoria en 1.814 comandados por José Félix Ribas y que derrotaron a los realistas liderados por el sanguinario José Tomás Boves, esta fecha es una fecha revolucionaria cuyas implicaciones históricas indican que el movimiento juvenil opositor nada tiene que celebrar ese día.

Actualmente la juventud venezolana vive un momento importante, ya que acudimos a la posibilidad de derrotar al injusto sistema capitalista a través de la única vía posible para ello: la construcción del socialismo; y bastante nos demuestra nuestra historia patria y la de todos los pueblos del mundo, que la participación de la juventud es fundamental para lograr los cambios sociales revolucionarios.

Importante conocer también, que el problema del avance de los planteamientos revolucionarios y su consolidación en la práctica no reviste en lo absoluto un problema generacional, se trata simplemente de plantear los distintos roles de cada quien en la inmensa tarea que significa hacer de Venezuela un país socialista y es indiscutible que para ello se necesita la participación activa del joven trabajador y la joven trabajadora, de los jóvenes campesinos y estudiantes organizados, las distintas organizaciones juveniles revolucionarias y progresistas tienen un importante papel que cumplir en esta etapa de liberación nacional rumbo al socialismo y una de las grandes tareas actuales, quizá las más urgente, es derrotar en el seno de las universidades a un movimiento juvenil opositor con claros matices fascistas, retrógrado, vacío de contenido, apátrida, pro imperialista y claramente dirigido desde Estados Unidos, desde dónde se les utiliza debido a los reiterados fracasos de los partidos de oposición incapaces de ofrecer nada a las grandes mayorías; hay que derrotarlos (a los jóvenes opositores), en el terreno dónde son más débiles; es decir, en el terreno ideológico y oponer como consigna y como práctica a su fascismo nuestra visión humanista de la sociedad, a su imperialismo nuestro antiimperialismo, a sus expresiones cuarto republicanas en el seno de las universidades la más alta ética y moral (en el discurso y en la práctica) y a su falta de sustento ideológico la más firme formación y convicción ideológica revolucionaria.

La fecha es propicia para brindar un merecido homenaje a la Camarada Livia Gouverneur y a través de ellas a todos lo jóvenes comunistas que han ofrendado su vida en cumplimiento de su misión de conciencia: la liberación popular y la construcción del socialismo guiados por una teoría llena de juventud por su vigencia: el marxismo-leninismo.

Sirva su ejemplo a la juventud revolucionaria toda para avanzar hacia una sociedad más justa y para hacer cada día realidad las palabras de Allende: ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica.


edgarml79@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1943 veces.



Edgar Meléndez


Visite el perfil de Edgar Meléndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: