La transición hacia el Socialismo

Andando el camino se hace el camino, es lo que está ocurriendo en este proceso aparentemente lleno de contradicciones; lo importante es considerar que ese camino es irreversible, aún los infinitos obstáculos que se han vencido y los que vendrán, en algunos camaradas en el afán legítimo de querer lo mejor para la revolución venezolana, pueda que cunda el desespero. Ahora bien, de que se trata todo esto, pues bien, hagamos un recuento somero del avance que se ha logrado en el maremagnum de esas llamadas contradicciones, evidentemente si examinamos y comparamos el proceso cubano, indudablemente que nada logrará equipararlo o mucho menos buscar saldos negativos. En nuestra opinión ambas cosas no tienen parangón ni posibilidad cierta de lo que llamamos comparación, es decir, dos realidades con sus especificidades desde su propio origen.

El primer y rotundo triunfo que nos demuestra algo de ese camino andado, está en la identificación del pueblo con la propuesta socialista, lo que era impensable hace 10 años atrás, se rompió un paradigma que como rompecabezas rondó mucho tiempo en la izquierda venezolana.

Por otro lado, el grado de conciencia alcanzado por la población, en cuanto la defensa del proceso bolivariano y los beneficios alcanzados, los que vería amenazados de prosperar electoralmente la oposición derechista, este último factor coincide plenamente con la necesidad de apuntalar los programas sociales y misiones puestas en escena por el gobierno nacional y que le ha otorgado carácter de estratégico al plan nacional de reconstrucción socialista.

Simultáneamente, con importancia vital la efervescencia popular le imprime condiciones de extracción del anonimato a la lucha de clases inmersa en la sociedad venezolana, y que disfrazada distrajo la mirada inclusive en cierta izquierda radical, no sin antes dejar de producir una especie de adormecimiento en las luchas populares produciendo letargo en las propuestas por una sociedad de iguales sin discriminación.

La derrota de la exclusión como modo sistémico capitalista aunque aún en ciernes, reventó si se puede llamar de esta manera, el ostracismo impuesto por las clases dominantes del pasado diez años atrás y hasta el infinito. Una de las características de la dominación capitalista es la exclusión de las clases sociales denominadas D y E, más amplios sectores de la clase media en cada uno de sus estratos. Este acontecimiento de ruptura del conformismo y de la contemplación y resignación social han sido rotas por la política social implementadas desde hace diez años; por supuesto que, no todo ha sido realmente eficaz, existen fallas producidas por los mismos ejecutantes de políticas que en muchas oportunidades han desviado conciente o inconcientemente la manera de abordar la problemática social en un determinado sector, pero, en líneas generales, podemos afirmar de los importantes avances que son necesarios en el siempre y nunca descanso de la recuperación social, le dan valor agregado al contenido de la lucha, elementos de trascendencia vital para la consolidación de la revolución venezolana.

Un logro de importancia y relevancia es el ejemplo de la revolución venezolana en Latinoamérica, el Caribe y Centroamérica, que como una mecha encendida ha producido que otros pueblos asuman con valentía, la pertinencia de cambios en la relación gobernantes-gobernados, demandando de los mismos políticas de inclusión y un viraje del papel del Estado en la Economía para satisfacer el proceso de equidad y mejor distribución de la pobreza. Precisamente esto último, es el elemento dinamizador del proceso inclusivo, el papel del Estado , la definición de cual Estado se requiere para adelantar y profundizar la revolución venezolana pasa por si total reestructuración, cosa que lamentablemente presenta retrasos significativos y se erige hoy día en uno de los mayores obstáculos en el avance requerido, la burocracia mal encarada y con los mismos vicios y procedimientos de vieja data, arrastra consigo los defectos no solo de la institución como tal, sino de los individuos en todos los niveles, no obstante tan relevante como ello, es la aplicación de procedimientos de actuación ceñidos aún al concepto tradicional básicamente en dos áreas de suma importancia como lo son la planificación y los recursos humanos, en nuestro concepto donde se originan muchos de los contratiempos, llamemóslo de esta manera, a objeto de tratar de descifrar el porque señalamos a estas dos áreas como las prioritarias para comenzar el remezón en la administración pública, que nos permita de manera clara la restructuración que permita un Estado más eficiente y de características adaptadas a lo que queremos impulsar en ese camino infinito de luchas por un mejor país y un hombre y mujer nuevos.

La transición hacia el socialismo no puede convertirse en una nueva utopía, debe salir de las entrañas del pueblo mismo, para ello, darle poder al pueblo no es otra cosa que el acompañamiento vital como parte del cogobierno en todos los niveles y tiempos de ahora en adelante. Falta mucho en la construcción del socialismo el cual debemos ir definiendo en propulsión hacia estadios superiores, respetando la sindéresis y el costo de oportunidad. No debemos rompernos la cabeza pensando cual socialismo construir y con quien, solo debemos actuar hacia adelante, reuniendo los valores inherentes tanto individuales como colectivos, preparando los cuadros suficientes para incentivar el estudio sobre todo el de la realidad utilizando los métodos adecuados y la literatura de autores que se adapte a nuestro pensamiento del socialismo venezolano, no lo contrario.

El camino está andado, de todos nosotros dependerá en grado superlativo, no es corto, tampoco inútil, solo que cada paso debe asentar un mayor nivel de conciencia y de progreso en la construcción del socialismo que queremos y el que quizás con variantes muchos de nosotros nos imaginamos.


rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1295 veces.



Rafael Febles F.

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a88748.htmlCd0NV CAC = Y co = US