Reflexiones sobre la construcción del las patrullas

Entre las cosas que pudiera llevar al fracaso de la organización del partido, pudiera señalarse, el hecho de querer colocarnos metas sobre estimadas, durante estos procesos sociales de construcción partidista. Siempre le otorgamos mayor ponderación, a la cuantidad que a la cualidad. De las cosas de las que nos encanta ufanarnos mucho, esta el deseo casi ficticio, de haber conformado el partido más grande. Se olvida casi por completo, que el proceso de conformación del partido, no se limita al hecho de inscribir individuos de forma silvestre. En lo particular, yo restaría importancia al número de militantes, y se la daría al nivel de adhesión conciente a la idea del socialismo y a formación política-ideológica que pudiese tener, cada uno de ellos. A veces pareciera que nos encanta, caernos a mentiras. Y muchas veces nos mostramos complacidos, construyendo sobre bases de viento. Desvirtuando la concepción del proyecto o la idea concebida por el líder de la revolución bolivariana y la dirección nacional del partido. La cual no es otra que la construcción de una estructura solida. Hay camaradas que lo que buscan es establecer una trinchera, particular, personal, olvidándose del todo. No ven estos momentos de construcción como la forma de hacer perenne la revolución. Simplemente ven una forma de cuadrar una estructura que les permita mantener su espacio de poder. No desestiman los momentos, para poner en práctica su capacidad pasmosa de controlar y deformar groseramente lo soñado.

Pudiera ser entendible, el hecho de querer mostrarnos imponente afueras, pero de que nos sirve, si eso no pasa de ser una simple publicidad engañosa. Nuestro objetivo no debe ser una simple apariencia, cuando nuestro enemigo es tan real, potente y poderoso. Estamos llamados con urgencia a construir una estructura real, dinámica y efectiva. Es contrarrevolucionario, implosiónante y dañino para el sueño bolivariano, permitir la construcción fraudulenta y engañosa de nuestra base social. En vez de proponernos ganar en lo cuantitativo, de forma engañosa, debemos plantearnos ganar en lo orgánico, en lo ideológico y en lo funcional. Aunque cualquiera pudiera preguntar, ¿en dónde radica, la contradicción de que el partido sea grande y bien formado?. Yo respondería, en que cuando se proponen metas sobre estimadas, no graduales, se tiende a acudir a todo tipo acciones para cumplirlas. Trayendo resultados parecidos a la obtenidos con los batallones. Donde muchos, fueron solo cascarones vacíos. Y el hecho de hacer ver al presidente, que hay miles de pelotones conformados y dispuestos y luego encontrarse con la triste realidad de que son simples entelequias, desmoraliza a cualquiera y garantiza una derrota segura. Aunque nos afecte decirlo, debemos estar concientes, de que abundan a lo interno, oportunistas que le restan importancia al hecho de construir una estructura realmente revolucionaria y por el contrario, se dedican a construir la estructura falsa adecuada a sus necesidades. Este tipo de mentalidad abunda a lo interno, y el daño que le hacen a la revolución bolivariana es abismal, por el hecho de que genera una expectativa irreal, de abajo hacia arriba.

Es inaceptable, el control politiquero e interesado, que se tiene del proceso en el estado Sucre. Existe un secuestro de todos los elementos, por parte de una de las corrientes en el estado. Sin dejar de mencionar, que son muchas las trabas que le son colocadas a algunos camaradas, cuando deciden organizase en patrulla.


PEDRO.G.FIGUEROA@GMAIL.COM


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a84895.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO