Venezuela: ganó la izquierda, cobró la derecha

La reacción de la derecha frente a la derrota de las elecciones del pasado
15 de febrero fue por lo demás astuta. Consistió en hacer ver los votos
obtenidos como una suerte de “triunfo parcial”, que le permitía darse el
lujo de exigir. A esta postura le siguieron inmediatamente las reacciones
de algunos voceros de la izquierda revolucionaria, quienes no dudaron en
llamar a establecer “puentes” de negociación con quienes, hasta entonces,
creíamos perdedores por casi 10% de diferencia.
Al parecer la derecha al perder, ganó.


Mucho tuvo que ver en todo esto el más que conocido argumento de la
“gobernabilidad”, la testaruda esperanza de “recuperar sectores” de la
derecha venezolana y la “salvación de la crisis financiera mundial”. Según
esta postura, para lograr dichos fines se debe concertar con los
empresarios, banqueros, medios de comunicación, en fin, con la alta
burguesía.


Se olvida así que las causas de la debacle financiera mundial son
estructurales, propias del modelo capitalista, y por lo cual, su solución
no puede ser de ningún modo coyuntural, ni mucho menos liberal. Lo mismo
puede ser dicho del fenómeno de la gobernabilidad, y más aún, de la
derecha irrestricta venezolana.


De igual modo se olvida que la derecha en Suramérica nos tiene
acostumbrados a dos métodos que resuelven, sin más, el problema de la
revolución: la primera vía es matando a la izquierda. La segunda, es
comprándola. La primera convierte a los revolucionarios en mártires. La
segunda, en neoliberales conversos.


Seguir hablando de negociaciones, después de una furibunda campaña de la
derecha y de un triunfo como el obtenido, se convierte por ello en la
oportunidad para cristalizar el sueño de la derecha latinoamericana
actual: convertir la revolución venezolana en socialdemocracia.


De hecho, cuando analizamos las campañas electorales de la derecha y de la
izquierda en Venezuela, en vista de la contienda electoral del 15 de
febrero de 2009, nos damos cuenta de un fenómeno digno de atención: nos
encontramos en medio de una guerra simbólica en la cual la derecha y la
izquierda se pelean por acaparar el centro (que acaso ni siquiera existe
como tal).


Lo que resulta de esa pelea (que es electoral) es que precisamente la
izquierda revolucionaria tiende a eternizarse en la conquista por el
centro, incluso ganando las elecciones. Parece entonces empecinarse la
revolución en seducir a un centro, que nada tiene que ver con la ideología
revolucionaria y, por lo tanto, en lugar de aportarle, le quita.
De ahí entonces el surgimiento de esos peligroso “puentes” que se le
tienden, nada más y nada menos, que a la derecha que protagonizó una
violenta campaña fundada en, lo que el mismo Chávez llamó, “la mentira
contra la verdad”. Campaña que además fue financiada por la oligarquía
venezolana y los Estados Unidos de América.


Cuidado entonces con los benditos puentes y llamados a efímeros diálogos,
de una parte y la otra que, en el fondo, se parecen mucho, pero mucho, a
pactos que por ser tácitos son aún más peligrosos.


En fin, mientras el socialismo, y los socialistas, se juegan la piel
cotidianamente, la derecha juega al cómodo ganar-ganar. Si gana la
derecha, arremete sin pudor alguno contra la izquierda como en el caso de
Táchira y Miranda. Si pierde, también gana, pues en nombre de la
gobernabilidad, incluso los socialistas, llaman al diálogo y la
negociación.


Que raro suena todo esto: el socialismo cuando más tiene que aprovechar
del triunfo para la profundización de un proyecto revolucionario, vuelve
su vista hacia el centro y, con él, a una especie de socialdemocracia
progresista. Socialdemocracia que cierto, podría ser buena. Pero no es
revolución.


No olvidemos que se puede terminar como se comenzó, es decir, con la
“Tercera vía”.

mperez@idea.gob.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3236 veces.



Miguel Ángel Pérez Pirela

Doctor en Filosofía Política. Escritor. Comunicador. Investigador del www.IDEA.gob.ve. Conductor y Creador de Cayendo y Corriendo (VTV). Autor de la novela Pueblo.

 maperezpirela@gmail.com      @maperezpirela

Visite el perfil de Miguel Ángel Pérez Pirela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a72822.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO