Columna Cayendo y Corriendo

¿Por qué el presidente de México le sacó el cu-erpo a Capriles?

Después del premio de la FAO; los respetuosos recibimientos que le hicieron al presidente Maduro sus homólogos italiano, francés y portugués; y la reunión con el mismísimo Papa, pensamos que nada peor podía pasarle a la oposición venezolana en el plano internacional.

Nos equivocamos, pues desde Londres llegaron declaraciones del presidente mexicano, Peña Nieto, en las que dijo a Capriles, palabras más, palabras menos: No te vistas que no vas. En México no te vamos a recibir.

¿La razón?

Pues que el gobierno mexicano, respetuoso de la soberanía y libre autodeterminación de otros países, no sólo no va a entrar en una diatriba interna de Venezuela, sino más aún, respeta a su gobierno legítimo, fruto de una elección democrática.

El golpe en el estómago contra la oposición fue tan contundente que, pasados días, ésta no logra reponerse e, incluso, no sabe todavía qué postura asumir ante tamaño ridículo internacional.

Su respuesta frente al gobierno mexicano ha sido torpe e incoherente.

Primero, le hicieron afirmar a uno de sus voceros de segunda categoría que en ningún momento la oposición había pedido audiencia ante el mandatario azteca. Después, salió el mismo Aveledo, en una actitud bochornosa, a decirle al presidente mexicano que no sabe de lo que se pierde, que tienen afinidades políticas en común, y que sólo le querían explicar la "terrible" situación venezolana.

Como águila no caza mosca, el presidente mexicano nunca más adjuntó una sola palabra a su sacada colosal de cu-erpo. Él pasó inmediatamente la página, mientras la oposición se quedó pegada en el asunto.

En cambio, y como si fuera poco, salió el jefe de una de las cámaras legislativas mexicanas a darle un espaldarazo a su jefe de Estado y ofrendarle otra sacada de cu-erpo a la oposición que, sinceramente, ya no encuentra de qué palo internacional ahorcarse.

Las ínfulas opositoras parecen haberse ido a pique después de la reunión de los encargados de las políticas exteriores estadounidense y venezolana: Kerry y Jaua. Aunque no se puede negar que fue el espaldarazo vaticano el que logró que, cualquier presidente de la región lo piense dos veces, antes de dejarse utilizar por una derecha llorona y perdedora, destinada a fines políticos pitufos.

La acción de Santos sirvió como escarmiento de lo que no se debe hacer, so pena de pagarlo con graves consecuencia que, en este momento, el mismísimo presidente colombiano todavía teme.

En fin, después de haber agotado las instancias internas, CNE y Tribunal Supremo, la oposición le apostaba el todo por el todo, al plano internacional, para avalar su irracional canto de fraude. Malas noticias: el mundo parece haberse cuadrado con Maduro y la legitimidad de las instituciones republicanas de Venezuela.

Ello llevó a la derecha a meter, irremediablemente, freno de mano a su errática estrategia y replegarse en el propio país, apostando al éxito del desabastecimiento programado y a un paro de estudiantes sin estudiantes.

Es lo único que en este momento le queda.

@maperezpirela


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5516 veces.



Miguel Ángel Pérez Pirela

Doctor en Filosofía Política. Escritor. Comunicador. Investigador del www.IDEA.gob.ve. Conductor y Creador de Cayendo y Corriendo (VTV). Autor de la novela Pueblo.

 maperezpirela@gmail.com      @maperezpirela

Visite el perfil de Miguel Ángel Pérez Pirela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a168632.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO