La Esperanza llegó al PSUV

Hace aproximadamente 2 años, al falconiano le era difícil clarificar y estructurar un líder regional que saliera de la base socialista y revolucionaria, esto se debía a la baja autoestima que venia padeciendo la falconianidad por la indolencia política hacia el Pueblo; sólo bastó una pequeña sugerencia del su compañero de armas Hugo Chávez, de que se diera unas “vueltesitas” por Coro y se comiera unas arepitas pela’a con chivo en coco, y así pasó, claro está, que mientras esto ocurría los desatinos del Joven de los filamentos blancos no pegaba pie con bola, y esto daba una lectura de que en el Estado se necesitaba un verdadero cambio para rescatar la revolución. Hay un elemento que no podemos dejar de exponer cuándo se trata de materializar una esperanza político-social, y es que exista la voluntad de enderezar una revolución; hay un efecto que nunca falta, y es la agonía sufrida por las lesiones inmediatas; y un factor determinante es la capacidad y disponibilidad de soportar las aflicciones, todas estas aunadas por el talento de esgrimir maniobras contra el antagonista y así poder neutralizarlo, sin caer en la facciosidad y mucho menos en la anarquía.

De todo esto podemos señalar que las agonías crearon en nuestro Estado una madurez con esperaza colectiva, es decir que el Pueblo falconiano está siendo tocado por la luz del túnel, para así elevar nuevamente la autoestima que estuvo diluida por una gestión severamente cuestionada; estas angustias se trasmutaron en ventaja luego de pasar por varios “secuestros”, desde el boicoteo contra los propulsores, para después minar la mesa técnica, y así blindar ciertos batallones con algunos responsables de batallones fuertemente criticados; pues de allí ya venia otro “secuestro” y era la información y la data de cada batallón; pues esto inició una larga lucha contra algunos poderes constituidos, como si las instituciones publicas se mudasen para cada batallón, viendo en ellas tantos funcionarios públicos como voceros y delegados (por cierto esto no cayó muy bien); después acontece las elecciones de las autoridades nacionales, donde el propio pueblo junto al Presidente depurarían la lista de aspirante execrando varios bacilos malignos; y por último los resultados obtenidos en las contiendas internas para asignar al equipo políticos regional del PSUV, donde la esperanza se vio acariciada por la llegada en 4to lugar del General Melvin López Hidalgo, rompiendo el estigma diseñado por los que le llaman el innombrable, esto sin poder económico y con una dura batalla obstaculizada por algunos funcionarios civiles y policiales muy conocidos.

Queridos lectores analíticos, el Presidente lo dejó claro el domingo 13 de abril, cuando se dirigió al Pueblo en cadena nacional refiriéndose a dos militares y compañeros leales para toda la vida, hasta en las peores circunstancias: García Carneiro y López Hidalgo; ápices de los verdaderos hombres que no traicionaron la revolución en los momentos críticos, teniendo la valentía y el honor de poner preso al golpista de Carmona, y no reconocerlo como Presidente tal y como lo hicieron otros y otras, que aun anda por allí celebrando los 11 de cada abril y no el 13; pero la luz ya está visoria, porque Pa’lante será la lucha y Pa’lla será la guía, con la Esperanza de Falcón.


CARLOS GUTIERREZ
Estudiante de Estudios Jurídicos de la UBV
carlosg2021@yahoo.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2152 veces.



Carlos Gutierrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a55329.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO