Cruzao Ideológico, Gastronomía Socialista

Para los que nos leen de fuera, en Venezuela un cruzao así se escribe, es un plato típico para degustar como sopa o caldo, aproximado al sabroso sancocho criollo, cuyos componentes no finitos dicen mucho de su composición culinaria, un cruzao suele tener carne de res, de cochino, pollo y pescado o dos o tres de estos componentes, acompañados con la consabida bitualla(verduras, papas, apio, zanahorias, ocumo, yuca, etc. ), con sus respectivos aderezos o condimentos, es un alimento potenciador del espíritu que debe ser digerido lentamente, por lo general muy caliente y acompañado de casabe, y para un estomago vacío puede proporcionar energías no esperadas.

En nuestro caso y en referencia al epígrafe del presente trabajo, el cruzao ideológico no contempla por supuesto ninguno de estos ingredientes, no obstante, está íntimamente relacionado a los compuestos y agregados que día a día saturan la olla de lo que llamamos socialismo del siglo XXI. Muchos se han convertido en chef de cocina política metiendo la mano en ese caldo sin temor a salir al menos con un dedo quemado. Perro que lame manteca mete la lengua en tapara, en cuanto a hábitos se refiere.

Se nos ocurrió escribir sobre esto, debido entre otras cosas al presunto engalletamiento de escribidores y conocedores de la filosofía, que introducen en la discusión elementos para la construcción del socialismo venezolano, muchas ramas y concepciones de vieja y nueva data conforman la biblioteca creativa y a veces desordenada del desideratum a tomar como guía para la acción. Es marxista o marciana la revolución venezolana; es leninista o trokista; es reformadora o simplemente conservadora; como puede coexistir el socialismo y el capitalismo, es compatible la propiedad privada en un socialismo venezolano, los medios de producción en manos de quienes deben estar, que hacer con la jerarquía de la iglesia católica, como inducimos la moral y luces en una sociedad no impía, en fin son muchos los dilemas a resolver y la más importante, como creamos al hombre y mujer nuevos cuando el problema de la ética nos atañe a todos (quien tira la primera piedra) o es un problema a resolver desde la educación inicial, por cierto, que la ética planteada por el ser humano para los demás mortales tiene alrededor de 5000 años tratando de fundamentarse y la cosa sigue ahí, vivita y coleando, no es un asunto de dialéctica, es solo que se tranza fácilmente con la conducta humana, vale decir, si en tu casa te enseñaron a respetar lo ajeno muy difícilmente rompes la regla, aunque la sociedad se caiga a pedazos.

Podemos enseñar a nuestros niños en la escuela que no debemos ser individualistas, egoístas, tramposos, carroñeros, mal educados, que debemos ser honrados aunque se nos presenten las oportunidades, a no matar, a no engañar, ni a vilipendiar, a ser corteses, a colocar la otra mejilla, a respetar las señales de tránsito, cuando al primer soplo de calle vemos a diario y además lo palpamos que la situación no es tan fácil o de digerimiento lento.

Es que acaso podemos creer que los supuestos aportes al contenido ideológico en vía al socialismo, es ponernos a hablar paja (bull shitii….), y escribir que somos más marxistas que Marx, más leninistas que Lenín, o más rojos que Mao o más guerrilleros que el Che , no nada de eso, tan solo miremos a nuestro alrededor y nos daremos cuenta que esa revolución que comenzaron a soñar tan pronto el presidente dijo que hay que construir el socialismo como liberación de la raza humana, se convirtió en la generación espontánea de marxistas por todas partes, quien dijo que para construir el socialismo que queremos hay que ser marxista o marxista leninista, quien dijo que para construir el socialismo posible es necesario eliminar la propiedad de los medios de producción, quien dijo que para construir el socialismo hay que aislar a la cúpula de la iglesia, quien dijo que, cuando todo ello está en manos del futuro que es hoy, que no es otra cosa que la constitución del partido de la revolución y sus componentes, que tendrá capacidad inclusive para oponerse al propio presidente si es el caso.

Este ejercicio como resultante del almuerzo ideológico que parece nunca terminar, se ha convertido en un verdadero cruzao, donde cada quien pretende demostrar que sabe más de marxismo que los demás, descalificando a quien se atreva a decir que nuestra realidad es otra, en lo particular considero que el uso de la teoría que buen axioma matemático, hay que demostrarlo en la práctica y que la ecuación sea igual a uno (1), otra cosa es que parte de la teoría marxista se utilice para definir ciertas estrategias me parece bastante valido, para ello, no es necesario ni útil declararse marxista o mucho menos.

En definitiva hay que decirlo, la dirección del proceso y revolución bolivariana será la que indique nuestro presidente, no nos enredemos tanto la vida que caeremos siempre en el punto de partida, que no es otro que la consecuencia de los actos por venir donde nuestro presidente dictará la pauta, porque después de el, puede haber alguien que cambie las cosas, me pregunto y pregunto, al fin y al cabo, el partido irá a donde vaya el presidente así sea a agarrar el chinchorro y guindarlo en las riberas del río Santo Domingo.

rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4031 veces.



Rafael Febles F.

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a38878.htmlCd0NV CAC = Y co = US