Diario de una Cuarentena: Capítulo Cuatrocientos Cincuenta y Dos

A un año del cambio de paisaje del Comandante William Izarra

A 930 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en la finalización de la semana 133 de esta contingencia, y siendo el sábado 01 de octubre de 2022, hoy quiero rendir tributo a uno de los que Bertoldt Brecht llamó "los imprescindibles", me refiero a un hombre que para mí fue un guía, un mentor, un amigo, un padre como lo fue, lo es y lo seguirá siendo el Comandante William Izarra.

A William Izarra lo conocí primero por sus escritos. Una de sus grandes enseñanzas y primeros artículos fue cuando él se refería a las categorías de "Reforma" y "Revolución", porque a la hora de plantearse la toma de poder, había que tener claro los objetivos de esa toma del poder: "Para impulsar los cambios para que en el fondo nada cambie y usufructuar el poder, lo que es la Reforma", o "la toma del poder para transformar la sociedad y transferir este poder al pueblo", lo que es hacer realmente la Revolución.

Hace un año, como una emboscada de la vida y una desagradable sorpresa, producto de esta Covid 19, me enteré y lloré la partida del Comandante William Izarra. Pero hoy quiero rendir tributo y homenaje a su persona.

En ese sentido, quiero referirme a él, primero en la parte de su análisis geopolítico y revolucionario, de lo que me referí en el homenaje que le hicimos en la sala de reuniones del piso 22 de la sede del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y la Tecnología en una disertación de 10 minutos. Pero, en la segunda parte, quiero referirme al comandante William en lo profundamente humano y en la espiritualidad revolucionaria que nos unió.

En el análisis geopolítico e internacional, es evidente la visión revolucionaria y profundamente antiimperialista que el Comandante William Izarra siempre tuvo. Desde sus tiempos de la Asociación Revolucionaria de Militares Activos (ARMA) que le correspondió liderar durante sus tiempos como militar activo de nuestra fuerza aérea. Desde la lucha clandestina y con profundos vínculos con militantes de la izquierda de los 60 y 70, tuvo la oportunidad de establecer primeros contactos, y posteriormente y de manera clandestina como ya indiqué, dirigirse el Comandante William Izarra a países como Libia, Iraq y Cuba, para irse formando política e ideológicamente desde la izquierda.

Pese a la delación que sufrió el Comandante Izarra, nunca se le llegaron a comprobar las imputaciones sobre sus vínculos y contactos con esos países y sectores de izquierda, ni de su participación en los alzamientos del 4 de febrero de 1992 y del 27 de noviembre del mismo año (en esta segunda rebelión tuvo una participación destacada sin duda alguna). Pero lo importante que de esos viajes que William Izarra realizó a los países antes mencionados, uno de los que más aportes sacó fue del viaje a Libia, ya que de las tesis del libro verde de Gadaffi, tomó su tríada conceptual, que me permito reproducir íntegramente, porque para los tiempos que vivimos hoy en día, esta idea está totalmente vigente.

La tríada conceptual que planteó el Comandante William Izarra como su idea de la democracia directta, inspirada en el libro verde de Gadaffi, era la siguiente:

1.- La transferencia de decisiones a la comunidad organizada (Poder Popular).

2.- La transformación del gobierno como instrumento del pueblo.

3.- La formación de conciencia para crear y mantener el poder constituyente originario.

Pero dentro de las responsabilidades importantes que Izarra tuvo dentro del ámbito internacional, fue que desde el 14 de enero de 2005, hasta el 15 de noviembre del mismo año, fungió como viceministro de Relaciones Exteriores para Asia, Medio Oriente y Oceanía. Durante esos 10 meses William Izarra estableció vínculos con países de esos lugares que ni remotamente conocíamos. Profundizó las relaciones con el pueblo de Vietnam y Libia (acompañó en esas giras al Comandante-Presidente Hugo Chávez).

También en algunas oportunidades se le llamó la atención porque llevaba a algunos embajadores a los barrios de Caracas. Pero ¿que se le podía pedir a un revolucionario como William Izarra que no hiciera en esos menesteres, y más cuando embajadores de países afines al nuestro le pedían a él, pese a los riesgos que podían tener, conocer de primera mano, la realidad venezolana?

William Izarra en lo personal me encomendó junto a un grupo de camaradas como Víctor Teokhisto, Miguel Ángel Nuñez y el colega abogado Félix Roque, preparar una exposición referida al análisis de coyuntura del año 2015-2017 en el marco del impulso de una idea que él tuvo sobre la conformación del Instituto de Investigación para el Socialismo Bolivariano. Esta instancia iba a procurar la difusión de la idea del Socialismo Bolivariano; La formación de los cuadros revolucionarios para el ejercicio del poder y la investigación sobre la teoría revolucionaria. Además de contar con el apoyo de otra creación del propio Izarra como era el Centro de Formación Ideológica (CFI), se realizaron más de un millar de eventos nacional e internacionalmente.

Bueno en esa tarea que me encomendó el Comandante William Izarra, yo analicé el tema del Esequibo y del buque Liza Destiny que se dirigía a aguas territoriales venezolanas, en el marco de la disputa que tenemos con la República Cooperativa de Guyana. Pienso que Izarra me encomendó esa tarea, debido a que me críe en Bolívar y tuve la oportunidad de conocer muy cerca parte del Esequibo, debido a múltiples recorridos que hice en el municipio Sifontes, hasta el punto de llegar a la línea límitrofe, en la isla de Anacoco. Creo que cumplí con esa tarea.

Otra tarea que me encomendó en su momento el Comandante William Izarra fue la de ser uno de sus instructores de sus Cursos de Socialismo Bolivariano. En mi caso, como instructor, me tocó preparar una ponencia sobre el socialismo con características cubanas, ya que dentro del pensum que el daba y junto a mis otros tres compañeros instructores, le correspondió al compañero Freddy García exponer la filosofía "juche" o el socialismo con características coreanas (del norte); a Sonia Campos el Socialismo de Mercado de Vietnam, y Asdrúbal Márquez con el Socialismo con características chinas.

Como al Comandante William Izarra le señalé sobre los vínculos estrechos que establecí con los funcionarios diplomáticos cubanos de la embajada de ese hermano país en Venezuela, y que para la tarea encomendada por el Comandante Izarra me apoyaron totalmente, me permitió escoger y que explicara el socialismo con las características y la experiencia vivida en el país de Martí y Fidel.

Ahí está de alguna manera reflejada la concepción geopolítica e internacional del Comandante William Izarra.

Su última responsabilidad de estado, la cual aunque fue designado nunca pudo asumirla, y no por falta de disposición y compromiso, sino por una medida del gobierno de la República Democrática y Popular de Corea (Corea del Norte) que tenían todas sus fronteras cerradas como medida de contención de la Covid 19. Por ello, desde finales de mayo de 2021, el Comandante William Ernesto Izarra Caldera fue designado por nuestra Cancillería y ratificado por la AN como embajador extraordinario y plenipotenciario en ese país. Hasta su fallecimiento hace un año, producto de esa terrible enfermedad como lo es la Covid 19.

Importante es de señalar que en estos tiempos en los que el sistema internacional, por lo menos el que concibe el gobierno de EEUU es una total anarquía, y que en estos tiempos hay que aprender a manejar y gestionar las incertidumbres, las ideas de soberanía, independencia, complementariedad, solidaridad y antiimperialistas del Comandante Izarra tienen total vigencia y pertinencia.

Porque por ejemplo el imperialismo, no conforme con la provocación que han lanzado y proferido en el conflicto ruso- ucraniano. Pretenden abrir un frente con Taiwán y China. Realizan ejercicios militares en los mares de China y Japón con Corea del Norte y Japón, y entonces, cuando desde la República Democrática y Popular de Corea responden con misiles balísticos porque son valientes y como respuesta a las amenazas de su soberanía, entonces los medios hegemónicos pretenden tildar de belicistas a los coreanos del norte.

El comandante William Izarra no hubiese dudado ni por un instante en denunciar la provocación del imperialismo yanqui, y de manifestar toda su solidaridad con el pueblo de Corea del Norte, como uno de los bastiones del socialismo en Asia.

Esto sin negar que ante la proximidad del invierno, y toda la caótica situación por la que se encuentra Europa, que EEUU pareciera que pretende abrir varios frentes de conflicto. Asia sería uno y en el caso de la República Bolivariana de Venezuela podría ser otro. Por eso no debemos descuidarnos y mantenernos alertas y prevenidos. Es lo que un hombre de la prognosis de William Izarra hubiese hecho.

Eso, de manera apretada y resumida la semblanza de William Izarra dentro de lo internacional. Ahora voy a lo humano.

Como lo expresé al principio de este escrito, a William Izarra la conocí primero por sus artículos, por libros de él que me llegaron, por asistencia a sus conferencias, y por pertenecer, además del MVR, PSUV, a la Comisión de Formación Ideológica del entonces Comando Maisanta en el estado Bolívar en el año 2004, en el marco de la celebración del referendo revocatorio contra el Comandante Hugo Chávez. En esa etapa, me llegaron tantos buenos materiales del Comandante William Izarra, que muchos de ellos los conservo aún.

Pero, para no hacer el relato tan extenso, fue entre los años 2016, 2017 cuando finalmente y personalmente me encuentro con William Izarra. Nos contactamos primero por celular, ya que este hombre, pese a su condición de militar, era profundamente humano y humilde, y a través de su cuenta twitter, me confirió un honor que aun considero me falta mucho por merecerlo. Expresó públicamente que era una persona sabia y expresión de la nueva intelectualidad revolucionaria. Además de recomendar los modestos aportes que ha hecho.

No obstante, del William militar, del William profesor, del William revolucionario, del William antiimperialista se ha escrito algo. Pero del William Izarra humano se ha escrito poco. Trataré de aproximarme a su esencia.

El Comandante William Izarra fue un hombre disciplinado, investigador, pero humilde y sencillo. Sus cualidades humanas lo sobrepasaban. Sobre todo me honró en conservar buena parte de relatos que pudiera decir expresaron de alguna manera sus memorias, que han quedado como legados a la posteridad y como expresión de la espiritualidad revolucionaria profundamente amorosa y humana que pudimos percibir los que bien por mucho o poco tiempo lo conocimos de cerca. Es un verdadero honor ser custodio de buena parte de esos documentos extraordinarios.

Documentos, que más que un tratado de política o de Análisis de Coyuntura o Geopolítica Internacional, se trataban de lo que Aquiles Nazoa llamó "Las cosas más sencillas". Esos relatos, que permitieron descubrir un lado de William Izarra poco conocido, de sus vivencias, de anécdotas, en lo personal me vi reflejado en muchos de ellos, y que por sus orientaciones me sirvieron hasta para sortear dificultades y momentos muy difíciles en lo personal para mí.

Escuchar a William Izarra, por lo menos en su última etapa de su tránsito por esta tierra antes de su partida sorpresiva como me lo expresó su hijo Vladimir, a quien tuve la oportunidad de conocer ayer, hablar de física cuántica, podía ser impensable para un William Izarra de 2002. Sin embargo, William Izarra, al igual que Chávez, se adelantaron a sus tiempos, porque en el año 2010, prologó un libro del compañero Miguel Ángel Nuñez referido al Ecosocialismo.

Quiero cerrar estas líneas, recordando la morfogénesis o energía morfogenética, que William Izarra definió, dentro del marco de la física cuántica como el proceso energético del revolucionario o la revolucionaria que lo lleva a no claudicar ante las adversidades y mantenerse constante hasta llevar a la Revolución al triunfo.

Esto recuerda a una frase que escribió el propio Comandante Chávez el 5 de julio de 1999 en el marco del discurso de orden por la fecha de la Declaratoria de la Independencia de Venezuela, que el orador de orden, Jorge Olavarría, trató de ofender al Presidente de la República. Y usando una de las páginas del libro de Lucas Estrella "El oráculo del guerrerro", escribió: "Pase lo que pase, siempre saldrás victorioso".

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y patria socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 788 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: