Colombia Experimenta un Cambio con Nuevas Relaciones Políticas del Poder

El pasado domingo 19 de junio al conocerse los resultados de la segunda vuelta electoral donde Gustavo Petro y Francia Márquez fueron elegidos Presidente y vicepresidente respectivamente, notamos que de los 50.88 millones de habitantes que tiene el hermano país, al menos 11.281.002 electores vencieron el miedo alojado en el pueblo colombiano por más de 60 años.

Un pueblo que había permanecido intimidado por un ambiente de guerra prolongada entre factores políticos de distintos signos en la lucha por el poder, una sociedad sometida a un largo periodo de sufrimiento provocado principalmente por la violencia del estado bajo el control de una oligarquía feudalita y criminal, promotora del terrorismo a través de factores ligados al paramilitarismo, al narcotráfico y últimamente con la innovación de la parapolítica, causantes del desplazamiento de millones de colombianos.

La desapariciones forzadas, secuestros, violación sistemática de los derechos humanos por ese estado burgués, entre otros males; también pudimos notar que buena parte de ese 50,47% que voto por Petro y Márquez esta signado por los nadie excluidos y sin voz que "hablaron" al darse cuenta de la importancia de su participación directa en la toma de decisiones como pueblo después de todo ese tiempo pasado.

Ese trascendental hecho constituye por primera vez en las ultimas 6 décadas desde la partida del insigne revolucionario Jorge Eliezer Gaitán y más de 200 años desde el esfuerzo patriótico del General Simón Bolívar y demás próceres que lucharon por el proyecto integracionista de la gran Colombia seguido de la traición del presidente Francisco de Paula Santander, hasta el pasado 19/06/2022, cuando la nueva realidad política indicó el posible comienzo de un cambio en las relaciones de poder entre los factores políticos que interactúan en la sociedad Colombiana.

No podía ser de otra manera, porque ya es hora que nuestros pueblos comiencen a escribir su propia historia, para que no la sigan escribiendo los opresores de siempre, este importante recién ocurrido hecho colombiano en el que se expresaron las clases populares del pueblo, pareciera ser que en Colombia la esperanza ya no será una utopía, tomando en cuenta lo dicho por el presidente electo Gustavo Petro: "lo que viene es un cambio de verdad".

Sin embargo, preferimos esperar algo de tiempo para saber a ciencia cierta sobre los resultados de las políticas publica y su incidencia en calidad de vida de esa población, de cuál será el perfil político e ideológico (socialista o neoliberal) del futuro gobierno Petro-Márquez, que aun cuando deseamos que sea el de un verdadero cambio social revolucionario frente a la oligarquía y el tutelaje del pentágono; sabemos que no será tarea fácil para el nuevo gobierno, del cual esperamos que Petro no engañe a su pueblo y cubra las expectativas de los colombianos, como aquí en Venezuela con el medio "petro" que ha sido parte del engaño al pueblo trabajador.

VIVA Chávez, CARAJO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 338 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: