Derechas extremas contra izquierdas blandengues

Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan y los que odian y deshacen.

(Jose Martí)

Antes que nada, como quien no quiere la cosa, remontemos unos siglos hasta la revolución francesa. De allí provienen esos terminos ya tan trillados, la izquierda y la derecha, específicamente de la "convocatoria de los estados generales" hecha por el Rey Luis XVI. Estas asambleas creadas por Felipe IV reunian a los representantes del regimen monárquico: el clero, (primer Estado) la nobleza (segundo Estado) y los representantes de los Burgos (tercer estado). De más está decir que el primer y segundo Estado siempre imponían juntos sus decisiones. En algun momento, el Consejo de Estado decidió aumentar el numero de diputados del tercer estado incluyendo al pueblo llano. Concientes de su mayoría los "burgueses" pidieron una reunión donde los votos fueran contados por cabezas, cosa que fue fue denegada dos votos contra uno, gracias al voto del rey. En aquella reunión, y en todas las que le siguieron, los nobles se sentaron a la derecha del presidente de la asamblea y los burguéses a la izquierda, quizas inspirados en la "Camara de los Comúnes" ( la camara de aquellos sin titulos nobiliarios) de Inglaterra donde el gobierno se sentaba a la derecha y la oposición a la izquierda. En el caso francés, los que se sentaban a la derecha representaban y defendían los intereses de la monarquía y los aristócratas y los sentados a la izquierda defendían las libertades civiles y el republicanismo. Ahora, como los del lado izquierdo eran más que nada burgueses y comerciantes estos defendian el libre comercio y las politicas del ya creciente capitalismo, algo que hoy asociamos con las derechas. Como vemos la cosa empieza a complicarse pues desde un comienzo estos términos fueron totalmente arbitrarios.

Al final de la revolución francesa, los Burgueses traicionaron al pueblo llano y rapidamente pasaron a la "derecha" del espectro político. El pueblo siguió siendo oprimido y explotado ahora por las nuevas élites en el poder. El conocido lema jacobino de "libertad, fraternidad e igualdad" paso a ser libertad para comerciar, fraternidad e igualdad pero solo entre las élites burguesas.

Las definiciones de izquierda y derecha empezaron a sufrir cambios y transformaciones, especialmente en el sigo XIX. Junto a la primera revolución industrial comenzaron a aparecer nuevos y muy diferentes movimientos politicos. Muchos burguéses y algunos en las aristocracias de la derecha, incluso promovian el "liberalismo"( asi que eran un poco izquierdistas). Bién a la izquierda la clase obrera cada vez mas numerosa se organizaba en sindicatos y aparecieron los movimientos politicos anarquistas, comunistas y socialistas.Los significados han seguido cambiando y la cosa cada vez se nos pone más confusa.

En el norte de Abya Yala, los peregrinos liberales que venian escapando de la monarquia opresora y conservadora (derechista) de los reyes ingleses y del yugo del catolicismo, traían ideas de libertad para fundar una nueva nación donde no fueran perseguidos y pudieran desarrollarse en paz siguiendo los preceptos de su interpretacion del cristianismo, pero se encontraron que las tierras del nuevo mundo estaban habitadas por tribus organizadas y con costumbres muy diferentes a las europeas y pronto decidieron eliminarlas y robar sus tierras para fundar sus colonias. La libertad de estos peregrinos era solo para ellos no para esos salvajes que no conocian ni siquiera la sagrada "propiedad privada".

Siglos despues, el partido Demócrata en los Estados Unidos, es conciderado por muchos un partido de "izquierda" y los republicanos que originalmente en la revolucion francesa ocupaban la izquierda, hoy, en los Estados Unidos son un partido de extrema derecha. Como podemos ver, las contradicciones persisten hasta nuestros dias, si bien es cierto que en algunos momentos, las derechas extremas y las izquierdas radicales son tan radicales y tan pero tan extremas que completan el círculo y comienzan a entremezclarse, comenzando entonces nuevas contradicciones.

Han pasado siglos desde la revolución francesa y la modernidad nos ha regalado con partidos politicos e intelectuales para todos los gustos y colores pero sobretodo desde los comienzos del siglo XXI se comenzaron a fundar partidos de derecha extrema con ideas populistas y liberales, liderados sobretodo por jovenes elegantes e instruidos. Algunos como Abascal Conde, Leopoldo López o Javier Milei con fuertes tendencias fascistas. Tambien comenzaron a surgir partidos de izquierda blandengues que solo quieren tomar el poder para hacer dinero, haciendo reformas superficiales pero sin cambiar nada, imponiendo las mismas politicas neoliberales que dicen combatir, o sea que terminan siendo de derecha. Vaya que lío ostias!

Un punto importante para tener en cuenta es que desde finales del siglo XIX y principios del XX se empezaron a crear institutos y fundaciones en su mayoria financiados por los " barones del robo " o "robber barons" como los llamaban y aun llaman en el norte. Mafiosos que hicieron fortunas robando, mamando de la teta del estado y corrompiendo funcionarios en todos los niveles. Entre estos "barones del robo" estaban señores como Carniege, Astor y hasta Rockefeler todos muy correctos, honestos y liberales empezaron a financiar fundaciones, universidades, tanques pensantes y demas para, ademas de limpiar sus sucias reputaciones, seguir legitimando sus politicas de desarrollo imperialista de apropiación por despojo y mantener el statu quo capitalista, apoyados siempre por sus socios en las élites coloniales de las Europas. A mitad de siglo se dedicaron poco a poco a introducir el neoliberalismo. En estos tiempos luego de la segunda gran guerra el imperialismo gringo se proyectaba ya como el poder hegemónico, el dolar se convirtió en la moneda de cambio internacional y con el tiempo empezaron a surgir más fundaciones e institutos "sin fines de lucro" por supuesto, dedicados a la investigación económica, a promover la libertad individual y el gobierno limitado. Una de las primeras fue la Sociedad Mont Pelérin, fundada en 1947 por el ultra reaccionario Friedrich Von Hayec que hacía hincapie en "la dimensión intelectual del analisis de clases propio de la tradición neogramsciana". (recordemos que el tal Gramsci era supuestamente de izquierda)

Entre estas organizaciones resaltan institutos como el "Cato" fundado por un grupo de activistas del partido libertario a finales de los 70 en la ciudad de San Francisco, cuna del movimiento hippie de los años 60. El partido libertario apoyaba iniciativas como la legalización de la marihuana y los derechos de las comunidades de gays y lesbianas, la revolución sexual y como buenos hippies abogaban tambien por la paz, (medio izquierdistas los tipos). Al dejar la presidencia del partido, uno de sus fundadores, Edward H. Crane, crea el "Cato institute" y recibe inmediatamente el apoyo de los hermanos Koch, herederos del gigante petroquímico "Koch industries". Pronto, ademas de los atractivos discursos sobre legalización de la marihuana y los derechos de los gay y las lesbianas, el instituto comienza a promover el individualismo, el egoismo social, la destruccion del estado, la privatisación de las pensiones y se convierte en una poderosa agencia de lobby para las industrias Koch y las multinacionales en general.

En 1981 despues de haber fundado en 1955 el "Instituto para asuntos económicos" I.E.A (por sus siglas en ingles) y haber contribuido en la creación de diferentes institutos de investigación política y económica en los Estados Unidos, todos dedicados a promover abierta o solapadamente el neoliberalismo, un noble Ingles, Sir Anthony Fisher crea la "Red Atlas" como un medio para conectar varios "think tanks" de derecha a traves de una red global. Esta organización actúa como un paraguas de grupos "libertarios" que apoyan el libre mercado. Todas estas fundaciones, institutos y organizaciones y las diferentes O.N.G.ś que han venido surgiendo casi sin parar, son financiadas por las grandes corporaciones transnacionales y reciben indirectamente fondos de los gobiernos occidentales, sobretodo de el de Estados Unidos a través de la NED y La USAID, con estos fondos se financian universidades, se otorgan becas y premios y se crean proyectos para ayudar a los "más necesitados", a la vez que contradictoriamente se apoyan y se legitiman las destructivas actuaciones de las grandes corporaciones que las financian y que son los principales culpables de esos "más necesitados"

Ya en el siglo XXI , ante el inocultable fracaso del proyecto neoliberal y el iminente derrumbe del capitalismo financiero, las élites dominantes comienzan a predicar otra vez el "liberalismo", ahora Hayek es casi un socialista y Chavéz casi que un autócrata de derecha. Los tiempos cambian y las cosas se confunden y complican.

Hoy en día, mientras las izquierdas blandengues, progresistas y demas se pierden en discuciones interminables, tratando cada una por su lado de cambiar o transformar las cosas, cientos de fundaciones de derecha que rayan en el fascismo financian con el dinero que los dueños de las corporaciones obtienen por medio del fraude financiero, la especulacion, el clentelismo, las guerras y los conflictos, las drogas y ahora la pandemia y sus vacunas obligatorias, a miles de academicos, profesores, científicos, políticos, estudiantes y a todo tipo de activistas sociales para que promuevan el "verdadero liberalismo" no esas teorias neoliberales tan ligadas las sangrientas dictaduras de los 70 y 80. Teorias que solo han hecho ricos a unos pocos sumiendo a la gran mayoria en la miseria. El liberalismo "de verdad" promueve la libertad individual basada en el respeto irrestricto del proyecto de vida del otro, combate el estatismo, la corrupcion, el colectivismo (termino por cierto creado por el liberalismo) y cualquier otro ismo que vaya contra los proyectos de vida del individuo.

Por supuesto que este "liberalismo original" no defiende, no habla, ni ha hablado nunca, de los proyectos de vida de las comunidades ni de los pueblos, solo promueve los del individuo. Para los liberales los pueblos huelen mal, son ignorantes y no comprenden las ideas liberales y anticolectivistas de las élites gobernantes. Mucho menos defienden, lo que es más, ni siquiera nombran el proyecto de vida de nuestra Madre Naturaleza, un proyecto de vida sin el cual no existiría ningún otro proyecto.

Grandes intelectuales de derecha muy bien articulados y muy elegantes, como Vargas Llosas o Benegas Lynch, nos dan catedras de liberalismo. Benegas llega a afirmar rotundamente que el neoliberalismo no existe, en sus propias palabras o : "se es liberal o no se es liberal".

Lo cierto es que los principales propulsores del liberalismo del siglo XX apoyaron a los gobiernos más reaccionarios y a las más sangrientas dictaduras de ese mismo siglo.

el liberalismo desde sus origenes y durante todo su desarrollo en el siglo XIX, nunca fué democratico.

Los liberales hablan de igualdad, pero es solo un discurso fraudulento porque encubre el hecho de que la igualdad solo es posible en igualdad de condiciones, igualdad de fuerzas, y en el mundo en que vivimos el poder, la fuerza y las riquezas estan cada ves más en manos de una minoría de sicópatas egoístas que son los que precisamente financian a todas estas fundaciones, institutos, académicos, políticos y activistas que muy conciente o quizas "inocentemente" promueven el regreso a un "liberalismo democrático y hermoso". El regreso a algo que lamentablemente nunca existió.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 653 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: