Para quienes tienen dudas...

Uno lee distintas opiniones en relación al tema de la oposición venezolana y se sorprende de la poca profundidad histórica con que se hacen los análisis. Hay quienes piensan, erróneamente, que las organizaciones políticas con filosofía y principios capitalistas aparecieron cuando llegó Chávez al poder, es decir, las organizaciones entregadas al imperio, y que antes a Chávez las decisiones del CEN de AD eran Santa palabra para ejecutar la política nacional, que no es posible que CAP fue ficha de la CIA. Para despejar esa duda cabe recordar el origen de las organizaciones que conformaron la plataforma burguesa de dominio político en el país, incluso traicionando sus propios principios, nos referiremos a AD y Copei más precisamente, lo demás son derivados, independientemente el nombre que asuman. Si observamos el panorama político, el espectro de organizaciones políticas existentes en el país podemos deducir que casi todos provienen de dos corrientes, AD y Copei. El primer candidato de la burguesía contra Chávez, Salas Romer, proviene de Copei, Luego Manuel Rosales de AD, posteriormente Capriles quien proviene de Copei, con fuertes vínculos a los grupos fascistas, ¿Casualidad?. Es decir, el llamado G4 no es otra cosa sino las ramificaciones de AD-Copei. Con esto no estamos descubriendo el agua tibia, pero si queremos precisar la evolución histórica de esas dos organizaciones. AD, fundada en 1941, es en sus inicios un partido que propone la revolución, la defensa de lo nacional. Sus principales fundadores, Rómulo Betancourt, por ejemplo, militó en el Partido Comunista de Costa Rica, la AD de sus inicios planteaba una revolución Social, acabar con el caudillismo militarista predominante para ese momento, planteaba una constituyente, pero cuando le tocó gobernar, la derecha del partido se apoderó de esa organización y ya en 1958 estaba entregada al imperialismo, las primeras víctimas, Pinto Salinas, Ruiz Pineda, etc, de hecho, el llamado Pacto de Punto fijo fue cocinado en Nueva York y el mismo fue apadrinado por Nelson Rockefeller, el rostro del capitalismo internacional pues. Luego Betancourt se convirtió en acérrimo anticomunista, promovió purgas internas, los sectores de izquierda fueron execrados, nace el MIR, luego botan del partido a Luis Beltrán Prieto Figueroa, quien crea el MEP, es decir, AD fue comprada por el imperio y si el imperio compra ejerce la posesión de lo que compra, en pocas palabras, AD y el pacto de punto fijo fue el instrumento del imperio para dominar a Venezuela. Con Copei ocurre algo similar, aunque la filosofía de este partido siempre ha estado alineada con la derecha internacional, vinculaciones muy estrechas con sectores religiosos de derecha, aunque también allí se han colado algunos de la llamada izquierda cristiana, pero nunca ha tenido el control de ese partido. Las vinculaciones al opus dei nos da una idea clara de donde viene y con quien se alinean, así que eso representa el llamado G4.

En pocas palabras, el llamado "periodo democrático" no fue sino el periodo de la "democracia" imperialista, es decir, dictadura del capital, dominio y control de las fuentes de riqueza, creación de riqueza para ser concentrada en manos de una élite. Capitalismo puro pues, lo demás es cuento de camino...

Cuando en 1989 se impone el paquetazo de CAP II, no gobierna el país una instancia nacional, una corporación que de manera autónoma tome decisiones, para bien o para mal, toda la política de la derecha venezolana ha estado en manos y bajo control imperialista, no hablamos de lo doméstico, la escogencia de uno u otro cargo de carácter nacional, estamos hablando de lo estratégico, allí se juagaba a lo que decidan en Washington. Hay quienes muestran sorpresa de la actitud arrastrada de los políticos venezolanos de la derecha, que otra cosa podemos esperar si están hechos y diseñados para obedecer las órdenes imperiales. Ahora bien, que en la ejecución del "mandado" hay jefecitos, pues si, y a eso se le agrega el "orgullo" que algunos sienten por aparentar lo que no son, y se la tiran de jefes, pero no son jefes nada; jefe es Maduro, Diosdado, Jorge, Delcy, Padrino López, esos si son jefes de un país, defendiendo la dignidad de un pueblo; la política barata se encarga de los demás. A CAP lo quisieron entronizar como un "líder del tercer mundo", revisen si eso no estaba autorizado por EEUU. Revisen con detalles si en los años del pacto de punto fijo el gobierno venezolano se enfrentó alguna vez con el imperio, lo de la OPEP fue algo que el imperio terminó negociando y aceptándolo ¿Donde fueron a parar las ideas de Pérez Alfonzo? ¡Chávez y la revolución fue quien las rescató!.

Aquí nos hablaban de "la faja bituminosa del orinoco", y se ensalzó a un señor por "haber descubierto" tan "magna" obra, resulta que la verdad verdadera consistió en que se querían llevar nuestro petróleo extra-pesado pagándolo más barato que el carbón, y los sesudos políticos nuestros ni se enteraron, hasta que llegó Chávez y se los recordó. Sin rubor se entregaba el país. Hay suficientes investigaciones sobre la llamada "nacionalización petrolera" de CAP, la misma no fue sino un estratagema imperialista para crear un estado dentro de otro estado; el negocio petrolero lo controlaban absolutamente desde EEUU a través de su política corporativa de control mundial.

Hago este recuento para quienes piensan que en México estamos sentados con unos partidos nacionales negociando, no, estamos con los instrumentos imperialistas de dominación política de Venezuela desde hace rato, hasta la llegada de esta revolución. Quienes deciden si se sientan, o no, son los gringos, si firman o no, son los gringos. En pocas palabras, estamos sentados en México con los representantes gringos, los empleados de esa maquinaria imperialista diseñada para controlar a los pueblos. Eso ocurre porque nos sublevamos, porque Chávez nos guió y Nicolas aguantó el vendaval. Otrora el pueblo fue traicionado, vendidas sus esperanzas a los intereses imperialistas, para eso el imperio invierte parte del botín que nos roba con CITGO y Monómeros, que en manos de Colombia también lo controlan ellos, Colombia en la práctica es una colonia de EEUU. Claro, no es una colonia al estilo antiguo, es una neo-colonia de la era de "los acuerdos" de protección e "instrumentos de ayuda", o es que se nos olvidó el Plan Colombia. Un plan para controlar a Venezuela por intermedio de Colombia, lamentablemente.

Así que, para quienes hacen análisis, incluso con mucho despliegue mediático, es importante recomendarles que digan las cosas por su nombre, que no generen expectativas cómo si la derecha conque estamos negociando en México es autónoma, eso podemos decir de la derecha con la que nos hemos sentado acá, que son grupos que han entendido que no pueden ser los muchachos de mandado del imperio, ojalá siga así, y ojalá se mantengan en esa posición, y que logren aglutinar a las bases opositoras, pero los que reciben el chorro de dólares son el llamado G4, es decir, AD-Copei de otrora, los que le vendieron el alma al demonio hace rato y no les queda otra cosa que acatar las decisiones de sus amos.

El imperio se ha dado cuenta que con sus bloqueos y robos no nos va a joder, también se ha dado cuenta que en medio de la lucha estamos levantándonos y aprendiendo a dar nuestros primeros pasos por nosotros mismos, estamos construyendo un mapa geopolítico y geoeconómico con otros epicentros, el bruto de Trump no lo entendió, esperemos que Biden sea más inteligente y logremos acuerdos de beneficio mutuo, pero todo eso tiene mucho enemigo, los que juegan con el chorro de dólares para la subversión, para los saboteos y los atentados, esos ven en peligro sus planes. En esa misma onda están Duque, Uribe y cia, si sus dueños le quitan los subsidios y ventajas, el negocio del tráfico de drogas en Colombia sufrirá algún impacto, me imagino que el cartel del imperio, es decir, la DEA cobrará en lo adelante completo, don varito no le gustará eso, se los aseguro, y como tiene paracos y otras vainas, intentarán por todos los medios sabotear los acuerdos.

Un arreglo entre EEUU y Venezuela, disfrazados con sus representantes allá en México, pone patas pa' arriba muchas cosas y eso pisa callos lo cual nos sugiere que hay que dormir con un ojo abierto y el otro también.

En fin, si alguien sigue con dudas sobre en que escenario ha tenido que desarrollarse las negociaciones con "las derechas" y específicamente el G4, miren un poquito hacia atrás y encontrarán muchas respuestas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 612 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor