La nueva AN pudiera ser parte de la solución, no la solución

Se pueden hacer muchas interpretaciones según sea la posición política de quien escriba sobre el tema, cada quien como es lógico defenderá su punto de vista y a eso llamamos democracia, pero hay lugares comunes que pocas veces ocupan la atención de todos, por ejemplo, seguimos reproduciendo cada vez con más fuerza el sistema heredado de la colonia, el cual solo beneficia una pequeña parte del a sociedad pero a su vez hace parte de un sistema mayor denominado globalización el cual se impone a la mayoría empobrecida pero esta imposición es muy cruel, criminal diría yo, eso hay que tenerlo claro, muy claro, no hay forma ni manera de transformar el sistema desde sus adentros porque el mismo tiene la misión de sobrevivir a pesar de lo que sea, no importa cuántas vidas se lleva por delante o cuanto sufrimiento y pesar cause a la sociedad toda, la columna vertebral del sistema global es el consumo y no la satisfacción de las necesidades básicas.

Otro elemento importante es que la lucha de poderes pre electoral y posterior no está sustentada en que las partes quieran bienestar para todos, al contrario, el que gana se lo lleva todo y el que pierde se dedica a conspirar para derrocar al que gano y en este ínterin los más perjudicados somos los más débiles materialmente hablando, el que obtuvo la victoria como su verdadero interés era personal y no social busca apropiarse de la mayor cantidad de plata posible pues sabe que en algún momento le toca salir corriendo pues está plenamente consciente de que la mayoría en esas condiciones en algún momento buscara su propio bienestar y reivindicación y entonces allí están prestos lo que perdieron que solo se ha dedicado a conspirar le hacen creer nuevamente a la mayoría maltratada que es una alternativa válida para salir adelante y así el ciclo se repite y se repite infinitamente hasta que los pueblos como bien decía Neruda despiertan cada 200 años.

De manera que en esas circunstancias es que vamos nuevamente en Diciembre si Dios quiere a un nuevo proceso electoral, que de nuevo no tiene nada, ni siquiera es más de lo mismo no, sino una mutación muy extraña, la derecha criminal hará lo mismo de siempre pero la izquierda bajo una fachada de socialismo le prometerá al pueblo lo que en 7 años no han podido hacer y nada indica que lo harán ahora pues siguen siendo los mismos y lo que es peor aún, ya el presidente mostró su programa de gobierno para los próximos años con la ley anti-bloqueo, que aparte de ser inconstitucional es totalmente contrario a los intereses de la mayoría.

De manera que estamos entrampados, porque por una parte si no votamos le hacemos el juego a la derecha golpista, pero si votamos tenemos una sola opción y es la APR y nadie garantiza que estos compas no caigan en el mismo juego perverso con el paso del tiempo, si son coherentes y sensatos se darían cuenta que este país necesita de gente seria que haga política de altura y no política barata como nos tiene acostumbrados el psuv y los golpistas de derecha en donde entre ambos se disputan quien se queda con la mayor parte del botín y a ninguno le interesa en lo más mínimo el país todo, creo que si bien es cierto deberíamos correr el riesgo con esta gente de APR, no se es mi opinión.

En cuanto a la solución definitiva es algo mucho más complejo pues se trata nada más y nada menos que de hacer una transformación cultural profunda y hacer entender a este país que aquí hay suficientes recursos para todos y mucho más y que debemos pensar seriamente en convertirnos en un país productivo y no en un país de mendigos que es lo que somos, no es posible ya sostener que la mayoría tenga que depender de lo que decida el presidente en cuanto a que vamos a comer y cada cuanto tiempo, eso es potestad de cada quien según sus ingresos, esfuerzo y trabajo, cada quien sabrá hasta dónde quiere llegar, no es posible que se anuncie tras anuncio y anuncio que se va a reactivar la economía una y otra vez y nada cada vez estamos peor, eso no puede ni debe continuar.

En este particular hace unos meses sostuve una conversación muy grata con Rafael Uzcategui, cuando tuve la oportunidad de conocerlo personalmente y la conversa giro en torno a mi posición de que los partidos debían dar paso a los movimientos sociales, claro mi posición fue producto de la impresión que me causo los gigantescos movimientos de masa en Chile pidiendo que se fuera Piñera, según las informaciones estos movimientos sociales con tal fuerza no permitían la participación de ningún político conocido ni de derecha ni de izquierda, lo cual me parece correcto pero claro Chile ha pasado por dos situaciones muy traumáticas cuales fueron el fallido intento de socialismo de Salvador Allende (3 años) y la cruel dictadura de Pinochet (17 años) de manera que aprendieron por la fuerza que los políticos solo buscan intereses personales y nada mas Y AHORA BUSCAN FORMAS DISTINTAS DE ORGANIZACIÓN POPULAR, lamentablemente se les atravesó la pandemia y no sabremos que paso con esa propuesta más sin embargo en medio de la pandemia esos movimientos políticos buscan expresarse pero han sido brutalmente reprimidos.

No tengo duda al respecto, los pueblos debemos trascender los partidos políticos e ir a una forma de gobierno directa sin intermediarios y mucho menos clases políticas parasitarias que se apropian de todo y saquean los pueblos de la manera más descarada e infame, pero para eso falta todavía y mucho más aun en un país con tantas riquezas como este.

Sería muy interesante ver a una ANC que no aprobara una ley tan sospechosa como la ley anti-bloqueo, pero eso sería como soñar despierto pues corre mucho dinero de por medio y candidatos a pequeños burgueses sobran.

Hasta la victoria siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 532 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: