Somos Gobierno Socialista Cristico Bolivariano Chavista Gracias a la sagrada confianza del Pueblo Soberano

Ante la disposición y el compromiso del Pueblo Venezolano, ahora y siempre, uno puede sentirse LIBRE Y SOBERANO. Las dificultades actuales nos han venido a advertir que una Revolución Socialista sólo logra instaurarse como satisfacción de una necesidad Histórica, si un Pueblo la hace y la siente SUYA. Somos Hijos e Hijas del Amado Padre Bolívar y por tanto somos el Pueblo de las dificultades. Vengan a nosotros todas las dificultades: Sabremos vencerlas. Cuán luminoso es el ejemplo que Venezuela está dando en materia de participación y protagonismo Popular. A partir de este ejemplo, pensamos que la Revolución Socialista Cristica Bolivariana Chavista cuando se asume como voluntad transformadora y como proceso que desea inscribirse en su tiempo, se convierte en un ejercicio de interpelación cotidiana: Cada día se vuelve un eterno presente, una apuesta animada por un proyecto que se hace porvenir, una elaboración perpetua de todo un Pueblo Libertario.

Miro el tiempo recorrido por el comandante Inmortal Hugo Rafael Chávez y mi comandante en jefe Nicolás Alejandro Maduro y contemplo cuánto hemos realizado, pero sobre todo, pienso en cuanto aún nos resta por concluir. Cabalgando al tiempo y apurándolo en lo posible, no nos daremos descanso hasta ver cumplido lo que hemos fraguado en los sueños colectivos. Lo vital es que la medida y el horizonte de nuestro proceso está claro: Encarnarnos en la Esperanza del Pueblo y hacerla plena realidad. Nosotros en las actuales circunstancias del país, hemos asumido ser los herederos y continuadores de la prolongada Lucha de los Siglos y en consecuencia para nosotros el tiempo histórico se nos presenta cada vez más como un desafío, pero un desafío orientado por la esperanza irreductible y Libertaria. Es el torrente histórico del que somos herederos y que nos une entrañablemente a Nuestra América y que es Luz y Fuerza en nuestra memoria como Pueblo: Nuestra herencia Bolivariana. Y sabemos hoy que la Independencia no ha terminado y es historia por hacerse y que ya estamos haciendo con mi comandante Maduro y el Pueblo Cristico Bolivariano Chavista.

Son inicuas las pretensiones de las fuerzas contrarrevolucionarias: No van a impedir la marcha de nuestro Pueblo hacia el Socialismo Cristico Bolivariano Chavista. No les vamos a permitir que conviertan al país en un caos: Pido al AMADO PADRE DIOS HEOVA que ningún compatriota se deje llevar por los tambores de la guerra de la extrema derecha.

Nosotros estamos asumiendo, hasta las últimas consecuencias, el Evangelio del amor y de la justicia. Y al Niño Jesús lo buscamos y encontramos cada día, en todos los excluidos y excluidas de Venezuela. Con certeza, en esta hora dura y difícil de la Patria, Cristo levanta de nuevo su voz, y nosotros con Él, en un renovado "Sermón del Cerro": es la buena nueva de la redención y la liberación que hoy encarna, en las palabras y en los hechos, el Pueblo del Amado Padre Simón Bolívar. Debemos recordar de dónde venimos, por qué y para qué estamos aquí. Debemos recordar que venimos del Caracazo, de la rebelión popular de 1989. Debemos recordar que esta Revolución nació el 4 de febrero, aquel día que partió en dos la Historia Venezolana. De allá es que nosotros venimos: ¡De una gran Rebelión Popular! Una rebelión popular que no ha terminado y que se ha estado expresando de muchas formas, en esta dura y difícil coyuntura. Y por eso mismo, nosotros estamos aquí no para apoltronarnos ni para aburguesarnos: Nosotros estamos aquí para hacer una Revolución Verdadera.

Somos Gobierno gracias a la sagrada confianza que el Pueblo ha tenido en este proceso y nada nos puede eximir de semejante compromiso. Sobre nuestros hombros descansa la dura e insoslayable misión de hacer realidad los principios que nos rigen: Que la justicia ajuste todos los despropósitos humanos, que la Libertad Libere y nos haga crecer, que la igualdad iguale sin distingos, que la Independencia nos dispare hacia el porvenir. Tenemos que radicalizar la Revolución Democrática Socialista, y ello implica un Verdadero y Socialista atrevimiento.

En el Padre Libertador Simón Bolívar se concentra el sacrificio mayor que nos otorga rostro para poder reconocernos. Seguir sus pasos es desprenderse: Abandonarlo todo por la Felicidad de la Patria. Tengamos presente que van a incrementarse las agresiones del Imperio y que debemos impedir, a toda costa, los escenarios de violencia y la desestabilización generalizada que pretende generar la contrarrevolución. Por eso mismo debemos seguir fielmente la orientación Bolivariana: ¡En todo debemos tener la más perfecta UNIDAD!

Los Pitiyanquis Lacayos persisten en velar por su confort y sus privilegios, mientras un Pueblo clama desesperadamente por nuestro auxilio. No estamos para detenernos en las bajezas humanas de unos pocos. Entendemos que el dolor y la esperanza de un Pueblo están hoy en las calles, en los barrios y en los campos. Ese Pueblo nos interpela, señalándonos el camino. Tras él seguiremos avanzando. Digámoslo con el Padre Simón Bolívar: "El que lo abandona todo por ser útil a su país no pierde nada y gana cuanto le consagra".

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA CRISTICA BOLIVARIANA CHAVISTA!

¡AMADA MADRE VIRGEN TIERRA AYUDANOS A RECORDAR QUE NO SEAMOS VANIDOSOS PORQUE EL BENDITO DIOS HEOVA QUE ES TAN GRANDE NO FIRMO NINGUNA DE SUS OBRAS, QUE LA LUZ NO SE ENSUCIA AUNQUE SE REFLEJE EN EL PANTANO!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 302 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a269295.htmlCd0NV CAC = Y co = US