Construcción del Partido Único, no es cualquier cosa

Hace pocos meses el comandante de la revolución se pronunció sobre un tema que venia siendo discutido en algunos espacios. Y no solo hizo mención, sino que llamó a la creación del Partido Único. El líder dijo; que a partir del año 2007 nos dirigiríamos a la unificación de todos los partidos que conforman el polo patriótico.

Todo lo que viene sucediendo, en lo que hemos llamado partidos de la revolución, hace necesario un replanteo, porque éstos de partidos no tienen nada, ya que funcionan como simples organizaciones electorales, clientelares, sectarias burocráticas y amantes de la repartición de cuotas entre los grupillos. Algo similar a lo que sucedía en AD y COPEI, solo que ahora, en Morado, Azul, Rojo y otros.

Los aportes que han hecho los partidos a la profundización de la revolución, podemos observarla el día de la elección, cuando distribuyen a la gente en las mesas para que cuiden los resultados, su contribución se ha limitado a solo eso. Son escasas las ideas que se han generado en la búsqueda de la consolidación de la Venezuela socialista, y casi nulo el esfuerzo que se ha hecho para que esas ideas pasen a ser hechos concretos.

Como militante de un partido que soy, puedo observar, como seguramente lo hacen muchos, que esta solicitud presidencial cayó bien en mucha gente. Pero hay otros que ven en la creación de esta nueva organización, una afectación a sus intereses, porque para ellos, el fin no es la instauración de la justicia social en Venezuela, sino el tener su propio partido. Total que muchos se quedaron helados y están jugando varios juegos, sentados en la misma mesa. Hablan sobre la creación de esta nueva organización, pero al mismo tiempo continúan fortaleciendo sus partidos, con todo lo que consiguen a su paso. Da la impresión que se estuvieran preparando, para dar el salto contrario.

Por allí salió Diosdado Cabello en un programa de televisión respondiendo una de las tantas preguntas venenosas que hacen con frecuencia en los medios de comunicación privados. La pregunta consistía en cuál era su posición frente al planteamiento que hacía el Presidente sobre la creación del partido único. Éste mostrando disciplina y conciencia acerca de lo que ocurre en nuestro país, dejó claro que en esta orquesta hay un solo director. Lo cual deja entrever que ya el MVR esta montado en el burro. Y sin ningún tipo de trauma, a pesar de todas las debilidades que este partido pueda presentar, que pudieran ser muchas.

Aquí lo que cabe preguntar es; ¿cómo damos ese paso sin que retrocedamos o permanezcamos en la misma situación?. ¿Cómo logramos constituir un partido único y no un comando ayacucho o miranda?, ¿cómo acabar con los conflictos que se generan, cada vez que se agrupan las organizaciones progresistas?. Pregunto esto porque es bien sabido lo rentable que se ha hecho en el país ser el jefe de un partido, por todo lo que se puede obtener a la hora de las reparticiones de cuotas. ¿Y cómo acabar la obsesión que tienen muchos de estar a la cabeza de cualquier comparsa? Hemos demostrado con creses, que nos cuesta mucho reconocer nuestras incapacidades y las virtudes del otro. Son elementos que cada uno de los revolucionarios debemos ir analizando e irle buscando respuestas.

¿Será que la solución a este conflicto, lo representa la reproducción de los comandos electorales? Solo con verlos funcionar desde una distancia de un kilómetro, nos daríamos cuenta de que no puede ser considerada una salida. Y cada uno de nosotros sabe porqué. Hasta los que están incluidos en el.

¿Sería sano para el país que la estructuración de esta organización, se haga dándole cuotas de participación a cada uno de estos partidos? Es decir, si el MVR es el principal partido del país, estaría en la cabeza, y así cada jefe de partido se iría incorporando en la estructura. ¿Cómo garantizaríamos que los vicios que traen las organizaciones actuales no se trasladen? ¿Qué va garantizar la articulación a lo interno y que éste no se estratifique?.

¿Cómo lograr que los mejores cuadros; los más comprometidos con la justicia en los pueblos, los más sacrificados, los más preparados, los menos interesados en la consecución de bienes propios, los menos infectados por el virus mortal del capitalismo, sean los que conduzcan esta embarcación constructora de patria justa?.

¿Cómo logramos que la medida para la incorporación, sea la acumulación individual de comportamientos éticos y morales? El hombre nuevo de quien hablaba el Che. La verdadera vanguardia. Y no la cantidad de poder que yo he podido acumular en mis años de funcionario frente al estado.

Desde mi humilde punto de vista, aquí hay mucha tela que cortar, y muchas concepciones que derrumbar. El producto final va ser depurado, en la medida que cada revolucionario emita su opinión revolucionaria al respecto. Y cuando se entienda que esto no va ser un saco de gatos. Donde se reproducirán los mismos vicios, pero ahora desde un partido colectivo. Digo esto, porque esta organización que se pretende crear, no debe parecerse, ni en el color, a las organizaciones que tenemos hoy en día. Este partido debe funcionar en la búsqueda de la redención del país nacional. Y sus principales tareas, deben estar dirigidas a la consolidación de la Venezuela Socialista. Dejando a un lado de forma definitiva, los intereses sectarios y grupales, privilegiando los intereses de todo el pueblo.

Para llegar a los mejores resultados, debemos seguir haciendo aportes al tema.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1454 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a26793.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO