Hécate Vieja y Sabia

Y no se inmutan...

La guerra sigue, y sigue centrada en un tema que nos afecta a todos, la nutrición, la vida. En el foro realzado la semana pasada en VENANCHAM sobre perspectivas para el 2017, asesores de empresarios y comerciantes que controlan nuestra economía estimaron el aumento de sueldos y salarios de este año en un 239,97%  y “anunciaron” una inflación del 699,10%, cifra que -- de seguir ellos haciendo lo que les da la gana -- va a será superada con creces en la realidad.  

El incremento del salario y del bono de alimentación, además de aumentos inmediatos,  implicó anuncios por las redes a pequeños comerciantes sobre  los precios que debían adoptar a partir del primero de marzo: 1 kg. de arroz a 9.000 Bs, espagueti a 10.000, café a 18.000, leche en polvo a 16.000, carne a 17.000, queso desde 15.000, etc.  

El gobierno trabaja duro e intenta neutralizar el bloqueo externo y la especulación a través de diversos mecanismos, mas lamentablemente los productores y comerciantes venezolanos juegan a dos manos: se comprometen a producir más, a distribuir equitativamente a precios justos e incluso a exportar, pero utilizan las ventajas que les da el Gobierno, para proteger su capital y el poder adquisitivo de sus colaboradores, no para proteger a todos los venezolanos.

Así, en ese mismo informe se indica que “el 65% de las empresas encuestadas han adoptado el esquema de pago mixto (bolívares y divisas)”. Me pregunto yo ¿qué saben las autoridades sobre esta dolarización a medias? ¿qué tasa de cambio utilizan? ¿de dónde sacan las divisas? ¿incluyen el pago a los trabajadores?

La actitud desafiante de capitalistas extranjeros y venezolanos obliga al gobierno y al pueblo a entender y a aceptar que ellos están haciendo lo que les corresponde:  defender sus intereses de clase y que nosotros debemos actuar en consecuencia.  

Más allá de los desatinos de la MUD y de los pseudo líderes de la contrarrevolución, muy bien retratados por Esteban Gerbasi en entrevista con Patricia Poleo, hay un pequeño club de señores muy poderosos – los dueños del gran capital y sus socios en el Gobierno de los EEUU - dispuestos a acabar con cualquier proyecto, reformista o revolucionario que atente contra sus intereses.  Clase dominante mundial heredera de más de 5.000 años de relaciones sociales basadas en el dominio, que no va a cesar en su empeño en destruir el Proyecto Bolivariano y la unión nuestro- americana.

Venezuela tiene años enfrentado pacientemente una guerra mediática, económica, cultural y delincuencial similar a la sufrida por otros países América Latina, con resultados nefastos para sus pueblos.  No podemos dejar que nos pase lo mismo.

Pueblo, Gobierno, partidos revolucionarios y movimientos sociales tenemos que trabajar juntos para radicalizar el proceso. Es nuestra responsabilidad  seguir adelante  con un legado que nos trasciende, con un legado que pertenece a todos los pueblos del Mundo: el  legado de nuestro Comandante Hugo Chávez Frías .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1353 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a242174.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO