“Libros de Autoayuda” en el Socialismo del siglo XXI

No sé ustedes amigos, pero yo cada día veo más libros de autoayuda en las librerías, kioscos de periódicos, y en los puestos de buhoneros. Estos últimos los están vendiendo a precios bastante económicos, a tal punto que, este tipo de lectura ya se ha masificado en nuestro país. La invasión parece que no tiene freno. Pero hay que dar la batalla.

Hay unas batallas más difíciles que otras. Creo que la batalla ideológica va a ser la más dura de todas las batallas hacia el Socialismo del siglo XXI. El imperio caerá solamente cuando libremos esta última batalla. Lo digo, porque la gran mayoría de los venezolanos que leen libros, todavía consultan la bibliografía de autoayuda para resolver de una manera mágica sus problemas. De igual manera, suelen acudir a estos para aprender a alcanzar la felicidad individual por el camino ilusorio del éxito material. Incluso los simpatizantes del gobierno, en general, conservan los mismos hábitos de consumo. El goce sensorial siempre por encima del goce intelectual y espiritual.

No todos los temas, ni los enfoques de esta bibliografía son adversos al proyecto revolucionario. Pero sí muchos de los escritores de estos libros actúan como mercenarios del pensamiento único, y promueven de una forma amena, con mensajes cortos y fáciles de digerir, la autosuficiencia y el individualismo en contra de la acción colectiva.

Frases sencillas como: “La felicidad está dentro de ti”, “toda la energía del cosmos está a tu disposición para prosperar”, y “la moral es relativa”, son algunas de las ideas que llegan a todos los estratos sociales a través de estos libros.

Puede que estas ideas, una vez leído el libro y puestas en práctica, algunas personas las desechen porque no les dieron los resultados esperados. Sin embargo, hay personas más débiles que retienen estas creencias. Para ellos, es más fácil caer de nuevo en la tentación de “arreglar las cosas por sí mismo” y vuelven a comprar otro libro. Sin darse cuenta, quedan atrapados en un estado de satisfacción y frustración que los arrastra a comprar un libro tras otro. De esta manera, sus esquemas de pensamiento se hacen cada vez más rígidos.

La persona queda convencida que su felicidad solamente depende de ella, y no de las circunstancias. O sea, si vive en una sociedad justa o injusta, da igual. Si el gobierno es democrático o es elitista, da igual. La felicidad sigue estando solamente dentro de sí mismo y no afuera. Esto por supuesto genera en la persona cierta apatía a la participación política, lo cual es, entre otras cosas, un deber constitucional.

Por otro lado, cuando la persona entiende que tiene en su poder toda la energía del cosmos, se endiosa de una manera tal, que se cree autosuficiente, y no ve motivo alguno para cooperar con los demás. De esta forma se desprecia la solidaridad, la cual representa el valor fundamental de la revolución para alcanzar la felicidad colectiva.

Y además, si la persona cree que la moral es relativa, puede pensar también que es individual. O sea, que los valores son relativos e individuales. Cada cual se haría su propio juicio sobre el bien y el mal, conforme a sus pareceres. Incluso, se podría dudar de la validez de las leyes y normas sociales establecidas, y tenerlas únicamente como una referencia más.

Amigo lector. Con todos los riesgos que implica este tipo de lectura, creo que es conveniente evitar caer en la tentación de recrearse con estas lecturas ligeras. Recuerde que con la distracción también se hechiza. Todo esto forma parte de la propaganda ideológica que ha venido impulsando sin descanso la industria de los medios de difusión, como parte del proyecto de expansión y perpetuación del capitalismo en todo el mundo.

Con un poco de esfuerzo y disposición, considero prudente pasearse por las distintas corrientes del pensamiento, con el propósito de sumar ideas y hacernos un criterio propio que nos ayude a la autorrealización, y, al mismo tiempo, que nos permita ayudar a inventar el proyecto de socialismo que estamos construyendo la mayoría de los venezolanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2526 veces.



Fernando Saldivia Najul

Lector de la realidad social y defensor de la sociedad sin clases y sin fronteras.

 fernandosaldivia@gmail.com

Visite el perfil de Fernando Saldivia Najul para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Saldivia Najul

Fernando Saldivia Najul

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a23573.htmlCd0NV CAC = Y co = US