"En tres y dos", el Día Mundial del Agua, el Arco minero, y las "armas melladas del capitalismo"

En el programa "En tres y dos" del día 22/03/2016, que transmiten en VTV, a las 6:00 PM (moderado por Jordán Rodríguez, presidente del canal y por Erika Sanoja, periodista y diputada por el Polo de la Patria a la Asamblea Nacional), en su segundo "segmento", se habló del agua; fue dedicado al Día Mundial del Agua.

Ahí se habló de todo. Se habló de su conservación; de los esfuerzos del gobierno por prever una crisis que interrumpa el servicio en el país; se habló además de cómo, del lado de los opresores capitalistas, se oculta la crisis ambiental que es ocasionada por la explotación capitalista; y se habló de la crisis humanitaria que es ocasionada en muchos pueblos del mundo por la carencia y necesidad del agua, que es ocasionada a su vez por la explotación capitalista. Se habló del inmenso reservorio acuífero de nuestras cuencas hidrográficas. Se habló de la privatización del agua por parte de los "opresores capitalistas" en África y en Bolivia; de la educación ambiental; de las políticas eco socialistas del gobierno. Se habló de que la conservación del agua no es tanto un problema técnico como político…. Se habló, inclusive, de que, "o se estamos del lado de los opresores o se estamos del lado de los oprimidos"… ... ¡De qué no se habló en ese programa!... …¿para conmemorar el día mundial del agua?…

Pero ¿De qué no se habló en ese programa, para conmemorar el día mundial del agua?: De los planes de explotación minera en el Estado Bolívar y en el Estado Amazonas. Y del riesgo que corren nuestras cuencas hidrográficas en Amazonas y en Bolívar; en la cuenca del río Caroní, por ejemplo, que es "el agua" de Venezuela…

Este es un buen ejemplo del manejo viciado de la información por parte de los medios del gobierno, que, cuando más se acercan a la verdad, solo coquetean con ella, pero siguen seducidos por el engaño.

En un programa ¡nuevo! llamado "en Tres y Dos" (el cual dedicó, en su segunda parte, a conmemorar el Día Mundial del Agua, y valga el subrayado) invitaron, como ponente principal, a un funcionario del Ministerio del Eco socialismo. Él fue quién explicó la gravedad del asunto de la conservación del agua, de los esfuerzos del gobierno por mejorar la generación eléctrica, debido a la escasez de lluvias y al fenómeno del Niño y los niveles de la hidroeléctrica del Guri, además de todo lo relativo a las previsiones y a la capacidad técnica y logística del gobierno por enfrentar esta crisis climática del mentado Niño.

Luego había un panel conformado por un miembro del PSUV de la Parroquia Antímano, el cual se limitó a ratificar lo dicho por el resto de los invitados. Sin juzgarlo, no contaba con criterios definidos respecto al tema del agua. Otro joven, que defendía los métodos comunales y domésticos para la conservación del agua. Y una jovencita, de la cual solo recuerdo su juventud y la fuerza de su discurso –hasta dónde le fue permitido desarrollarla-, discurso, el cual fue el más político y coherente sobre el tema. Fue ella la que habló del trasfondo político que yace detrás del agua, de los "opresores y oprimidos"; y de que detrás de todo eso, el asunto, lejos de ser técnico o un fatalismo climático, hay un problema político, de que el asunto es político.

En ese programa, en el Día mundial del Agua, en la revolución de la información, nos acercamos bastante a la verdad, ¿Pero...?

Pero… Así como sólo nos acercamos a ella, la ocultamos. La Verdad, con mayúsculas, es, sobre todo, honestidad. Es No ocultar. Y cuando hablamos de que el gobierno sólo coquetea con la verdad, decimos que coquetea con ella para ocultar un pedazo importante que forma parte de ella.

Si VTV fuera el canal aquel de los adecos, o fuera una canal comercial, diríamos que, ese programa y su moderador principal (Jordán Rodríguez), organizaron ahí una "puesta en escena". Y que la organizaron para distraer al público de lo principal (de un asunto, del cual se habla hoy con profusión, y que es principal para nuestro futuro, es decir, la explotación minera). Es decir, se habla pero con una clara intención de que no relacionemos a una cosa con la otra; al problema mundial del agua con el desarrollo minero del Arco del Orinoco, con la barbarie destructora y depredadores capitalista.

Pero VTV es una canal del Estado revolucionario, por lo que debemos pensar, seriamente, que sólo se trató de una pequeña falta. De una falta de tiempo para desarrollar la idea, de "tiempo de televisión" para tocar el tema, sin prejuicios y sin censuras.

Nosotros creemos, o no dudamos, en la inteligencia y en la capacidad crítica del periodista. Claro que no entedmos por qué la disimula a veces, diciendo, cuando hace las preguntas más agudas, que "ahora tengo el escuálido subido, o, voy hacer del abogado del diablo". En revolución, pensarlo todo, debe ser un valor revolucionario. Lo que no se vale es defender o justificar al enemigo y a los valores del enemigo. Y usted, Jordán, como revolucionario, tiene la estrella.

En el caso de los medios capitalistas, eso que estamos examinando, se conoce como "publicidad inversa" (o algo muy parecido a ella), es decir, vender un producto con propiedades inversas a las que se publicitan.

Vender propiedades nutritivas (que puede ser que las tenga el producto) sin decirte de las propiedades nocivas, las que te enferman y te matan. Esa fue la historia del DDT, que ahora es la misma de Monsanto. Es la historia de las salchichas Oscar Mayer y de las sopas Maggi, que ahora las asocian con lo natural de las especies que le dan su colorcito amarillo… ¡Fin de mundo!

En el mundo de la publicidad, este método inverso de publicitar un producto está de moda –si acaso no es el único que se usa-. Llamar a un Banco "Banco Amigo", cuando están pensando en cómo robarte, en cómo robarnos. Pero ese método es transferible, sin muchas modificaciones a la propaganda política.

En la campaña de las elecciones del 6 de diciembre, la oposición lo usó sin reparos. Y confesó, sin vergüenza y en televisión, que habían engañado al elector, cuando prometieron acabar con las colas justo cuando ganaran. Dijeron "son técnicas de la propaganda política, válidas para conseguir un objetivo que se busca". Es decir, en Política se puede mentir, si es necesario, para lograr nuestros fines, así sean muy justos o morales.

Se trata de un maquiavelismo. Pero del maquiavelismo más popular, más vulgar. Porque Maquiavelo nunca pensó que había alguna diferencia entre el fin y los medios que se usan para alcanzarlo. Es decir, para Maquiavelo, el fin y los medios era la misma cosa.

En el caso de la revolución cubana ¿Qué se oculta o se ocultó hasta ahora, que atente contra el mismo sentido de la revolución? No sé. Pero no es fácil decirle a Obama: "deme una lista de los presos políticos y mañana mismos los liberamos". Se trata de una cultura política y una práctica de vida socialista. Fidel Castro y el Che, los dos líderes se empeñaron en enseñar sobre este principio (cristiano y socialista revolucionaria), el mismo de Maquiavelo, bien entendido, de hacer de los "medios" el mismo boceto del "fin", de la sociedad que queremos.

"No se puede hacer una revolución con "mecanismos" distintos a la revolución que queremos. Se hace con conciencia revolucionaria, con socialismo y más socialismo", dice Fidel. El Che defiende esta idea al extremo; al extremo de no perdonar de ninguno de sus subalternos, ninguna desviación egoísta, capitalista, personalista y aprovechadora. Concluye con Fidel, después de estudios y criticas profundas al socialismo soviético que "no se puede hacer la revolución con las armas melladas del capitalismo".

¿Qué significa coquetear con la verdad sin comprometerse con ella?: Usar un método (de más) capitalista, para (supuestamente) conquistar una meta socialista.

La publicidad inversa es uno de los productos capitalistas más elaborados, más psicológicos, más mediático. Y ahora lo es la propaganda política "inversa", hitleriana ¿Qué pasa con VTV que parece usar este método tan psicológico y sofisticado para ocultar pedazos importantes de la verdad? ¿Quién manda a Quién? ¿El joven ministro de comunicación y su equipo serán otros Luis Salas?

El programa (En tres y dos) es nuevo, y hasta ahora podemos decir que no es malo. Su jefe Jordán Rodríguez no es un mal moderador, es muy perspicaz como periodista. Pero, debe hacer fuerza revolucionaria para que podamos debatir, cada vez más, los temas políticos y los problemas nacionales y mundiales sin censura, sin límites.

Hasta ahora, en el programa, hemos escuchado muchas opiniones que hacía mucho tiempo no pudimos.

Así sean opiniones que no compartimos, o que las veamos como opiniones timoratas, le proponemos a Jordán y a Erika a debatir con viejos chavistas desterrados, los cuales siguen luchando desde este lado, desde el lado de la revolución y el chavismos. Hablo de debatir con Giordani, o con Héctor Navarro, o Ana Elisa Osorio, o a Eduardo Samán; de convocar a Rafael Ramírez; a que Jordán y Erika, como moderadores de lujo, pongan a debatir a este panel con José Vicente o con Díaz Rangel; a Luis Britto García, a Vladimir Acosta, a Vladimir Lazo y a su hermano Carlos; in cuso a alguien de la gente del Arado y el Mar. En fin, a todos aquellos proscritos de la Radio Nacional de Venezuela. Compatriota Jordán y compatriota Erika Sanoja, la revolución somos todos los que estamos luchando por ella, no se agota en los el GOBIERNO y el los funcionarios pagados por el gobierno revolucionario.

Mi respeto para todos los que debaten y que creen en la revolución, que creen en una revolución socialista.

hecto.baiz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1586 veces.



Héctor Baíz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: