La mentira nos llevará en el 2019 a solamente 5% de apoyo

Este artículo trata sobre la mentira, y sus consecuencias.

Es un tema es muy difícil de abordar ya que es 1) muy polémico, y 2) muy complejo.

Es más, este artículo fue instigado por los correos de dos Revolucionarios, pero que al parecer también forman parte del PSUV --- es decir, forman parte del mecanismo político y politiquero actual de la Revolución --- donde me acusan de ser un traidor por no apoyar a Maduro porque he determinado concretamente que Maduro es un mentiroso (ver definición más abajo).

Creo que es muy polémico porque decir la verdad sobre la mentira puede hacer sentirse mal a alguien sobre su propia persona ya que a veces miente, y/o puedes crear una reacción de adversidad o de defensa personal, especialmente en aquellas personas que utilizan la mentira como arma de protección, para protegerse a ellos mismos, u a otras personas.

A aquellos y aquellas que mienten de manera intencional o maliciosa, creo que realmente no les afecta negativamente cuando alguien dice la verdad sobre la mentira ya que generalmente están muy conscientes de los efectos negativos de la mentira, y sus consecuencias a largo plazo.

Finalmente hay la gente que tiende a no mentir, aquellos y aquellas que muy pocas veces, o tal vez jamás, hayan mentido, aun bajo las más difíciles condiciones, y a ellos les molesta siempre la mentira ya que generalmente son muy conscientes de la mentira y de sus negativas consecuencias, pero que también sienten el dolor sufrido por las inocentes víctimas de la mentira.

Para ellos, generalmente, en ningún caso la mentira es un instrumento positivo, siempre existe la opción de la verdad (ver ADDENDUM al final del artículo).

Bueno, en base a lo que he podido entender, buenos ejemplos de personas que no creen en la mentira, y/o que tienden a no mentir, son Jesucristo, Gandhi, Mark Twain, Hugo Chávez, y Fidel Castro.

Menciono a Chávez, ya que habiendo sido investigador de fraude durante muchos años, lo estudié a Chávez en detalle durante más de tres años antes de creerle, analizando casi cada cosa que decía, y cómo lo decía, para ver si mentía o si tendía a no mentir, y al final concluí que Chávez no mentía, o no tendía a mentir.

En el caso de Fidel Castro, es porque lo vi una vez en un documental, o en una entrevista, donde él toco este tema y dijo algo muy parecido a lo que yo creo:

“¿Por qué mentir? Hay que decir la verdad.”


LA MENTIRA

Bueno, existen muchas definiciones e interpretaciones sobre lo que es la mentira, pero la siguiente la encuentro bastante precisa, desde Wikipedia:

“Una mentira es una declaración realizada por alguien que cree o sospecha que es falsa en todo o en parte, esperando que los oyentes le crean, de forma que se oculte la realidad en forma parcial o total. Una cierta oración puede ser una mentira si el interlocutor piensa que es falsa o que oculta parcialmente la verdad. En función de la definición, una mentira puede ser una falsedad genuina o una verdad selectiva, exagerar una verdad, si la intención es engañar o causar una acción en contra de los intereses del oyente … A las personas que dicen una mentira, especialmente a aquellas que las dicen frecuentemente, se las califica de mentirosas. Mentir implica un engaño intencionado y consciente … Mentir está en contra de los cánones morales de muchas personas y está específicamente prohibido como pecado en muchas religiones. La tradición ética y los filósofos están divididos sobre si se puede permitir a veces una mentira (pero generalmente se posicionan en contra): Platón decía que sí, mientras que Aristóteles, san Agustín y Kant decían que nunca se puede permitir … El filósofo Leo Strauss acentuó la necesidad de mentir para ocultar una posición estratégica, o para ayudar a la diplomacia. Así lo hicieron también los representantes de la filosofía política, desde Maquiavelo hasta la "mentira noble" de Platón … Que las mentiras desaparezcan completamente del ámbito de la política, de la justicia, de la diplomacia, del periodismo y de otros muchos ámbitos de la vida social es algo virtualmente imposible, tal y como no pueden ser excluidas de las guerras que éstas mismas actividades, supuestamente, deberían prevenir.”

Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Mentira

Ahora, piensen en las personas que conocen, y en las personas que lideran nuestra Revolución actualmente, y compárenlas con el texto arriba. Esa es mi sugerencia en este momento, antes de continuar leyendo.

Entonces, eso dicho, me hice la pregunta, “¿Cuándo fue la primera vez que conscientemente noté la existencia de la mentira?,” y mi respuesta fue, cuando tenía siete años de edad.

Tenia un vecino, un niño de la misma edad, con quien a veces jugaba en la calle, creo que su madre era una drogadicta y su padre era un ladrón que le golpeaba a regularmente ya que Vivian encima de nuestro apartamento alquilado, y a menudo gritaban y se escuchaban los golpes. Bueno, ese muchacho era muy malo, y un día salió a la calle con un martillo, y le daba golpes con el martillo a los carros cuando estaban atascados en el tráfico frente a donde vivíamos.

En algún momento salió un señor de su carro y trataba de ver qué había causado el ruido y el daño a su carro, y mi vecino, lanzó el martillo debajo de un carro estacionado, y me dijo, “No le digas nada al señor, si pregunta, dile que no viste nada, y que no sabes nada.”

El señor nos miró, y yo me fui tranquilamente antes de que preguntara algo, y me fui a la casa pensando:

“Si mi vecino dice la verdad, tal vez investigarán su situación familiar de violencia, y lo sacarán de esa vida infernal para ir a vivir con una familia más normal.”

Tal vez eso es lo que ocurrió, pero tal vez que mintió, y se dieron cuenta que mintió, e investigaron, y en seguida lo llevaron a vivir con otra familia, no lo sé, pero nunca más lo vi.

Desde entonces empecé a analizar por qué la gente miente, o por qué la gente tiende a mentir, y me di cuenta que una de las principales razones es para ocultar las debilidades naturales, o circunstanciales, por ejemplo, me recuerdo que cada vez que un profesor preguntaba, “¿Todos han entendido?” yo casi siempre era el único alumno que respondía, “No,” ya que en mi cabeza yo me decía, “Bueno, hay tal o tal cosa que no entendí.”

En cada curso era la misma cosa, pero en el comienzo se volvió muy difícil para mí ya que cuando levantaba la mano para decir que no entendía algo, los otros alumnos se burlaban.

Bueno, lo que no entendía era por qué se burlaban de mi cuando yo estaba siendo honesto y estaba diciendo la verada --- no entendía --- pero al pasar el tiempo me di cuenta que todos los que se burlaban de mi tampoco entendían las mismas cosas, y a raíz de eso me di cuenta que ellos mentían, se mentían a sí mismos, y mentían al ocultar la verdad, o al esquivar la verdad.

Al final, yo seguí diciendo la verdad --- aun en la universidad los otros alumnos se burlaban de mí --- pero a raíz de decir la verdad, yo era el alumno con las más altas notas de todos, y eso sin tener que estudiar como lo demás, ya que al hacer preguntas, y al reconocer las cosas que no entendía, yo buscaba entender, enfrentar la verdad, versus memorizar, ya que el memorizar no significa entender, y al memorizar la información fácilmente se borra de la memoria, pero al entender, es casi imposible que se borre de la memoria.

EJEMPLO

Por ejemplo, en vez de memorizar las formulas para seno, coseno, tangente, etc., yo simplemente me recordaba visualmente el grafico de la relación x^2 + y^2 = z^2, y me aseguraba de entender la manera de derivar todas la relaciones, entonces no tenia que memorizar absolutamente nada.

Antes de un examen, tomaba 5 minutos para derivar las relaciones, y después respondía al examen, y siempre --- a menos de haber mal entendido la pregunta --- sacaba una nota perfecta.

Se pudiera decir que la verdad es perfecta.

Es por haber experimentado los resultados positivos de la no mentira, de la verdad, que a los 15 años de edad decidí de nunca mentir, y así he vivido toda mi vida.

He mentido muy poco en mi vida, cada vez por temor o por ignorancia, o por desesperación, o por no saber qué responder, pero cada vez he enfrentado la mentira y la he corregido inmediatamente, excepto en un caso que todavía debo rectificar.


LAS MENTIRAS EN REVOLUCION

Primeramente, creo que es evidente que cualquier cosa que se lleve a cabo que sea en base a la mentira llegará en algún momento a una contradicción importante que pudiera poner en riesgo la situación deseada.

Un excelente ejemplo en Revolución es el hecho de que la Revolución, a través del sector político politiquero --- principalmente con el PSUV --- perdió las recientes elecciones para la Asamblea Nacional de manera absolutamente abrumadora, algo indeseable.

¿Por qué perdió de esa manera?

Porque alrededor de 50% de los electores que siempre votaron por Chávez y por la Revolución, decidieron no votar a favor del brazo político politiquero de la Revolución.

¿Por qué?

Porque un alto porcentaje de los Revolucionarios se han dado cuenta que el brazo político actual de la Revolución se ha transformado en la pura politiquería.

¿Qué es lo que engendra la politiquería?

Respuesta: La mentira.

Ahora, hay que ser lógico en la vida si uno quiere alcanzar alguna meta, hay que ser realista, practico, y concreto.

Hay que poder discernir --- lo más precisamente posible dentro del tiempo espacio respectivo --- entre la verdad y la mentira.

Imagínense, si el presidente de una línea aérea le preguntara al director de mantenimiento de aviones si arreglaron el tren de aterrizaje del avión A380 que está autorizado a transportar más de 800 pasajeros, y el director le dice al presidente que sí, porque el supervisor de la sección de mantenimiento de los trenes de aterrizaje le dijo que sí, porque el mecánico encargado del trabajo dijo que sí …

Pero el día siguiente el avión se estrella contra al suelo al aterrizar porque el tren de aterrizaje no funcionó, y muere toda esa gente, simplemente porque alguien contó una mentira y todos repitieron la misma mentira.

¿Por qué creen que hay tantos personajes vestidos de rojo robando desde le Revolución, los corruptos, estafadores, etc.?

Respuesta: Porque ellos se basan en la mentira.

Primeo mienten sobre ser chavistas, porque de chavistas no son nada, después mienten al decir que son dirigentes de la Revolución, cuando la verdad es que no lo son, y después mienten al decir que son ávidos seguidores de Maduro, pero en ese caso la mentira no es tan grande, ya que siguen a Maduro, pero solamente para obtener algún puesto dentro del gobierno para enseguida ponerse a robar.

Esos no son chavistas, no son Revolucionarios, y nunca lo fueron, son simplemente los mismos oportunistas y politiqueros de siempre.

Ahora, creo yo, si no enfrentamos, en Revolución, la siguientes verdades:

1) que el sistema político actual de la Revolución está casi totalmente podrido, y que ya no nos sirve (vean más abajo), y


2) que bajo la actual estructura política de la Revolución no ganaremos ninguna elección venidera, a menos que disolvamos el PSUV y empecemos a crean desde el suelo, versus desde algún espacio político, los mecanismo Revolucionarios del Pueblo, versus de la elite política y los politiqueros …

… nos encontraremos sin Revolución chavista a partir del año 2021, cuando será totalmente evidente que la dirección en la cual andamos hoy estaba profundamente equivocada.

Ahora, pudiera ser que los seguidores del sistema político actual de la Revolución piensen que esta dirección --- de seguir al PSUV y a Maduro --- sea la más apropiada a corto plazo, o a largo plazo, pero lo dudo mucho ya que la mentira hoy forma parte casi integral de ese sistema (hay muchísimos ejemplos).

La verdad es que una parte muy importante de la población ha perdido la confianza en este sistema político politiquero que representa actualmente nuestra Revolución, pero no han necesariamente perdido la fe en la Revolución. Han perdido confianza en la gente que dirige la Revolución actualmente, pero, desafortunadamente para la oposición venezolana, la Revolución sigue y seguirá su marcha hacia el futuro, hacia una sociedad más justa y humanista, sin o con Maduro, sin o con el PSUV, y sin o con politiqueros.

Esa verdad le duele a la oposición venezolana, y siempre les será una espina en el pie.

PROGNOSTICO

Así ha sido aproximadamente la trayectoria del sector político de la Revolución, en elecciones, acompañado principalmente por el PSUV:

2006: 63% (Chávez SIN el PSUV)
2012: 55% (Chávez con el PSUV)
2013: 50% (Maduro con el PSUV)
2015: 33% (Asamblea Nacional con el PSUV)
2016: 15% (Cualquier elección con el PSUV, mi predicción)
2017-21: 5% (Cualquier elección con el PSUV, mi predicción)

Nos se puede en Revolución negar esta verdad, o estas posibilidades, es decir, no se puede continuar con la mentira o la fantasía de que:

“Hay que seguir unidos en apoyo a Maduro y el PSUV para asegurar que la Revolución continúe.”

Es evidente que si seguimos en esta dirección, en Revolución, en cualquier elección venidera después del 2016, solamente obtendríamos entre 15% y 5% del voto de la población.

La mentira nos llevará en el 2019 a solamente 5% de apoyo.

ADDENDUM --- El ejemplo de que siempre existe la posibilidad de utilizar la verdad versus la mentira es el siguiente: Tuve un caso de investigación relacionado con el secuestro de una persona, donde para proteger a la víctima del psicópata que quería matarla, yo tuve que mandar a secuestrar a la víctima para protegerla, lo que llevó al hecho de que el psicópata agresor me llevara a los tribunales para culparme personalmente del secuestro, lo cual era ilegal y criminal en base a la ley, y que llevaba una condena de muchos años de prisión. Pero, utilizando la verdad en vez de la mentira, o en vez de esquivar la realidad, cada vez que enfrentaba algún abogado, y cualquier tribunal --- hubieron varios --- simplemente les decía que no sabía dónde se encontraba la víctima, lo cual era verdad, y que si supiera, no se los diría, y así se salvó la vida de la víctima, con la verdad, no con la mentira.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4772 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a224380.htmlCd0NV CAC = Y co = US