Causas económicas de la derrota del 6D y los errores de la política económica

"Seamos dialecticos materialistas, las causas económicas son determinantes, y se hallan en las estructuras….", Manuel C. Martínez

Son múltiples las razones que explican la derrota política del chavismo el 6 D, tal como dice memo Hernández, "el descalabro electoral, buscan la fuente del mal en los electores, otros, en las habilidades manipuladoras de la derecha, otros lo ponen como castigo, hay quienes identifican el fracaso con una conspiración norteamericana, otros, en los errores de la dirección del Psuv, en los defectos morales de los gobernantes", de esta manera de ver el problema hace que la discusión gire en torno a buscar el culpable del daño, dejando de lado algunas proposiciones económicas elementales…". (1)

Por lo anteriormente mencionado, y como área de mi interés me centrare en el aspecto económico, me serviré de Marx citado por German Yépez Colmenares, quien afirma que Carlos Marx decía en el trabajo sobre la Ideología Alemana, como un importante aporte frente a la visión idealista que explicaba la formación de las ideas y la conciencia que el ser social determina la conciencia social y política. Es decir, que la cantidad de bienes y recursos que posean las personas determinará la conformación de sus ideas políticas, sociales, sus valores, prejuicios y finalmente el modelo social y económico que defenderán" (2).

EL SER MATERIAL DETERMINA LA CONCIENCIA SOCIAL Y POLITICA (Y DEL VOTO)

Vale decir; que el modelo político por el que optó los 7 millones de votantes fue por la opción opositora, por revertir la situación social creada en las colas, sin menoscabo de las leyes existentes, las leyes aprobadas también por voluntad popular. Mejor dicho que la conciencia del pueblo en su mayoría eligió las ideas que representaran una opción ante "la situación económica de desabastecimiento programado o nó, de allí la idea del cambio. Así pues; el pueblo en su ser social votó preocupado y esperanzado por "la reproducción de su propia existencia", la reproducción y conservación de la familia, por las condiciones materiales de vida, de alimentos y medicamentos e insumos indispensable, tal cual lo plantea la tesis 14 de Luis Delgado Arria, (3).

Podemos decir sin rodeo que derrotó al gobierno chavista fue el desabastecimiento de alimentos y medicamentos, la situación desesperada socialmente creada. Puesto que existe una estrecha relación entre el gobierno, los ciudadan@s y las familias, la falta de capacidad de respuesta del gobierno generó desesperanza, desconcierto y decepciones en el chavismo, la carencia de una política económica que respondiera las necesidades sociales y económicas del pueblo fue decisivo, la respuesta al problema del desabastecimiento en lo inmediato.

El ciudadano estaba "asfixiado económica y social de los sectores populares, inusitada inflación y la escasez relativa durante 3 años", según Luis Delgado, (4). entre 2013-2015 la población dio batallas en las colas soportando las inclementes políticas agresivas de las oligarquías y el imperialismo, sin proceder hacia un golpe de estado, acudieron a la cita electoral extenuados y decepcionados, sin un programa de política económica que ofreciera el gobierno chavista para conjurar la crisis social, sin esperanza de dar un "parao a la situación de devaluación del salario", la especulación hiperinflacionaria de los precios y la continuidad en el desabastecimiento y la carestía. La consciencia política y social del pueblo estaba afectada por la situación material.

RESACA DE LA VIEJA CULTURA RENTISTA PETROLERA

Si a lo anterior situación agregamos, la cultura rentista petrolera, la vieja política económica, la crítica a la gestión económica del chavismo, donde no estaba en cuestionamiento las políticas de las misiones socialistas, es decir el modelo de inclusión social, los logros de las conquistas sociales y ascenso social. Aquí entra en escena, los elementos de acuerdo con Luis Delgado A., es decir: "Los estudios cualitativos arrojan que los sectores populares asumen el poder como un contrato de respaldo a cambio de una protección por parte del líder/ gobierno en extremo parecida a la relación materno/ filial". "El gobierno/ madre/ padre debe garantizar protección a los débiles respecto de los sectores económicos poderosos so riesgo de perder la autoridad y el respaldo" (5).

Ese deber del gobierno autoridad para con los ciudadan@s es decisivo, so pena de deslegitimarlo, aplicándole voto castigo en los actos electorales, así que el desabastecimiento programado o nó, fue decisivo para la derrota electoral del chavismo. El pueblo se sintió desamparado, sin autoridad que lo protegiera de las ofensivas políticas de la burguesía, el enemigo no estaba claro para el pueblo, no asimilaba la explicación del gobierno, el discurso de la guerra económica, es decir las agresivas políticas sustentadas en la desinversión, paros productivos, contrabando desviación de los productos, dilatación de los pedidos importados, sobrefacturación y devaluación.

Todo apunta sin ver la paja ajena, la viga propia, la gestión del gobierno chavista sin exonerar de culpas a la burguesía y las agresivas políticas del imperio, que conspiran contra la revolución bolivariana, y ahora más con la venta del petróleo de los yihadista a 15 dólares a Israel y Turquía, los Estados Unidos así como el aumento del valor del dinero de éste mediante el aumento de la tasa de interés, forzando la devaluación del dólar en los diversos países para tener más capacidad para poseer activos de los diversos países.

La viga que tenemos en el ojo propio es la dependencia no solo monetaria sino también comercial de bienes productivos e insumos que arruinan la economía venezolana. Veamos un ejemplo que nos ofrece Manuel Sutherland: "Siendo el Estado muy "grande", se deja vender la idea de que existe una burguesía productiva y eficiente. Más allá de exámenes exhaustivos de los rubros que acá se producen, se puede notar que la totalidad de empresas privadas en Venezuela (en manos de capitalistas venezolanos y extranjeros) genera apenas entre el 2 % y el 4 % de las divisas que ingresan al país. Aunque forjan una parte microscópica de las exportaciones, estas empresas gastan una parte mayoritaria de las importaciones totales. Al generar pocas divisas y gastarlas que el Estado les vende a precio preferencial, generan un dramático: "déficit comercial externo", debido a que por su extrema ineficiencia no pueden insertarse en el mercado mundial, vender mercancías y generar divisas por su cuenta. Ello tiende a arruinar al país de manera inexorable" (6).

Que nos indica el ejemplo, la carencia de una economía productiva, en el contexto en que se desarrollaron las elecciones del 6 D se caracteriza según Sutherland, por: "La situación económica del país es muy grave. La inflación más alta del mundo (68,5%, 2014), déficit fiscal de dos dígitos, caída del 60 % de los precios del petróleo, el riesgo país a la inversión internacional (RP) más alto del globo (JP EMBI+ 2400 puntos, 2015), la estrepitosa caída del PIB (cerca del 4 % en 2014), la cantidad de divisas operativas en las reservas internacionales más baja del decenio y una tremebunda escasez de toda clase de bienes y servicios. A ello se le suma la fuga de capitales más fuerte del planeta. Ante ese deslucido panorama se erige la certeza de que la situación puede ser mucho más grave" (7).

INEFICIENCIA DEL MODELO PRODUCTIVO PRIVADO

Por supuesto la burguesía no dice nada, se queda callada, silencia su carácter parasitario de las divisas del petróleo, la cantidad de divisas que demanda al gobierno para sus actividades, la extrema ineficiencia de sus negocios que son incapaces de competir en el exterior, mejor dicho la incapacidad gerencia de insertarse en el mercado mundial con productos competitivos. Solo vé la ineficiencia del gobierno, el mal manejo de las finanzas, no ve sus manipulaciones, la corrupción de los funcionarios públicos de su parte para recibir dólares, se estiman que en lo que va de gestión del chavismo, 25.000 millones dedolares se han fugado del país. Si a esto sumamos, como dice Sutherland, "el déficit comercial ruinoso" de la burguesía venezolana apátrida, "En el pico de esta dolorosa relación, el sector privado de la economía generó apenas 2 mil millones de dólares, y se gastó (importaciones FOB) más de 30 mil millones de dólares (2012), es decir, gastó más de 15 veces lo que produjo. En el 2008 el déficit privado medido a través de las importaciones CIF, rozó los 40 mil millones de dólares, el equivalente a 26 puentes sobre río Orinoco ó 25 líneas "5" del metro de Caracas" (9).

Es la herencia de la cultura rentista privada, del rentísmo petrolero, el capital privado en esta coyuntura de escasez de divisas es incapaz de generar productos y bienes necesarios para reproducir la existencia social, la existencia material, por tanto el problema es del modelo productivo, aquel que permita abastecer con máximos bienes a la población, el gobierno bolivariano no ha creado el modelo económico socialista, no ha cambiado la cultura productiva del pueblo, no ha podido reinventar el país productivo socialista.

Teniendo presente esta situación económica, ¿por donde reventó la crisis económica y social?. El pueblo venezolano aún no apunta a ver la crisis del capitalismo, cae en cuenta que es una crisis de gestión, no mira los factores externos, los países que puedan afectar nuestras vidas, sobre todo situaciones de crisis global, según Saltrón Negrety: "La economía capitalista global pasa por una crisis global que está impactando a todos los pobres del mundo que somos el 80%. El crecimiento del Producto Interno Bruto Mundial será de 2,5% en el año 2015. EE.UU alcanzará el 2.8%, en Europa solo 1.6%. China tiene el mejor crecimiento. América Latina y el Caribe creció en 2014 solo 0,9% y tendrá en 2015 cero crecimiento" (10).

Además tampoco comprendió el pueblo venezolano, --como dice Yépez Colmenares--, "de toda esa estrategia de desestabilización, debilitamiento del gobierno y reducción de sus posibilidades de victoria en las elecciones parlamentarias contaron con unos extraordinarios y especiales aliados, que junto a la caída de los precios del petróleo, se convirtieron en la mesa servida para el contundente triunfo electoral de la oposición… como consecuencia de la caída previsible de los precios del petróleo, que limitan las posibilidades de compra del Estado, su acceso al crédito nacional e internacional y su capacidad de maniobra política y económica para enfrentar las diversas dificultades derivadas de los bajos ingresos en divisas". (11).

A las causas de la derrota electoral se suma; viendo la vida en el ojo propio, según Memo Fernández "la errada política económica impulsada por el gobierno. Política de precios, el financiamiento para mejorar tecnológicamente los medios de producción en manos de la burguesía, corrupción en la administración financiera del Estado, aflojar el control de la administración de Pdvsa, descuidar los centros de producción estatales". ¿Puede preguntarse, está mal que la burguesía haya conspirado, pero dónde está la producción de las empresas expropiadas, la producción del café, de la harina de maíz, del azúcar por citar algunos de los productos básicos?. ¿Qué paso?. ¿Se estancó la revolución productiva?.

DESABASTECIMIENTO CON INCLUSION SOCIAL ("LA REGALADERA")

Mientas el gobierno chavista no dio respuesta al problema del desabastecimiento, la derrota estaba asegurada, no eran suficientes los programas sociales del gobierno, no estaban en cuestionamiento el modelo de inclusión social, los programas sociales, las misiones, menos "la regaladera" rentista a costa del petróleo, me refiero a "entregarle" a la población chavista y no chavista, "…millones de canaimitas, cocinas, lavadoras, neveras, aires acondicionados; (automóviles-taxis) y facilitarles el acceso masivo al ejercicio de nuevos derechos vinculados a educación, alimentación, pensiones, vivienda, empleo, aumentos salariales, salud, tierras urbanas y rurales, agua potable, aguas servidas, y un muy largo etcétera. La evidencia de que el contrato populista está muy vivo en cierta vanguardia evidencia una lectura no solo mecanicista de la relación pueblo vanguardia" (12) como afirma Luis Delgado Arria.

El detonador de la crisis era el desabastecimiento y no "la regaladera", éste es un pueblo moldeado por la cultura rentista, por el petróleo, siente que la revolución bolivariana debe garantizar su derechos por ser soberana del petróleo, percibe una relación filial en el acto de gobernar, de padre a hijo, un amor filial de servicio del gobernante. Al respecto es alentador leer las palabras de Oscar Heck quien afirma que en "la gran mayoría de los estadounidenses han sido convencidos por sus medios de comunicación, por su educación, y por su gobierno, y aun por algunas de sus iglesias, particularmente aquellas tipo "cristianas," que el sistema social de Canadá es "malo" porque se equivale a la "regaladera," lo que subversivamente supone el maldito "socialismo" o el malvado "comunismo" (13).

Por el contrario, en Canadá, según Heck "Los programas sociales en Canadá son generalmente servicios y subsidios financieros --- es decir dinero y servicios gratuitos --- para familias pobres, discapacitados, accidentados, ancianos, drogadictos, etc., y también existen los servicios sociales para la seguridad del trabajo, es decir, dinero gratuito cuando un pierde su trabajo y mientras que busca otro empleo (emploment benefits), y dinero gratuito por no estar en suficiente buena condición física, médica, o social para poder contribuir a la sociedad a través del trabajo (welfare)" (14).

Asimismo según Heck "Casi todo el sistema de educación en Canadá es fuertemente subsidiado por el gobierno, y los servicios de clínicas y hospitales son, excepto en muy pocos casos especializados, 100% gratuitos. Es más, en base a la ley, y excepto en algunos pocos casos especializados, no se permite la existencia de clínicas privadas, las cuales, como todos sabemos, tienen generalmente la miserable y mala fama de ser estafadores, abusadores, y especuladores --- en otras palabras malditos criminales" (15).

Por su parte; de acuerdo con Heck "Es más, para mantener el orden socioeconómico, y para reducir la especulación y el desequilibrio en la producción y la distribución, el gobierno regula los precios de las viviendas, para el alquiler y la venta, y también regula los precios de los productos de necesidad básica, como los huevos, la leche, el pan, etc". (16) Con esto se dilucida que esta política de regaladera no es el problema de la derrota, son atractivos de la revolución bolivariana y no la causa del desastre electoral.

Al respecto no es la regaladera producto de la cultura del petróleo el problema, sino como dice Luis Delgado Arria, el problema de la conciencia, es decir, " Y no es cuestión que el pueblo sea ingrato o carezca de memoria. Sino que su memoria no es ni puede ser una memoria histórica, es decir con consciencia de clase en sí y para sí, cuando dicha praxis teórica, ideológico-política y ético-estética no ha calado en aún toda la pretendida vanguardia del proceso" (17) una falla en la formación de la consciencia, en los medios de difusión popular, de la cultura de clase, y no precisamente, la cultura del populismo.

EL MODELO REDISTRIBUTIVO DEL CHAVISMO Y LA CULTURA DEL PETROLEO

No olvidemos que esa "regaladera" no fue fruto del azar, que los derechos reivindicados y otorgados por el gobierno bolivariano y chavista lo logró a fuerza de combate, batallas y victorias, no se puede invisibilizar los logros del chavismo, (los regalos sociales del chavismo), vale decir que el pueblo percibió su bienestar gracias al "hecho de que el precio del crudo volviera a subir en 1999 se debió en buena medida a la política internacional de Chávez. Gracias a su política de alianzas, fuertemente criticada entonces, los países miembros de la OPEP retornaron a la práctica de cuotas de extracción. Respecto de la política interior, la distribución de la riqueza también hubo que conquistarla respecto de la política interior, la distribución de la riqueza también hubo que conquistarla. Cuando el Gobierno empezó a intervenir la empresa nacional de petróleo PDVSA en 2002, obligándola a ceder las ganancias para programas sociales, las viejas elites organizaron dos intentos de golpe de Estado", (18) según Raul Zelik.

Entonces: donde estuvo el gatillo del detonador de la crisis social y económica? ¿En la política económica?. Veamos. Vinculado el problema del abastecimiento a las importaciones, recordemos que el gobierno otorgó suficientes divisas al capital privado, sin embargo, señala Memo Fernández que: "el gobierno buscó mecanismos de ajuste por medio de los precios, en virtud de los cuales, cuando las cosas escaseaban, los precios se elevaban, y cuando esto sucedía, se ajustaba la demanda; compraba el que podía y se especulaba con los aumentos salariales. (a cuánto ascendió el salario mínimo y frente a ese aumento, cuánto llegó a valer un cartón de huevos). (Las regulaciones de precios no lograron frenar el desabastecimiento, por el contrario explotaron las mafias, unos monstruos de mil cabezas.

Asimismo indica Fernández que "Lo que sucedía era que entonces por un lado disminuía el suministro de productos (retenidos por los acaparadores) y por otro, al reclamar nuevas tecnologías, nuevos sustitutos, aumentaba el suministro de recursos, (nuevas empresas, nuevas tecnologías) pero no de productos. Pues todos estos nuevos proveedores se quedaban con el financiamiento y dilataban la llegada de productos. Y el problema del desabastecimiento de productos no estaba resuelto, la escasez galopaba. Esta lógica, absorbió toda la vida económica de los ciudadanos. Vista y planteada la situación en esos términos, el problema del desabastecimiento, no tenía salida". (20). El capitalismo conspiraba en la oscuridad de su política siniestra. ¿Nos preguntamos, si en verdad, es una falacia el discurso de la guerra económica del gobierno después de justipreciar la conducta de los actores económicos, del capital privado y el gobierno?. La guerra económica no es una falacia tal cual la plantea Manuel Sutherland, es una realidad, lo hechos económicos lo prueban.

Los y las ciudadan@s se sentía acorralados, el gobierno cruzado de manos, tan solo pudo cerrar las fronteras, frenar el contrabando y el acaparamiento, evitar el desfalco de la nación, la fuga de alimentos y medicamentos a los países de Colombia, Panamá, Brasil e islas del Caribe. La crisis continuaba y continúa, esta situación obliga como dice Fernández a "….reflexionar sobre la modificación de las medidas económicas establecidas de solución a la problemática de la escasez, (esto no es un problema de estómago, es de existencia digna) y pensar, buscar y crear mecanismos económicos, políticos y jurídicos efectivos de solución real al problema", (21). El ser determina la conciencia, las condiciones materiales de existencia determina la conciencia política y jurídica.

Po tanto como indica Memo Fernández "El pueblo muestra, con este fenómeno insólito que le pasó a la revolución, que para seguir adelante se necesita reconocer que la fuente de todo mal que aqueja a los venezolanos se encuentra en la vida material de los hombres y que el pueblo concreto es el que vive el conflicto de clases, la miseria amenazante, el peligro de las guarimbas y de la OLP, la guerra, el crimen organizado, la violencia y la corrupción derivada del contrabando y de otras hierbas, etc" (22).

Así pues el pueblo está señalando el rumbo, la construcción de la base material del socialismo, el debate del poder popular, el empoderamiento del pueblo de los medios de producción social, la transformación de la cultura material y gerencial, nuevas fábricas y empresas socialistas, de todo el pueblo, seguimiento y control eficiencia y eficacia, buena administración, socialismo y más socialismo, no pasemos por alto como afirma Zelik que el chavismo en 1998 propagaba fomentar la producción nacional y que desde el 2007 se impulsaba la construcción de nuevas estructuras estatales vinculadas a la organización popular bajo el concepto del 'poder comunal'. (23). Rescatemos ese espíritu, el poder popular.

Recordando aquella experiencia según Zelik , del empoderamiento del poder popular, "En 2005, el mismo Chávez llamó a la conformación masiva de cooperativas para impulsar la economía solidaria y productiva. En muy poco tiempo se crearon decenas de miles de proyectos. Pero la campaña en absoluto se apoyaba en las experiencias del movimiento cooperativo existente ni generaba incentivos para la producción así que tres años más tarde solo algunos centenares de las cooperativas habían sobrevivido. Muy similar es la experiencia con la autogestión obrera en las empresas nacionalizadas. Eran muy contados los casos donde el proceso partía de una organización obrera sólida. Los aparatos sindicales y del PSUV buscaron el control sobre los consejos, mientras que la mayoría de las plantillas mostraba poca actividad" (24).

Son aprendizajes de la revolución bolivariana, no por ello debemos reproducir los errores de la política, económica, la principal debilidad estuvo en el control y el seguimiento de los procesos, de los créditos, de las ayudas, de las falta de sanciones morales y materiales, la transformación de la vieja cultura, hábitos y valores capitalistas que se internalizaron en los individuos como vicios a los procesos, la erradicación de la vieja cultura petrolera, el rentísmo, el parasitismo, la apropiación clientelar del rentísmo, la corrupción.

Termino diciendo que si el petróleo baja a menos 20 el valor del barril del petróleo, si nos preparamos con la revolución productiva en marcha, tal cual fuerzan los yihadista del Daesh en el Medio Oriente, Arabia Saudita, Turquía e Israel, además Europa y los Estados Unidos, como dice Omar Ignacio Pinto, "el juego político no está trancado, movamos bien las piezas de nuestro ajedrez, que sí el petróleo llega a cero nos deja de hacer el daño que nos ha hecho en cien largos años. Poseemos los suficientes recursos materiales-humanos-sociales para superar este orquestado atolladero circunstancial imperial y es nuestra oportunidad de oro de reiniciar la edificación del Socialismo del Siglo XXI".

Fuentes consultadas:

1.-Fernandez Memo, "Después de la muerte de Chávez, los votantes iniciaron su migración hacia otros horizontes políticos. (5 tesis filosóficas)", Aporrea, 19-12-2015.

2.-Yépez Colmenares, Germán. "Es el petróleo…y las fallas estructurales", Aporrea, 20-12-2015.

3.-Delgado Arria, Luis ¿Por qué perdimos las parlamentarias?: 17 tesis", 20-12-2015.

4.-Idem.

5.-Idem.

6.- Sutherland, Manuel "Crisi, importación, inflación y el default inevitable", 03-092015.

7.-Idem.

8.-Idem.

9.-Idem.

10.-Saltón Negretti, Germán, Venezuela y la crisis capitalista global", Aporrea, 21-12-2015.

11.-Yépez C. Ob. Cit.

12.-Delgado A. Ob. Cit.

13.--Heck, Oscar "Ernesto Villegas y en Canadá también hay que acabar con la regaladera", Aporrea, 20-12-2015.

14.-Idem.

15.-Idem.

16.-Idem.

17.-Delgado A., Ob. Cit.

18.-Zelik, Raúl "¿Fin de ciclo o golpe de timón?, Aporrea, 20-12-2015.

19-Fernández, Memo "para las próximas elecciones, el pueblo tiene los ases (Un enfoque económico político de la derrota", Aporrea, 16-12-2015.

20.-Idem.

21.-Idem.

22.-Idem.

23.-Zelik, R. Ob, Cit.

24.-Idem.

25.-Pinto, Omar Ignacio "Hay que desmontar el Estado error", 20-12-2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2370 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a219822.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO