Maduro no entregará el poder aunque pierda la Asamblea

Varias de estas advertencias contra la MUD si gana la Asamblea Nacional las expresamos en reciente debate de TV. Ver video: @Jesus_Silva_R y Carlos Croes en TELEVEN
https://youtu.be/pRq0Yh-Bj-E?t=1s

En caso de que el Presidente Nicolás Maduro, el PSUV y sus aliados no ganen las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre de 2015, esto no significa que se debe entregar a la MUD todo el poder político sobre Venezuela, es decir, a la oposición no se le debe dar más de aquello que ha ganado electoralmente. 

En la práctica si la MUD, guapa y apoyada por el Imperio yanqui, logra obtener mayoría en la Asamblea Nacional, lo cual es perfectamente posible dentro de un régimen democrático donde los partidos ganan y pierden elecciones, se les hará entrega solamente del poder legislativo para que lo manejen dentro de las reglas de la Constitución y nada más.

Como en estudioso del Derecho, estoy seguro que si la MUD gana el 6-D, explotará una guerra constitucional. Dicha guerra ocasionará mayor retraso económico y desgaste político para Venezuela, inevitablemente.

Seguramente veremos a un adeco de la "Edad de Piedra" como Henry Ramos Allup en la Presidencia de la Asamblea, al cejudo falangista Julio Borges como Primer Vicepresidente, y a los labios anticomunistas de Delsa Solórzano en la segunda Vicepresidencia. Como es de esperarse la MUD dirigida por extremistas no llegaría a legislar sino a usar todas las atribuciones del poder legislativo para sabotear el funcionamiento del Estado en función de tumbar al gobierno. Obviamente tal situación obliga a activar un contragolpe constitucional.

En este contexto, es vital usar la Constitución para impedir el golpe parlamentario opositor. 

En primer lugar debe subrayarse que la MUD sólo tendrá control sobre el Poder Legislativo en Venezuela, de ninguna manera se le dejará usar la Asamblea para asaltar y manipular los otros cuatro poderes restantes que son el Poder Ejecutivo (Presidente y ministros), el Poder Judicial (TSJ), el Poder Ciudadano (Fiscalía, Defensoría, Contraloría) y el Poder Electoral (CNE).

Cuando esa Asamblea Nacional apruebe leyes contra el interés nacional, el Presidente tiene derecho a vetar dicha ley, es decir no la promulgará y no la colocará en Gaceta Nacional. De modo que ley opositora no entrará en vigencia, ni existirá en el panorama jurídico. Movilizaciones del pueblo en la calle serán decisivas para respaldar esta acción del Jefe del Estado cuando la MUD pretenda, por ejemplo, aprobar una ley para privatizar servicios públicos, eliminar misiones sociales, rebajar los sueldos, o bases para imponer un modelo económico neoliberal. Este tipo de pleitos institucionales terminarán siendo resueltos por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, la cual nuevamente decidirá sobre la impertinencia y nulidad de las pretendidas leyes opositoras por su inconstitucionalidad.

Asimismo, los votos de censura contra altos funcionarios que la MUD proponga desde la Asamblea Nacional serán judicialmente rechazados si no poseen sólida fundamentación jurídica.

Otro modo de sabotaje en esa Asamblea Nacional fascista será la omisión legislativa, o sea no decidir asuntos que urgentemente deben ser aprobados para la buena marcha de la nación, como por ejemplo aprobar presupuestos. En ese caso el Presidente de la mano con el pueblo movilizado solicitarán al TSJ pronunciarse sobre la "Omisión Legislativa" es decir, el incumplimiento de los deberes fundamentales del Parlamento como causante de perjuicio grave a todos los venezolanos, entonces será el TSJ quien emita la aprobación a los presupuestos de Venezuela.

Cuidado si la MUD mandando en esa Asamblea Nacional opositora, en su afán por tumbar al Presidente, al TSJ, al CNE, a la Fiscal, al Defensor, al Contralor, como en su momento lo hiciera Pedro Carmona Estanga no provoca una molestia severa en el pueblo y logra más bien que el poder popular desaloje a la MUD  del parlamento "como sea".

Obviamente perder elecciones debería llamar a los revolucionarios a un encuentro nacional para la autocrítica y la reunificación; así lo hemos propuesto a los altos funcionarios de la Revolución Bolivariana en publicaciones anteriores, incluso para antes del 6-D. Ver: "Alianzas" http://jesusmanuelsilva.blogspot.com/2008/12/unidad-poltica-o-idealismo.html

Bienvenida sea una convocatoria a Asamblea Constituyente, o a referendo revocatorio presidencial. Eso se sabe. Allí competiremos democráticamente chavistas y antichavistas en el estricto marco de la Constitución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6955 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas