La guerra económica se apoya en la torpeza ministerial

Nadie puede negar el ataque inclemente que existe de parte de los empresarios y comerciantes contra el gobierno del presidente Maduro, aún más, hay un plan de desestabilización dirigido hacia la violencia, el paramilitarismo colombiano fue importado por la derecha y al parecer para quedarse y sembrar terror.

Pero esa guerra despiadada no tendría las consecuencias que ha tenido, si nuestros ministros hubieran sido fieles servidores del Presidente, tanto de Chávez como ahora de Maduro. Ojo, no quiero decir que todos, pero está guerra refleja que la mayoría sólo ha jugado “banco” como se dice en beisbol.

Los escogidos por el Presidente como ministros para poder apoyarse en ellos, deben tener una preparación previa en la materia a desempeñar, que los acredite para tal cargo, y en caso de no ser así, su sentido común y experiencia acumulada en otras lides, lo debería hacer apto para el cargo.

En Venezuela los ministros han aceptado, sin pensarlo dos veces, el cargo asignado. No han tenido la menor vergüenza en reconocer sus limitaciones y ser honestos con el primer mandatario, simplemente han accedido al cargo por el poder como tal. No sé cuantos ministros de agricultura, salud o seguridad han pasado, pero en esos sectores tan importantes para el pueblo, han fallado estrepitosamente.

El comandante Chávez se dedicó a traer razas de ganado del cono sur, para mejorar la nuestra, ¿qué pasó con eso? ¿Dónde están los resultados?, ¡estamos importando carne!

Para la agricultura se dieron créditos de todo tipo ¿qué se hizo ese dinero y donde están los resultados? ¿Para qué es la fábrica de tractores Veneminsk?, ¿de adorno? ¿Donde está la recolección de la producción?

Estamos importando arroz de Surinam, no hay caraotas, y un kilo de tomates no baja de 400 bs el kilo, la papa estaba en 400 bs, bajó a 200 bs (sigue carísima), la yuca está en 280 bs y estaba en 70 bs, el pimentón, ojo, está a 600 bs el kilo, el cambur está a 150 bs el kilo y un frasco de salsa de tomate está en 166 bs cuando costaba 45 bs. Ministros, ¿Uds. están saliendo a la calle, como se los ordenó Chávez?

Indudablemente que no hay la menor supervisión en cuanto al dinero asignado, tampoco hay inspección de sembradíos ni de galpones hidropónicos, y la famosa función del satélite Miranda, para escoger zonas de cultivo óptimos se desvaneció y no volvió a oírse nombrar. Hay una “Gaveta voraz” como dice Luis Britto García, la cual mata toda intención noble.

Si echamos una mirada a la salud, muchos hospitales nunca terminan de ser remodelados. Señores sólo se trata de un simple mantenimiento diario, yo entendería una obra que tenga 40 o 50 años de construida, pero se ven casos de obras que no llegan a los dos años.

¿Dónde están las dotaciones de materias básicas para un funcionamiento efectivo? Los médicos se quejan de no contar con insumos básicos para trabajar y brindar salud.

Siempre pongo como ejemplo las veces que he recibido un antibiótico en un módulo de salud y el cual dice: La Habana, Cuba, yo le digo al médico cubano que me da vergüenza que nosotros no tengamos ni siquiera una fábrica de antibióticos de alta tecnología. Es evidente que la mafia de los laboratorios, que sacó a Eduardo Samán, sigue haciendo de las suyas.

En materia de seguridad, tuvo que pasar una desgracia en un complejo habitacional para que apareciera la OLP. En un artículo mío llamado “Misión Vivienda pero sin violencia” del año 2012, ya lo advertía, sin embargo todo se trata de sentido común y sobre todo, compromiso real. De ninguna manera se está despreciando al desposeído, simplemente hay que darle las herramientas para que viva en un lugar digno, seguro y en paz.

Estamos en una era donde las computadoras deberían darnos información inmediata a temas como: antecedentes penales, condiciones socioeconómicas, nivel de educación, problemas de adicción de drogas, etc., y de esa forma conectarnos con la realidad circundante y anticipar soluciones a problemas sencillos de resolver, los cuales por no tenerse decisión y coraje de hacerlo, nos cuestan decenas y hasta miles de muertes.

Que yo sepa, hasta ahora no he leído ningún ensayo o tesis que hable del por qué de la delincuencia desatada. No entiendo, cómo si se ha dignificado a la clase pobre de una manera que jamás imaginé, con viviendas, salud, comida y capacidad de adquisición de bienes, continúe tan acentuada la violencia delincuencial. ¿Dónde está la propuesta al Presidente? ¿Habrá que esperar nuevamente que al presidente Maduro se le ocurra algo?

Y si hablamos del resto de los ministerios, vemos con asombro como el ministro de Planificación y Conocimiento ha dicho que se instalará un Comité de Seguimiento e Inversión, que evaluará e inspeccionará 300 obras mensuales. A estas alturas, después de haber pasado por seis cargos distintos y con seis años en el gobierno es cuando se le ocurre al ministro hacer eso. Hay un dicho que dice:”Si quieres que algo se arregle nombra un responsable, sino, nombra un comité”

Concluyo teniendo fe en nuestro pueblo, en que sepamos salir adelante a pesar de esta guerra económica inhumana y que el seis de diciembre, no nos dejemos llevar por el desaliento y sepamos dar un triunfo contundente, por Chávez, quien tanto nos dio y nos sigue dando y por el presidente Maduro que está fajado enfrentando esta canallada de la oligarquía.

Ni siquiera pensemos, a pesar de los errores, en no ir a votar, porque sería trágico, ya que el golpe parlamentario está a la vuelta de la esquina, estos miserables candidatos de la derecha sólo están detrás de un caos que los lleve al poder como sea, no hay ni la menor intención democrática en sus acciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2620 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social