El país de las fantasías

El pasado lunes 23 de octubre, me instalé pacientemente a escuchar al presidente Maduro, con la idea de que por fin hablaría de la ley del plan 50. Aquel que presentó un 7 de septiembre de este año (ya vamos para dos largos e interminables meses) y donde anunciaba una “fijación de los precios máximos de venta al público de 50 productos y servicios fundamentales del país” Esa ley le fue transferida a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), prácticamente como diciéndole: ahí les dejo eso, échenle pierna y arreglen la guerra económica.

El gabinete, ese que acompañó casi en su mayoría, no sólo al presidente Chávez, sino ahora al presidente Maduro, lo que ha dado es muestras de incompetencia e indolencia insuperables. Cuando el Presidente dijo que iban a asignarle a cada Estado unas zonas de cultivo, no pude menos que acordarme del ministro Ricardo Menéndez, cuando prometió que el satélite Miranda iba a reconocer zonas de cultivo (y me quedé esperando).

Ahora cito la página de Cuba Debate: “El satélite mostrará más de 300 imágenes a diario, según informó el ministro de Industrias, Ricardo Menéndez. “Cada una de estas imágenes pinta realidades. (…) Sabemos que el satélite está, reconociendo nuestros rostros y planificando nuestro futuro”, acotó” Eso fue el 17 de octubre de 2012. ¡Cómo suena a demagogia! ¿Verdad?

Volviendo al día de hoy, por lo visto tendremos que esperar a que asignen zonas de cultivo y luego comience la labor de siembra. Mientras tanto, uno va al mercado y encuentra de todo tipo de hortalizas, ¿será que esas hortalizas son cultivadas clandestinamente?, el pequeño problema radica en que no alcanza el dinero para comprarlas.
He oído decir a constituyentes, como la abogada María Alejandra Díaz, en su programa en VTV, llamado “Leyes del Pueblo”, cito: “el kilo de carne estaba a 30.000 bs y me enteré por la maquilladora que subió a 60.000 bs” Es decir que da la impresión de que en lo menos que piensan los constituyentes es en lo grave de la crisis económica, esta abogada no ha ido al pueblo, por lo visto. Basta estar en cualquier cola, hasta montarse en un autobús, y el tema principal es la especulación galopante y el bachaquerismo despiadado y abusivo.

Hay un país real, que está sufriendo una guerra económica inhumana, los muchachos se desmayan en los colegios, los adulto mayores y no tan mayores palidecen en las colas, mientras que el tema de fantasía es “bálsamo de estabilización”, “llegó la paz y con ella la prosperidad” y pare de contar.

Como decía el Comandante Chávez: “el reloj está haciendo, tic, tac, tic, tac.” Hay una bomba de tiempo y sigue la ANC y el gobierno nacional creyendo en fantasías, como CLAP navideño, ¡Ho, ho, ho!, llegó San Nicolás y olvidemos todas las promesas de por lo menos 5 artículos que nos alivien y nos den esperanza, de que se está trabajando de verdad.
Ya lo anuncié una vez y lo repito, el fascismo no perdona. ¿Qué están esperando?

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 890 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor